PODEMOS CONSULTARÁ A LAS BASES SOBRE LA MOCIÓN

Iglesias plantea a Sánchez un "Gobierno progresista" o elecciones inmediatas

La primera opción del partido pasa por que el PSOE trate de buscar apoyos para formar un Ejecutivo de progreso, pues entiende que no podrá gobernar con tan solo 84 diputados

Foto: Los líderes de Podemos, Pablo Iglesias (i), y del PSOE, Pedro Sánchez, se saludan durante una reunión mantenida con sus equipos en el Congreso el pasado año. (EFE)
Los líderes de Podemos, Pablo Iglesias (i), y del PSOE, Pedro Sánchez, se saludan durante una reunión mantenida con sus equipos en el Congreso el pasado año. (EFE)

Podemos prepara desde este fin de semana la convocatoria de una consulta a las bases para decidir el voto en la moción de censura contra Mariano Rajoy presentada por el PSOE, que se celebrará entre el jueves y el viernes de esta semana, aunque la dirección se inclina por apoyarla sin condiciones.

La primera opción del partido pasa por que el PSOE trate de buscar apoyos para formar un "Gobierno progresista", basado en un programa social de mínimos, pues entiende que no podrá gobernar sin acuerdos con tan solo 84 diputados y sin controlar ni la Mesa del Congreso ni el Senado. En caso contrario, y solo como segunda opción, entendiendo que los votos de ambas formaciones no suman, Podemos apuesta por que "se convoquen, en el menor tiempo posible, nuevas elecciones".

El secretario general, Pablo Iglesias, lamentaba esta mañana que el líder socialista no haya descolgado el teléfono para explicar su iniciativa ni haya respondido a los mensajes que le envió el pasado jueves, tras conocerse la sentencia del caso Gürtel, interesándose por la moción de censura. Con todo, ha reiterado su oferta para un acuerdo, ya sea formando un Gobierno conjunto o mediante un acuerdo de legislatura, "con un programa acordado centrado en la regeneración y el rescate social, que trate de convertir en leyes todas las iniciativas vetadas o bloqueadas por el PP". No se imponen condiciones, por tanto, en línea con la prioridad de la dirección.


La aritmética parlamentaria requiere que se unan otros grupos a la moción, pues la suma de PSOE y Unidos Podemos es insuficiente, por lo que Iglesias ha animado a que el Gobierno saliente de la moción de censura "debería iniciar un nuevo camino de diálogo para gestionar por vías democráticas el problema territorial". Un guiño a los partidos independentistas, pero también al PNV. "Si la moción va en serio, es necesario que este partido dialogue, explique sus propuestas y negocie con otros", ha concluido el líder de Podemos.

En cualquier caso, la última palabra, "como siempre en Podemos", la tendrán los inscritos de la formación, que podrán decidir a lo largo de esta semana. El calendario de la consulta todavía no está cerrado, aunque fuentes de la formación adelantan que "será esta semana, tan pronto como la cuestión técnica lo permita". Previsiblemente, a lo largo de este jueves, coincidiendo con la celebración del debate de la moción de censura, que se votará el viernes. La pregunta a la que podrán responder los inscritos será: "¿Apoyas que Podemos vote a favor de una moción de censura para echar al PP y a M. Rajoy del Gobierno?".

El pasado viernes, Iglesias se mostraba "convencido de que, dada la arimética parlamentaria, el PSOE tendrá que dialogar con mucha gente y llegar a acuerdos, pero nuestro sí para la moción ya lo tienen". Así, dejaba caer que para los socialistas sería más fácil un Gobierno de coalición que uno sostenido solo por 84 diputados, en referencia a los escaños con los que cuentan en el Congreso. Con todo, entendía que se trata de una decisión de Sánchez y evitaba exigir sillones.


La portavoz parlamentaria, Irene Montero, ha insistido en recalcar que la prioridad de su formación es "echar al PP de las instituciones", pero si finalmente no puede ser así, reclamarán que se convoquen elecciones cuanto antes, en línea con lo que ya está haciendo Ciudadanos. Para Montero, hay posibilidades de que la moción salga adelante e implante medidas de regeneración democrática y sociales, entre las que enumeró la subida del salario mínimo, la revalorización de las pensiones equiparándolas al IPC o la igualdad en los permisos de paternidad impersonales e instransferibles, así como establecer un diálogo con Cataluña para desencallar el conflicto territorial.

La formación deja ahora el balón en el tejado del PSOE, pendiente de que "tome la iniciativa" para iniciar un diálogo. Sin embargo, Montero ha reconocido que más allá de los contactos cotidianos entre ambos grupos parlamentarios en el Congreso, sobre la moción de censura no se ha producido ninguna conversación y tampoco se han realizado llamadas ni hay ninguna propuesta de reunión encima de la mesa.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
40 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios