fiesta de la rosa del pspv en torrent

El PSOE pide a Cs que aparque su "ansiedad demoscópica" y no "maree" con las elecciones

Ábalos subraya que "la única alternativa que tiene España", frente a un Gobierno "en agonía", es la moción, y recuerda a los naranjas que no pasa nada por esperar "unos meses" para las urnas

Foto: El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, y el presidente valenciano y líder del PSPV, Ximo Puig, se saludan este 27 de mayo en Torrent. (EFE)
El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, y el presidente valenciano y líder del PSPV, Ximo Puig, se saludan este 27 de mayo en Torrent. (EFE)

Para el PSOE, la moción de censura ya no es solo "la única alternativa" que tenía para responder a la inacción de Mariano Rajoy tras la sentencia de la primera época del caso Gürtel. Es ya la "única alternativa que tiene España", puesto que el PP ha dinamitado todas sus opciones de "seguir gobernando", al provocar el divorcio con su "socio", Ciudadanos, y dibujar a Pedro Sánchez prácticamente como el Leviatán. Inhabilitado como está el Ejecutivo, "en agonía", los socialistas entienden que no hay más salida, para devolver "estabilidad" al país, que la de apoyar su moción de censura, incluso para aquellos que quieren elecciones, como Ciudadanos, a los que piden que dejen de "marear" con ellas.

La dirección del PSOE está enfrascada en la explicación de su arriesgada iniciativa e intentando ganar apoyos, apretando al resto de fuerzas y planteándoles una sola pregunta: si están dispuestas a seguir "tolerando" que la corrupción siga campando a sus anchas. Es el argumento fuerza que empleó este domingo José Luis Ábalos, el hombre fuerte de la nomenclatura socialista, durante la Fiesta de la Rosa del PSPV en Torrent (Valencia). Es la idea con la que la dirección de Pedro Sánchez busca acorralar a los demás partidos. Porque después de que la Audiencia Nacional haya "certificado" que el PP ha funcionado desde 1989 como "un auténtico y eficaz sistema de corrupción institucional" "no hay mucho que hablar". Y menos cuando el propio fallo cuestiona la "credibilidad" del presidente del Gobierno.

"¿Cómo puede gobernar un partido así España?", se preguntó el secretario de Organización. Uno de los "fundamentos básicos" de la democracia, que es "esencial", es la "decencia", que ahora "se plantea como algo accesorio", criticó. "La primera respuesta que tenemos que dar como sociedad es si estamos dispuestos a tolerar que un Gobierno se sustente en una red de corrupción institucional. ¿Este país está dispuesto a convivir, permitir, tolerar un Gobierno fundamentado en la corrupción? Es la imagen de país que queremos?", inquirió. Porque si la respuesta es que sí, es que entonces "lo demás no vale nada, es la inmoralidad". Si la respuesta es negativa, "lo demás todo ya es cuestión de hablarlo, de poderse entender", aseguró, en un guiño implícito a Ciudadanos. Ábalos subrayó que frente a un Ejecutivo y un PP que, al no asumir "ninguna responsabilidad", quieren que se les "regale la impunidad", los socialistas han de "enorgullecerse" por haber tomado la iniciativa. Y aquellos "temerarios que hablan de una moción temeraria", subrayó, en referencia a los de Albert Rivera, en realidad es que son "cómplices de la corrupción".

El número tres reprocha a los que dicen que la moción de Sánchez es "temeraria" que realmente ellos son "cómplices de la corrupción"


La cúpula del PSOE, como ya contaba este diario, está muy molesta por los ataques del PP. Ayer sábado, su número tres, Fernando Martínez-Maíllo, calificaba a Sánchez como "el Judas de la política española", que pretende ser investido presidente con los que quieren "romper España" (los independentistas) y los "herederos del terrorismo" (EH Bildu). Los populares han atizado al principal partido de la oposición por generar inestabilidad. Ábalos se revolvió, y defendió desde Torrent que la moción de censura es un instrumento constitucional, y que además, como dice el texto de 1978, es "constructiva", porque comporta la obligación de formar un nuevo Gobierno. "Lo que es inestable es seguir como estamos", censuró el número tres. A su juicio, a los conservadores "les ha faltado un día para romper todos los juguetes, y de paso romper España", por lo que ya "nada puede ser igual".

"Nos han metido en la ingobernabilidad"

"Cuando a nuestro candidato le dicen que es el Judas de la política española, ¿yo tengo que hablar contigo ya mañana de algo?". Ábalos señaló que las palabras gruesas de Maíllo reflejan el "nivel de desesperación" de los populares, reflejan un "Gobierno totalmente abatido, política y moralmente acorraladado". "Sabemos que los coletazos de alguien en agonía hacen daño. Somos conscientes de lo que nos espera, lo sabemos. Pero han ido muy lejos. Si antes os decía que no teníamos otra alternativa más que esta, la moción —clamaba el secretario de Organización a los militantes y simpatizantes valencianos—, ahora os digo que quien no tiene otra alternativa es España, porque nos han metido directamente en la ingobernabilidad".

El PSOE se revuelve contra las duras palabras de Maíllo: "Con esas declaraciones, han finiquitado toda posibilidad de seguir gobernando, toda"

La razón, para Ábalos, es sencilla: si el socio de Mariano Rajoy (un socio "un poco raro"), Cs, le dice al presidente que rompe con él, y los populares pagan con ataques a Sánchez su "lealtad" en estos meses de crisis en Cataluña, "¿cómo piensan enfrentar los desafíos que dicen tener, cómo van a enfrentar el día a día desde esa soledad?". "Con esas declaraciones, han finiquitado toda posibilidad de seguir gobernando, toda. Por eso digo que la moción es la única alternativa que tiene España, no hay otra, incluso para los que quieren elecciones. No hay otra, que dejen de marear. No hay otro instrumento", sostuvo el dirigente, apelando directamente a Cs, el que ha exigido una moción puramente "instrumental", para convocar elecciones inmediatas, porque no quiere un Gobierno que dure "un cuarto de hora". Ábalos recordó a los naranjas que ni siquiera tienen números para defender su propia opción, pues con sus 32 diputados están a tres de los 35 que el reglamento del Congreso exige para registrar una moción. "Algunos están enfrentándose a la dura realidad", ironizó.

El PSOE pide a Cs que aparque su "ansiedad demoscópica" y no "maree" con las elecciones

El "mayor servicio", echar a Rajoy

Así que, ya que está sobre la mesa la "oportunidad de hacer algo por España", reclamó a Cs que se sume. Que "sacrifique un poquito su ansiedad demoscópica, que no pasa nada por esperar poquitos o algunos meses". Lo decía porque el compromiso del PSOE es ese, gobernar "unos meses" antes de disolver las Cortes y convocar nuevas generales. Pero eso no convence a Rivera, argumento que no convence a Ferraz: "Se les ve demasiado el plumero [a Cs] y no quieren hacer esta contribución por España". Sánchez, sentado en La Moncloa, quiere tramitar las leyes vetadas "sistemáticamente" por el Ejecutivo de Rajoy que suscitan consenso parlamentario, para apostar por la regeneración democrática, devolver la "pluralidad" a los medios públicos y organismos reguladores y "desmontar" la obra legislativa que "impuso" el PP y que el actual "Gobierno administrador" defiende a capa y espada.

Ábalos sostiene que aunque el PSOE no quiere "fumigar" a los separatistas, no va a "negociar nada" con ellos ni con ninguna fuerza

Los socialistas se dirigen, para que prospere su moción, a los "350 diputados constitucionales, a su responsabilidad", y no renuncian a contar con los apoyos de las formaciones independentistas. Porque "no van a fumigar a nadie que ostente esa condición". "En la responsabilidad de cada cual estará lo que tenga que hacer. Y como la situación es la que es, no queremos negociar nada, porque lo único que queremos es darle lo que le falta a este país, calidad democrática", insistió Ábalos, para apartar todas las prevenciones. Y también con ese fin reiteró que el PSOE seguirá "defendiendo la Constitución como hasta ahora", y no va a "cambiar nada" su discurso contra los separatistas.

El PSOE pide a Cs que aparque su "ansiedad demoscópica" y no "maree" con las elecciones

El número tres remachó que Sánchez no busca más que un objetivo: su "mayor contribución" y el "mayor servicio" que puede hacer al país es "acabar con un Gobierno inmoral". Y frente a la acusación de Rajoy de que Sánchez busca el poder "a toda costa", Ábalos replicó que no es así, que lo que quiere es dirigir el país "como establece la Constitución", a través de un instrumento natural como la moción de censura. "Y no por vías ilegales, con financiación ilegal, sentenciado por un juez —remató—. Eso sí es conseguir el poder por la vía ilegal, por la vía delictiva".

Una "obligación democrática, ética"

En la Fiesta de la Rosa en Torrent intervinieron el alcalde de la localidad valenciana, Jesús Ros; el secretario comarcal del partido, Andrés Campos, y la líder provincial del PSPV, Mercedes Caballero. Cerró el acto el 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, quien mostró su total apoyo a la estrategia federal. A los que están "haciendo cuentas" sobre los peligros que afronta el partido con esta moción de censura, les dice que "el riesgo es no hacer nada, mirar hacia otro lado". El candidato cuenta, aseguró el jefe del Consell, con el "acuerdo, el apoyo y el compromiso del PSPV a tope, al cien por cien", porque para completar el "cambio en la Comunidad Valenciana", los socialistas necesitan un "Gobierno cómplice en España".

Puig muestra su total respaldo a Sánchez en su iniciativa y le garantiza el "compromiso y el apoyo del PSPV a tope, al cien por cien" en su viaje

Puig, barón más próximo a Susana Díaz, no dejó ver ningún tipo de fisuras con el secretario general: "Lo que ha hecho Pedro Sánchez es lo que un partido decente tenía que hacer. Era nuestra obligación democrática, ética, lo que necesita España en estos momentos", y todo ello aplicando un discurso "elaborado, no basado en la crispación, ni en la demagogia, ni en el hígado". Así que los que preconizaban el "fin de las ideologías", como Cs, yerran. Cada uno puede ser de la ideología que quiera, sí, pero "lo que no se puede ser es un estafador, ni en la economía ni en la política".

El PSOE pide a Cs que aparque su "ansiedad demoscópica" y no "maree" con las elecciones

El 'president', como Ábalos, reconocieron el trabajo hecho por los socialistas en los años "muy difíciles" en los que el PP ocupaba las instituciones, también la Comunidad Valenciana. Ellos aguantaron contra viento y marea y denunciaron la corrupción de manera incansable, lucharon por la "honradez y la honestidad", elogiaron. Pero desde 2015 los socialistas están al frente de la Generalitat y de muchos ayuntamientos. Puig tiene la "certeza" de que los valencianos no quieren dar marcha atrás, ni volver a pasar "la vergüenza de unos Gobiernos deshonrados, que además han sido letales para las finanzas de la Generalitat y para los derechos de los ciudadanos".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
41 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios