el matrimonio pagará 50 millones de multa

La sentencia Gürtel remata al PP: valida la caja B y vaticina la 'vendetta' de Bárcenas

El tribunal marca el camino en la investigación reabierta en los 'papeles de Bárcenas'. La alta condena a la mujer del extesorero, 15 años de prisión, aviva los temores de una venganza

Foto: Mariano Rajoy, el día en que declaró en la Audiencia Nacional. (EFE)
Mariano Rajoy, el día en que declaró en la Audiencia Nacional. (EFE)

La sentencia de la pieza principal del caso Gürtel, hecha pública este jueves, carga dos torpedos que apuntan directamente a la línea de flotación de Génova 13. El primero porque valida claramente la caja B del PP y perjudica notoriamente la investigación que se está realizando en otra pieza del caso, los papeles de Bárcenas, reabierta tras los nuevos indicios que aparecieron precisamente en las declaraciones realizadas en el juicio. Y el segundo porque la condena de 15 años y un mes de prisión para la mujer del extesorero, Rosalía Iglesias, vaticina para muchos represalias por parte de Luis Bárcenas, que ya hizo llegar a la dirección del PP que confiaba en que la sentencia no perjudicara a su esposa, que puede entrar en prisión sin esperar a los recursos del Tribunal Supremo si así lo pide la Fiscalía.

De momento, el matrimonio estuvo reunido este jueves con sus abogados para analizar el texto, que condena también a 33 años y cuatro meses de prisión a Bárcenas. Según fuentes de su entorno, el extesorero y exgerente del PP se ha tomado la sentencia como un "chantaje" contra él. Sobre todo en lo referente a la importante condena que ha recibido su esposa. Una sentencia que persigue, según las mismas fuentes, provocar que Bárcenas decida vengarse y desvelar a la Justicia detalles sobre las finanzas del que fuera su partido durante años. Algo que de momento no va a ocurrir.

Bárcenas y su mujer van a recurrir ante el Tribunal Supremo. Y aunque él tiene asumido que va a volver a la cárcel (su condena de 33 años es muy alta), espera que su mujer no tenga que hacerlo mientras que el alto tribunal resuelve los recursos que presentarán varios de los condenados. Un proceso que se puede prolongar más de un año. Si Rosalía no ingresa mientras tanto en prisión, la pareja no va hacer ningún movimiento contra el PP. "De momento, le conviene no hacerlo", explican las mismas fuentes, que confían en sus recursos. En este punto, hay que destacar que la pareja no ha sido condenada por cohecho, sino por blanqueo, apropiación indebida, falsedad documental y delitos contra la Hacienda Pública. Según su abogado, Bárcenas no ha sido condenado por delitos de corrupción.

La verdad es que el temor a que Bárcenas tirase de la manta si la condena perjudicaba a su mujer siempre estuvo presente en el PP. Su ánimo y sus intenciones han ido cambiando a lo largo de la prolongada instrucción del caso Gürtel. Al principio lo negó todo, pero cuando el partido lo abandonó, confirmó todos los extremos, amenazó y acusó. Pero todo volvió a cambiar hace un par de años, cuando Bárcenas cambió otra vez de postura y retiró su acusación en el caso de la destrucción de sus ordenadores y empezó a utilizar eufemismos. La caja B pasó a llamarse "contabilidad extracontable". ¿Hubo pacto de no agresión entre el PP y Bárcenas hasta que saliera la sentencia? Todo parece indicar que sí.

El extesorero del PP Luis Bárcenas. (EFE)
El extesorero del PP Luis Bárcenas. (EFE)

La sentencia, de 1.687 folios, tiene muchos puntos que destacar. Otro es el lado económico. Luis Bárcenas ha sido condenado además a pagar una multa de 44,8 millones de euros. Su mujer tendrá que abonar 5,6 millones, a lo que hay que sumar otros 3,3 millones para la pareja en concepto de responsabilidad civil. El tribunal rechaza el argumento esgrimido por la defensa de Rosalía Iglesias de que carecía de los conocimientos necesarios como para llevar a cabo las actuaciones que se le imputaban, es decir, blanquear dinero y defraudar a Hacienda. Esa justificación, según la Sala de lo Penal, la relegaría "a poco más de un simple objeto, y esto no lo debe consentir el tribunal".

Las cinco esposas procesadas en este juicio han sido condenadas de una manera u otra. Rosalía Iglesias a 15 años de prisión y la ya exmujer de Francisco Correa, Carmen Rodríguez Quijano, a 14 años y ocho meses de cárcel. Teresa Gabarra, mujer del exconsejero Alberto López Viejo, ha sido condenada a cuatro años de prisión. Como partícipes a título lucrativo ha sido condenada la exministra Ana Mato (exmujer de Jesús Sepúlveda), que tendrá que pagar 27.857,53 euros por los viajes y otros servicios que Correa ofreció a su familia. También Gema Matamoros (mujer del exalcalde Guillermo Ortega), que tendrá que asumir junto a su marido la indemnización de 45.066 euros que ambos deberán pagar al Ayuntamiento de Majadahonda.

La reacción de Bárcenas es imprevisible. Lo que sí ensombrece el futuro judicial del PP (condenado en esta sentencia como partícipe a título lucrativo) son las contundentes referencias a la probada existencia de la caja B de los populares, una contabilidad paralela que no ha sido juzgada en este proceso. El tribunal habla de una "estructura financiera y contable paralela a la oficial, existente al menos desde el año 1989", año de fundación del PP. Una caja B que incluso reconoce el magistrado que ha emitido un voto particular, aunque con matices. "He admitido, como dicen mis compañeros, la existencia de esa contabilidad extracontable de la que habló Luis Bárcenas; incluso, a los efectos de lo que aquí interesa, no voy a cuestionar, como también mantienen, la procedencia ilícita de los fondos con que se pudo nutrir".

La sentencia puede ayudar a marcar el camino de la investigación que se está llevando a cabo en la pieza bautizada como los papeles de Bárcenas, que en su inicio comenzó instruyendo la contabilidad opaca del partido y que acabó simplemente procesando la reforma en negro de la sede de Génova. La pieza se desinfló, pero las declaraciones realizadas en este juicio la han reabierto. Los magistrados de la Sala de lo Penal señalan textualmente que comparten la visión de la Fiscalía, que rebate la veracidad de lo que declararon Mariano Rajoy y otros altos cargos del partido (como Javier Arenas y Pío García Escudero) cuando negaron en sede judicial la existencia de una caja B en el partido. "Se pone en cuestión la credibilidad de estos testigos, cuyo testimonio no aparece como suficientemente verosímil para rebatir la contundente prueba existente sobre la caja B del partido".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
36 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios