el coste de admitir la contabilidad en negro sería demasiado alto

El tribunal cuestiona la credibilidad de Mariano Rajoy al negar la caja B

Admitirlo supondría un reproche social para el Partido Popular, lo que tendría un coste demasiado alto, dice la resolución dictada por el tribunal en su sentencia

Foto: Mariano Rajoy, en el Congreso. (EFE)
Mariano Rajoy, en el Congreso. (EFE)

El tribunal del caso Gürtel cuestiona la credibilidad de Mariano Rajoy. En la misma sentencia en la que se condena al PP como partícipe a título lucrativo, los magistrados dudan de su versión y de la de otros cargos del partido cuando negaron de forma reiterada la existencia de una caja B de la formación. Los magistrados dicen textualmente que no se creen ni al presidente del Gobierno ni al resto de testigos, porque "su testimonio no aparece como suficientemente verosímil para rebatir la contundente prueba existente sobre la caja B del partido".

Pese a las negativas de Arenas, Álvarez Cascos, García Escudero y Rajoy, que han cuestionado la falta de credibilidad de dichos papeles y niegan la existencia de contabilidad en negro, los jueces consideran que el coste de reconocer haber recibido estas cantidades "es demasiado alto para el PP", en cuanto que "supondría reconocer la percepción de pagos opacos para la Hacienda Pública".

El tribunal cuestiona la credibilidad de Mariano Rajoy al negar la caja B

Aunque los pagos no son delictivos, agrega, "pudieran ser considerados por los testigos como merecedores de un reproche social", algo determinante para la formación. También, en caso de reconocer estas percepciones, "vendrían a admitir la existencia de una caja B en el seno de una formación política a la que pertenecen o han pertenecido", agregan. Por ello, se pone en cuestión la credibilidad de estos testigos, cuyo testimonio no aparece como suficientemente verosímil para rebatir la contundente prueba existente sobre los fondos paralelos del partido.

"En palabras del Ministerio Fiscal: no son suficientemente creíbles estos testigos para rebatir dicha contundente prueba. Es más, algunos de estos testigos, como Arenas o García Escudero, vinieron indirectamente incluso a confirmar algunos de los apuntes de la caja B. En concreto, en relación con una cena del año 2008 de Álvaro Lapuerta y de un regalo. Es decir, dieron detalles de lo que aparecía reflejado en este apunte de la caja B del partido", apuntala.

El 26 de julio del pasado año, Mariano Rajoy se vio obligado a sentarse ante el tribunal para declarar como testigo. En una jornada histórica, cuando por primera vez un presidente del Gobierno se veía en este trance, arrancó dejando claro que él "nunca" se ha ocupado "de cosas de contabilidad" ni de asuntos económicos. También negó haber recibido aportaciones en efectivo del partido, ni siquiera haber oído que existieran. "Si no recibía sobresueldos, ¿tampoco sobres?", le interrumpió el letrado de la acusación popular. "No parece un razonamiento muy brillante", respondió el líder del PP con su habitual sorna parlamentaria, un comentario que provocó murmullos y arrancó sonrisas a los asistentes.

"Como le he reiterado en varias ocasiones, desconozco el tema porque yo no llevaba asuntos económicos", repitió una y otra vez, también en respuesta a la fiscal Concepción Sabadell. "¿Quién daba explicaciones sobre las cuentas al comité ejecutivo?", le planteó entonces la representante del Ministerio Público, a lo que Rajoy respondió que era "el tesorero" el que lo hacía, pero que allí "se presentaban los presupuestos y las cuentas y nunca había debate, se aprobaban y ya está". "Jamás asistí a un debate sobre presupuestos en los 30 años que llevo en el comité ejecutivo del partido", añadió. El tribunal no da crédito a estas palabras, deja clara la resolución.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios