Podemos Euskadi pide referéndum pactado y plasmar el 'carácter nacional' en el estatuto
  1. España
la cámara vasca AVANZA EL FUTURO ESTATUTO

Podemos Euskadi pide referéndum pactado y plasmar el 'carácter nacional' en el estatuto

El preámbulo del estatuto será aprobado este miércoles solo por PNV y EH Bildu, mientras que el resto de fuerzas -Podemos, PSE y PP- rechazan una propuesta de claro tinte soberanista

placeholder Foto: El secretario general de Podemos Euskadi, Lander Martínez, en una rueda de prensa en Bilbao. (EFE)
El secretario general de Podemos Euskadi, Lander Martínez, en una rueda de prensa en Bilbao. (EFE)

Derecho a decidir mediante fórmulas bilaterales, acordadas con el Estado y dentro del marco jurídico, por un lado, y un futuro estatuto que reconozca en el primer artículo del título preliminar a Euskadi como "una comunidad plural con carácter nacional", por otro. La propuesta del grupo parlamentario Elkarrekin Podemos sobre autogobierno, cuyo debate se ha intensificado durante las últimas semanas en la cámara vasca, pasa por separar las discusiones sobre el nuevo estatuto y los instrumentos legales para definir la relación territorial. Estos últimos se basarían, según los últimos documentos presentados a la ponencia de autogobierno, en seguir el "ejemplo exitoso" de la Ley de Claridad en Canadá.

En el preámbulo de su propuesta de estatuto se reitera en el capítulo de definición de Euskadi que se trata de una "comunidad con carácter nacional", su tradición y derecho al autogobierno, su pluralidad, su lengua propia, sus valores (concretados en un pacto de convivencia, social y de igualdad), y sus vínculos con los territorios de Iparralde y Nafarroa, "en una realidad que se ha denominado Euskal Herria". Sobre esto último, en el punto siete del preámbulo se explicita que "la sociedad vasca manifiesta su predisposición a estrechar los vínculos lingüísticos, culturales, sociales, económicos e institucionales que le unen con la sociedad navarra y de Iparralde dede el respeto a la voluntad libre de la ciudadanía vasca".

En este mismo punto se se remarca que el hecho de que Euskadi se configure como "una comunidad con carácter nacional dentro del Estado" no supone "renuncia alguna a la posibilidad de actualizar este vínculo así como otros derechos partiendo de la voluntad de la ciudadanía vasca y de acuerdo con lo que establezca el ordenamiento jurídico". La lógica política en la que se inserta a Euskadi en el Estado respondería, según se añade, a que "la actual organización del Estado a nivel territorial es de facto asimétrica al existir diferentes tipos de comunidades autónomas".

El carácter social del estatuto atraviesa todo el articulado propuesto en el título preliminar y el preámbulo, reforzando el Estado de bienestar, el bien común, la convivencia, la pluralidad y la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, introduciendo dimensiones novedosas como la de los cuidados, fruto de las reivindicaciones del movimiento feminista. De este modo se busca blindar los derechos sociales, un ingreso mínimo o la creación de empleo decente. La transversalidad es otra de las señas de identidad que se desprenden del documento.

Los últimos documentos presentados por el grupo parlamentario de Podemos y sus formaciones aliadas (Ezker Anitza-IU y Equo-Berdeak) desliza en sus consideraciones previas las dudas sobre que todas las partes implicadas en la ponencia tengan una voluntad real de alcanzar el "máximo consenso posible entre diferentes" para "una mayoría amplia y plural de vascos y vascas", como se acordó en enero de 2017, cuando se constituyó dicha ponencia. Discrepancias, como las manifestadas ya en la discusión sobre el preámbulo, para las que exigen evitar "textos maximalistas en la propia concepción del país", priorizando el eje fundamental del acuerdo en lo social en lugar de en lo territorial-identitario.

"No es que sean dos ejes contrapuestos, es sencillamente la constatación de que poner todo el peso en el primero (en referencia al eje territorial-identitario) lo dificulta mucho más que si se opta por poner mayo énfasis en el segundo (en referencia al social)", según matiza el texto. Asimismo se recuerda la necesidad de "respetar el ordenamiento jurídico" en la reforma estatutaria, como se señalaba en el acuerdo de constitución de la ponencia, que tuvo el voto afirmativo de PNV, PSE y Elkarrim Podemos y la abstención de EH Bildu.

Solo PNV y Bildu sellan el preámbulo

El preámbulo del estatuto será aprobado este miércoles solo por PNV y EH Bildu, mientras que el resto de fuerzas -Podemos, PSE y PP- rechazarán la propuesta al considerar que no tiene encaje en el ordenamiento vigente. La formación de Pablo Iglesias emitirá además un voto particular al texto del preámbulo. El documento que nacionalistas y soberanistas aprobarán consta de ocho puntos en los que se incluyen conceptos como Euskal Herria, nación, derecho a decidir y relación bilateral con el Estado, según informa EFE. Elkarrekin Podemos, que en un principio reconoció que su posición no estaba lejos de los planteamientos del grupo nacionalista, constató a medida que avanzaba la negociación con los otros dos grupos "más puntos de disensos que de consensos". La coalición morada es partidaria además de un acuerdo "transversal" que incluya también a los socialistas. Por todo ello Podemos ha anunciado un voto particular.

El portavoz nacionalista, Joseba Egibar, ha dicho que entre los tres grupos había "una proximidad de posiciones" que "llevaba a pensar" en que Elkarrekin Podemos apoyaría el Preámbulo con "dos matizaciones" (en forma de votos particulares) y ha achacado el cambio de criterio de la coalición a "un cierto miedo escénico". Más duro ha sido Iker Casanova (EH Bildu) quien se ha confesado "decepcionado" por el desmarque de Elkarrekin Podemos, formación que a su juicio ha sentido "vértigo" y ha "retrocedido".

Euskadi Referéndum Canadá PNV Independencia Noticias de País Vasco Bildu Noticias de Podemos
El redactor recomienda