se atrinchera en la parroquia de entrevías

Willy Toledo desobedece su cita con el juez como investigado por "cagarse en Dios"

El magistrado lo había citado "con apercibimiento de que no comparecer ni alegar causa justa que se lo impida podrá decretarse su detención"

Foto: El actor Willy Toledo (d), junto a su colega Javier Bardem, durante la rueda de prensa. (EFE)
El actor Willy Toledo (d), junto a su colega Javier Bardem, durante la rueda de prensa. (EFE)

El actor Willy Toledo ha vuelto a desobedecer por segunda vez su cita con el juez como investigado por un presunto delito contra los sentimientos religiosos, tras haber expresado en las redes sociales "yo me cago en Dios y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María". Comentarios realizados como protesta hace un año por la apertura del juicio oral contra tres mujeres que en 2014 procesionaron una gran vagina en Sevilla. Así lo ha explicado el propio actor, califcándolo como "una crítica legítima dentro del legítimo derecho a la libertad de expresión". Asimismo recalcó que "no pretendía ofender a nadie" y ha añadido que siempre que uno emite expresiones, otro puede sentirse ofendido.

En lugar de acudir al Juzgado de Instrucción 11 de Madrid para declarar a las 11:30 se ha atrincherado en la parraquia San Carlos de Borromeo, en el vallecano barrio de Entrevías, donde ha dado una rueda de prensa junto a los también actores Javier Bardem, Alberto San Juan, Nathalie Poza o Leo Bassi. "Como no he cometido ningún delito no hay ningún motivo porque tenga que asistir a la citación judicial", concluyó, creyéndose "amparado por la Constitución. Para el actor Bardem, "se está poniendo en peligro la libertad de expresión" y "que se pueda penar nos lleva a la época del franquismo".

Recibidos con aplausos, el responsable de la parroquia ha afeado que "nadie puede ser perseguido por sus ideas, y menos por expresarlas públicamente". Como portavoz de la asamblea parroquial, ha recalcado que "desde el Evangelio se incluye la beligerencia contra aquello que sí creemos. Podemos discrepar en las formas, pero la autocrítica debe ser respetada y consentido", por lo que entiende que si se persiguen las opiniones "perdemos todos, los creyentes y la democracia".

Javier Bardem: "Se está poniendo en peligro la libertad de expresión y que se pueda penar nos lleva a la época del franquismo"

El magistrado lo había citado "con apercibimiento de que no comparecer ni alegar causa justa que se lo impida podrá decretarse su detención". Toledo ha optado por la desobediencia civil. Su abogado, Enrique Zulueta, ha explicado que confía en que la propia fiscalía solicite, sin más trámite, el archivo de las actuaciones, ya que "que una persona pueda perder la libertad por escribir una expresión, como mucho malsonante, porque el Estado considere que pudiera herir determinados sentimientos religiosos, es más propio de un sistema inquisitorial que de un sistema penal democrático". Zulueta también ha recordado que que este país es aconfesional desde 1978. El Código Penal está para proteger valores importantes en los que haya consenso social, y los sentimientos religiosos es obvio que no son uno de ellos".

Zulueta recordó que en 2004 se celebró una obra de teatro titulada "Me cago en Dios", contra la que también se puso una querella que fue desstimada por un juzgado de instrucción. "Algo funciona mal en este país cuando en un post de Facebook o un tuit se emite esta misma expresión y una persona es encausada". El abogado ha arremetido también contra la Fiscalía por odernar la investigación de todas las opiniones del actor vertidas en las redes sociales: "Esto es 1984 de Orwell", lamentó, añadiendo que el Código Penal no debe estar para defender sentimientos, "algo tan interpretable y en defensa de una parte de la población en prejucio de otro".

"Están utilizando el Código Penal para preseguir la libertad de pensamiento, y no podemos quedarnos callados", ha añadido, para acabar, visiblemente emocionado, defendiendo que cualquiera pueda decir lo que piensa, "incluso si no estamos de acuerdo". Finalmente, Toledo no ha tenido que permanecer atrincherado a la espera de su detención porque la declaración judicial prevista para hoy se ha visto aplazada hasta el 28 de junio por la huelga de jueces.

Toledo no ha tenido que permanecer atrincherado a la espera de su detención, pues su declaración se ha aplazado al 28 de junio por la huelga de jueces

El propio investigado ya advirtió que no acudiría a su citación para no participar en una "farsa" y que tendrían que detenerlo. El actor también ha estado acompañado por el teólogo católico Benjamín Forcano, el cura responsable del centro pastoral San Carlos Borromeo, la profesora en Filosofía del Derechos de la Universidad Carlos III María Eugenia Palop y la abogada y profesora de Derecho Penal Isabel Elbal. Esta última afirmó que Toledo es "víctima de una persecución" y de un delito heredado del franquismo, recordando que la última sentencia por blasfemar se produjo el 31 de marzo de 1979.

Por último, Elbal ha pedido solidaridad ante este gesto de desobediencia civil porque "no debemos tolerar" que se tenga que "pedir permiso para ejercer derechos humanos, en este caso de libertad de expresión". Palabras que fueron interrumpidas al grito de "libertad de expresión" por aquellos que acudieron a secundar la protesta del actor, tratando así de hacerla "colectiva". El teólogo Benjamín Forcano ha arropado al actor y se ha mostrado “solidario” con él, “aún sin conocerlo”, en defensa de la libertad de expresión y contra la utilización de la religión para perseguirla. Como señal de adhesión remató su intervención gritando 'viva el coño insumiso'.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios