torra abre un nuevo periodo

Los 'mossos españolistas' piden a Rajoy que no los deje solos porque temen represalias

Los 200 agentes autonómicos que reclaman al Gobierno poder pasar a la Policía Nacional consideran que están ante una objeción de conciencia: "Yo me hice policía para cumplir la ley"

Foto: Quim Torra, presidente de la Generalitat, sale del Parlament ante los 'mossos' de gala el pasado 14 de mayo. (EFE)
Quim Torra, presidente de la Generalitat, sale del Parlament ante los 'mossos' de gala el pasado 14 de mayo. (EFE)

Un portavoz del denominado Colectivo Pasarela, el grupo formado por más de 200 'mossos' que reclaman al Gobierno poder pasar a la Policía Nacional, ha dado la voz de alarma ante El Confidencial. El agente, que prefiere mantenerse en el anonimato por temor a sufrir represalias, aseguró que si Moncloa no sigue de cerca las decisiones que ahora comienza a tomar el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y vigila si debe seguir aplicando el artículo 155 de la Constitución española, los que saldrán peor parados serán los policías autonómicos.

"Lo que no pueden hacer es dejarnos solos; si no los supervisan, muchos agentes van a caer", aventura el mencionado representante del grupo de funcionarios, que prevé una nueva lluvia de sanciones a quienes no obedezcan a ciegas a los nuevos mandos que ponga el futuro Govern. "Habrá muchas repercusiones, porque ellos te expedientan y te comes ese expediente", sentencia el portavoz del colectivo, que el pasado miércoles se reunió con representantes de la comisión de Interior del Partido Popular en el Congreso y que también ha mantenido encuentros con Ciudadanos. "Ambos dicen que nos comprenden, pero también que no es fácil regular la pasarela a las fuerzas de seguridad", añade el 'mosso', visiblemente preocupado por la posible vuelta a la situación previa al 155.

"Esto en realidad es una objeción de conciencia; tu jefe te dice que no cumplas la ley, pero yo me hice poli precisamente para cumplirla", subraya el agente, con mucho cuidado de no revelar dato alguno que permita a su entorno identificarle. "Estoy seguro de que nos van a volver a poner en la misma tesitura, porque van a intentar caminar de nuevo sobre la delgada línea de la ilegalidad, como han hecho hasta ahora", agrega el 'mosso'. "Alquien que manifiesta que no va a cumplir con la legalidad, cómo va a dirigir la policía", se pregunta el portavoz del colectivo, quien insiste en destacar cuál es su cometido. "Yo soy policía y la policía cumple la ley", reitera.

El agente defiende que el Ministerio del Interior regule por fin la pasarela que contempla la Ley de Personal de la Policía Nacional con el fin de que los 'mossos' que lo soliciten puedan acceder a la corporación. Quieren de este modo poder acceder a plazas en todo el territorio nacional y alegan que tienen derecho a ello por el principio de libertad de movimiento por todo el territorio nacional. Argumentan además que en ocasiones sus familias se encuentran a cientos de kilómetros y que deben poder acercarse a ellas.

El portavoz del colectivo entiende que el clima tras la entrada de Quim Torra puede parecerse al que había antes de la aplicación del 155, aunque matiza que no cree que sea tan explícito, sino algo más sibilino. "Supongo que los jefes no serán como Josep Lluís Trapero, serán más cautos, porque saben lo que les puede pasar, que pueden ser investigados por delitos muy graves", sostiene el representante de estos más de 200 'mossos'. Asegura también, sin embargo, que algunos mandos que fueron desplazados con la aplicación del 155 ya están jactándose de que pueden volver.

Este jueves, de momento, el nuevo presidente de la Generalitat vetó la presencia del Gobierno central a su toma de posesión. Negó que asistieran ni la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, ni el secretario de Estado para las Administraciones Territoriales, Roberto Bermúdez de Castro, máximos responsables del poder político en Cataluña tras la entrada en vigor del artículo 155. De hecho, ningún representante del Gobierno de España acudió a la cita, según fuentes de Moncloa, porque "desde la Generalitat" han intentado poner al Ejecutivo al nivel de una delegación gubernamental, cosa que no ha sido aceptada por Rajoy. "El Gobierno considera que el modelo de acto organizado por la Generalitat degrada la propia dignidad de la institución", insisten las mismas fuentes.

Una vez tomen posesión todos los 'consellers' que nombre Torra, el Gobierno central levantará la vigencia del 155 y la Generalitat recuperará su autogobierno. No así la intervención económica que ordenó el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que continuará mientras siga viva la desconfianza institucional entre ambas partes. En cualquier caso, si el clima de tensión prosigue —cosa perfectamente posible con Torra al frente—, tampoco es descartable que vuelva a aplicarse el 155.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
39 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios