se identifica con la secretaria judicial que huyó por un tejado

El juez Llarena denuncia acoso a su persona: "Me miran en cada esquina"

Evidencia en un interrogatorio su malestar por la persecución que sufre a consecuencia de la instrucción del procedimiento contra el Govern

Foto: El magistrado del Supremo Pablo Llarena. (EFE)
El magistrado del Supremo Pablo Llarena. (EFE)

El juez Pablo Llarena ha evidenciado este miércoles, en uno de los interrogatorios previstos en el Tribunal Supremo en la causa sobre el desarrollo del 'procés', su malestar por el acoso que sufre a consecuencia de la instrucción del procedimiento contra el Govern que lideraba Carles Puigdemont. El magistrado ha amparado ofrecer protección a la secretaria judicial del Juzgado 13 de Barcelona -que tuvo que salir por el tejado de la Consellería de Economía durante los registros de la operación Anubis- y ha expresado que se identifica con la necesidad de quedar a resguardo de los ataques de un determinado sector ideológico. Respecto al riesgo de persecución ha indicado: "Yo también lo sufro. Me miran siete veces en cada esquina".

La comparecencia prevista para la jornada de este miércoles ha sido accidentada. La secretaria judicial fue citada a petición de la defensa de Oriol Junqueras y Raül Romeva para que declarara como testigo. Ya había relatado anteriormente aquellos hechos ante el Juzgado 13 de Barcelona. Entonces se refirió a la jornada del pasado 20 de septiembre, cuando participó en el registro de la Consellería, asegurando que "jamás" había sentido "mayor vergüenza y humillación" que aquel día, cuando tuvo que "escapar cual delincuente" trepando por la azotea, ante su "absoluto abandono".

El Ministerio Público advirtió la semana pasada mediante un escrito dirigido al magistrado de la conveniencia de que la declaración reclamada se realizara de forma reservada para proteger su identidad y ponerla a resguardo de posibles represalias. El Juzgado 13 fue objeto de amenazas tras aquella operación policial y, por ejemplo, apareció una mañana sembrado de claveles en protesta por los arrestos.

Las defensas se oponían a que la secretaria judicial declarara tras un biombo y sin grabación del contenido de su declaración y ha sido el juez el que ha decidido concederle el estatus de testigo protegida. Ha verbalizado que entiende el riesgo que supone que su identidad trascienda en un momento tan convulso, en el que se expone a ataques contra su persona e incluso su patrimonio.

A la vista de la decisión, las defensas en pleno han rechazado que el interrogatorio se llevara a cabo al considerar que el formato elegido no se ajustaba ya a lo que ellos reclamaban. Fuentes cercanas a los acusados han trasmitido su malestar y destacado que la iniciativa pone de nuevo de manifiesto, como ya ha sucedido en el pasado, que el juez actúa a favor de una de las partes del procedimiento.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
67 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios