El exJemad Julio Rodríguez confiesa su admiración por Letizia y carga contra el Rey
  1. España
testimonio del general de podemos

El exJemad Julio Rodríguez confiesa su admiración por Letizia y carga contra el Rey

El que fuera jefe de Estado Mayor de Defensa con Zapatero defiende el papel de la Reina al "abrir al mundo" al Rey, mientras critica de este su conservadurismo y su nulo afán modernizador

placeholder Foto: El exJemad Julio Rodríguez, en la sede de Podemos el pasado mes de diciembre tras ser elegido en primarias secretario general municipal en Madrid. (EFE)
El exJemad Julio Rodríguez, en la sede de Podemos el pasado mes de diciembre tras ser elegido en primarias secretario general municipal en Madrid. (EFE)

Julito el rojo, Trotski, el hijo del Fuciño... Quien fuera jefe de Estado Mayor de Defensa bajo la presidencia de Zapatero, Julio Rodríguez, hoy en la dirección de Podemos, ha tenido varios apodos, más o menos acertados o jocosos, no pocos detractores dentro de las fuerzas armadas y una vida digna de biografía. Precisamente, este vacío ha tratado de rellenarlo la editorial Península, que acaba de publicar 'Mi patria es la gente. El testimonio del general de Podemos'. El exJemad se desnuda a lo largo de 350 páginas, que se convierten en una historia de vida centrada en el compromiso político y que repasan desde una óptica inusual los momentos más importantes de la historia reciente del país, desde el tardofranquismo hasta nuestros días.

Hijo de un militar franquista confeso, nunca se caracterizó por callarse nada, tampoco en los cuarteles, donde su barba, que recordaba al Che Guevara en los años sesenta, fue una de sus primeras manifestaciones públicas de rebeldía. En las páginas del libro tampoco se calla nada, sin dejar de lado ninguna cuestión: desde el conflicto catalán hasta su labor al frente de operaciones militares, pasando por la corrupción en el ejército: "Podría dar nombres de muchas empresas de armamento en cuyos organigramas hay colocados hijos de altos cargos militares".

Foto: El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique (i), conversa con Íñigo Errejón (d) y la portavoz del Gobierno municipal de Madrid, Rita Maestre (c), antes de la última reunión del grupo Rumbo 2020. (EFE)

La monarquía tampoco se libra, y supone uno de los capítulos en que más quedan al aire las intimidades de la familia real, con unas reflexiones que desgranan una curiosa simbiosis entre personalidad e ideología, revelando aspectos inéditos de los monarcas. En el capítulo 'Letizia y los Borbones, de cerca', Julio Rodríguez muestra su admiración por la reina Letizia, a quien destaca como "una de las personalidades que más me han sorprendido al tratarlas en persona", "por la cercanía que mostró conmigo en todo momento y por lo que contrastaba esa forma de expresarse con el papel que representaba", en un momento en el que era princesa de Asturias.

Rodríguez se plantea si esa impresión se debió a que cuando la conoció "aún conservaba la frescura de quien había aterrizado hacía poco en la corte y no había perdido todavía la mirada franca de la calle". Tampoco descarta que se debiese a un simple brote de simpatía, "como cuando en una reunión coincides con alguien con quien sientes que puedes tener confianza, relajarte y bajar la guardia". Con todo, argulle que siempre que coincidió con ella, habitualmente en actos oficiales recargados de pomposidad institucional y cortesana, "se dirigió a mí con la cercanía de una amiga e incluso con la íntima implicación de un confidente". Ya fuese porque ante la liturgia ambos se sentían igual de marcianos, y ambos eran conscientes de ello, o porque solo necesitase una persona con la que desahogarse, Julio Rodríguez fue habitualmente su "receptor".

placeholder El secretario general de Podemos en la ciudad de Madrid, Julio Rodríguez, posa junto a su libro. (EFE)
El secretario general de Podemos en la ciudad de Madrid, Julio Rodríguez, posa junto a su libro. (EFE)

De la Letizia de por aquel entonces destaca "la llaneza y confianza con que me habló acerca de cuestiones humanas y cortesanas, como la educación de sus hijas o su relación personal con algunos de los nombres más destacables de la Corona". Y prosigue: "Más que la mujer del heredero del trono monárquico de mi país, su familiaridad al hablarme de la chica que había contratado para que jugara en inglés con sus hijas y su interés por conocer cómo andaba la mía en los estudios me hacía sentir que estaba en presencia de la madre de alguna compañera del colegio de mi hija". Su cercanía en estas ocasiones le brindó alguna anécdota curiosa, como una ocasión en la que estuvo tanto tiempo charlando con él que en un momento dado Letizia le dijo que el rey Juan Carlos los estaba mirando. "Verás cómo luego te pregunta de qué hemos estado hablando tanto tiempo juntos", añadió.

EsteexJemad que optó por abandonar una plácida vida y sus comodidades económicas para colaborar con Podemos, y que apuesta por que la jefatura del Estado se decida mediante referéndum, defiende que la actual imagen de la Reina es "bastante positiva". La considera más cercana a la realidad del país que la mayoría de miembros de la corte y tiene la impresión de que "ha ejercido mucha más influencia en el rey Felipe de lo que sospecha la mayoría de la población".

placeholder Don Juan Carlos, en 2009, junto al entonces jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), el general José Julio Rodríguez. (EFE)
Don Juan Carlos, en 2009, junto al entonces jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), el general José Julio Rodríguez. (EFE)

Al rey Felipe VI lo tilda, en cambio, de "persona muy conservadora". Al contrario del papel que habría ejercido su madre, "con quien siempre se sintió muy identificado", la actual Reina fue quien lo abrió al mundo, afirma Rodríguez. Le reprocha además que desaprovechase la ocasión para acercar la Corona a la vida civil y modernizar sus estructuras.

Sobre el rey Juan Carlos, destaca su afición a "aprovechar su simpatía natural para tramar entre bambalinas, recabar informaciones discretamente y ejercer oscuras influencias". Añade en este sentido que nunca pecó del "entre tú y yo, Julio", que le dejaba caer el monarca. Sobre su abdicación, afirma que "muy mal debió ver la situación", pues se muestra convencido de que "habría querido morir en la cama siendo rey". Al Rey emérito le achaca el excesivo oscurantismo de su trayectoria para explicar el desprestigio de la Corona durante los últimos meses de reinado. "Él no se volvió un mujeriego ni un cazador de elefantes de la noche a la mañana, solo que de esto no se hablaba antes", apunta. "Solamente que perdió la protección de la que gozaba", concluye, "y todo salió a la luz de repente".

Noticias de Podemos Fuerzas Armadas Reina Letizia Monarquía Rey Don Juan Carlos Familia Real Española Rey Felipe VI
El redactor recomienda