Es noticia
Menú
Cs intenta mantener abierto el debate sobre Cataluña y el PP ve inminente la investidura
  1. España
recta final para salir del bloqueo institucional

Cs intenta mantener abierto el debate sobre Cataluña y el PP ve inminente la investidura

Diputados independentistas ven probable que Puigdemont anuncie el viernes su retirada para que la próxima semana se produzca el debate en el Parlament

Foto: El líder de Cs, Albert Rivera, durante su intervención en la sesión de control al Gobierno en el Congreso. (EFE)
El líder de Cs, Albert Rivera, durante su intervención en la sesión de control al Gobierno en el Congreso. (EFE)

Los dos asuntos que más suben en la preocupación de los españoles según el CIS son la corrupción y Cataluña. Y los dos, precisamente, son los temas sobre los que apoya Ciudadanos su ascenso y sobre los que se construyen el discurso y la estrategia del partido de Albert Rivera.

Sobre la corrupción, para insistir en la idea de la regeneración, con cabezas política cobradas como la de Cristina Cifuentes, y sobre Cataluña, para en lo posible mantener en el foco del debate la política territorial, lo que provoca la preocupación del Gobierno sobre la presión de Rivera para dificultar la reapertura del diálogo institucional entre La Moncloa y la Generalitat que el Ejecutivo da por conveniente y necesario.

Fuentes de Ciudadanos admiten su interés en esos dos ejes, concretado uno de ellos en la victoria electoral de Inés Arrimadas en las elecciones de diciembre, y en la tensión entre Rivera y Mariano Rajoy en el pleno del Congreso a cuenta de la aplicación del artículo 155.

Rivera rompe con Rajoy por el 155

Y fuentes del PP muestran su interés por superar la etapa de bloqueo en Cataluña, con un nuevo Govern sin tacha en ningún procedimiento penal y la retirada del artículo 155 en Cataluña. Esos pasos facilitarían el avance de la legislatura, con el voto del PNV en junio a los Presupuestos Generales del Estado para 2018. La sospecha del Gobierno es que Ciudadanos se encuentra más cómodo en el debate territorial y, por eso, intenta mantenerlo vivo, incluyendo asuntos como la educación en Cataluña o TV3.

La ventaja, explica el Gobierno, es que no hay ninguna decisión próxima que tomar sobre el 155 y, por tanto, la retirada de apoyo anunciada por Rivera carece de valor alguno. Rajoy, a instancias de Pedro Sánchez, ya renunció a abrir el asunto de la lengua y la educación en Cataluña bajo el paraguas del 155. Y al presidente del Gobierno le preocupa más tener el respaldo del PSOE en Cataluña que el de Rivera, entre otras cosas porque rivaliza con Ciudadanos en la comunidad y, además, el partido naranja es irrelevante en el Senado, que es donde se gestiona el 155. Lo que sí hace Ciudadanos es llenar el vacío de oposición que deja Sánchez en el Congreso.

Además, el Gobierno da por hecho que la próxima semana puede haber investidura en el Parlament, y para eso ha tomado decisiones que lo favorezcan. En esto coincide con diputados de ERC y del PDeCAT, que consideran que este mismo viernes Carles Puigdemont puede anunciar que da un paso a un lado para que entre el 14 y el 16 se produzca al fin la investidura. Explican que el 'expresident' maneja una terna de candidatos entre los que incluyen a Elsa Artadi, Josep Costa y Albert Batet.

Foto: El presidente del Parlament, Roger Torrent. (EFE)

El Gobierno ha evitado recurrir la delegación de voto de Puigdemont, porque la sola presentación del recurso hubiera suspendido la decisión de la Mesa del Parlament y hubiera dejado en el aire la investidura de un 'president' sin lastre judicial. Ciudadanos sí ha recurrido, pero sin capacidad para suspender la decisión.

Rajoy sí ha recurrido y forzado la suspensión por el Tribunal Constitucional de la reforma de la Ley de Presidencia que permitía la investidura de Puigdemont. Y el Gobierno ha evitado maniobras posibles, como no publicar la norma en el boletín de la Generalitat, que está ahora bajo su competencia por el 155. Es decir, se ha dado la contradicción de que el acto de publicar la norma lleva la firma de Rajoy por sus función de responsable provisional de la Generalitat y, a la vez, el recurso lleva también su firma. Esas actuaciones son bien vistas por los independentistas del PDeCAT y de ERC porque favorecen una salida del bucle.

Foto: Pleno del Parlament con lazos amarillos en los asientos de los diputados huidos o encarcelados. (EFE)

También coinciden en buscar una nueva etapa que recupere el diálogo institucional. No obstante, la posición de Ciudadanos provoca dudas y malestar en el Gobierno, porque podría dificultar ese proceso para recuperar las relaciones entre La Moncloa y la Generalitat con un nuevo Govern. Pere Aragonès, probable futuro vicepresidente de la Generalitat y responsable de ERC, pretende recuperar esa relación y es visto como posible interlocutor por el Gobierno de Rajoy.

Ese plan del Gobierno y de ERC tiene el paradójico riesgo de que el juez Pablo Llarena lo interfiera: si suspende a los diputados presos y fugados antes de la investidura, sería necesario que abandonaran los escaños porque el soberanismo perdería la mayoría en el Parlament. El otro factor que lo alteraría sería una decisión del tribunal alemán sobre la euroorden de Puigdemont.

Los dos asuntos que más suben en la preocupación de los españoles según el CIS son la corrupción y Cataluña. Y los dos, precisamente, son los temas sobre los que apoya Ciudadanos su ascenso y sobre los que se construyen el discurso y la estrategia del partido de Albert Rivera.

Cataluña Ciudadanos
El redactor recomienda