el estudio permitirá establecer conclusiones cuando esté acabado

"Me lanzó al suelo e intentó violarme": las zonas críticas del acoso sexual en Madrid

La ONG Plan Internacional ha creado una página web en donde las jóvenes identifican y comparten los espacios públicos donde se sienten incómodas e inseguras en la ciudad de Madrid

Foto: Manifestación feminista en protesta por la sentencia de La Manada. (EFE)
Manifestación feminista en protesta por la sentencia de La Manada. (EFE)

"¿Dónde vas tan sola?", "eh, ven aquí" u "oye, qué buena estás". Estas son algunas de las muchas frases que cualquier mujer puede escuchar mientras va por Madrid. Da igual que sea martes o sábado. El acoso no entiende de días de la semana ni horarios. Y cualquiera se cree con el derecho de decir lo que se le pasa por la cabeza en voz alta. Pero ya no solo eso. Persecuciones y tocamientos acompañan muchas veces a piropos que para las piropeadas no son más que comentarios lascivos que apuntalan aún más una realidad: las mujeres sufrimos acoso sexual en la calles de nuestra propia ciudad. Y no es ninguna invención.

Puntos inseguros en Madrid. (Free to be)
Puntos inseguros en Madrid. (Free to be)

Para hacer más visible esta situación, la ONG Plan Internacional, que vela por la infancia y la educación de niños y niñas, ha puesto en marcha una iniciativa en cinco ciudades del mundo —Madrid, Lima, Sídney, Delhi (India) y Kampala (India)— en que las mujeres que se han sentido acosadas pueden colocar en un mapa el lugar o lugares donde han vivido este tipo de situaciones. Y Madrid capital ya acumula más de 300 puntos calificados de "inseguros". Se trata de Free to be (libre para ser yo), una página web en la que jóvenes identifican y comparten los espacios públicos donde se sienten incómodas e inseguras o contentas y seguras, dándoles así poder para que denuncien experiencias de inseguridad e identifiquen geográficamente espacios donde deben hacerse cambios. La herramienta permitirá, después de que los investigadores analicen los datos, llegar a conclusiones sobre cómo construir ciudades más seguras para las jóvenes.

Lavapiés, Malasaña y Chueca, en pleno centro de Madrid, son las tres zonas que más puntos de esta categoría acumulan hasta el momento, aunque en casi todos los barrios de la capital hay ya algún caso de acoso. "Siempre hay cuatro o cinco hombres con aspecto de haber consumido sustancias o estar distribuyéndolas que te observan lascivamente, gritan e incluso te persiguen. Una vez, aun viendo a la policía en la plaza de al lado y yo ir hablando por teléfono con mi pareja por miedo, uno de ellos empezó a perseguirme. No he vuelto a pasar. Y mis amigas del barrio tampoco". Esto le ocurrió a una joven en la calle Sombrerete de Madrid. Esta es una zona en la que, si observamos el mapa, se concentran al menos 12 puntos inseguros en torno a la parada de metro de Lavapiés.

"Sacó el brazo y me dio un azote"

Comentario en Free to be.
Comentario en Free to be.

Hay quienes colocan un punto 'inseguro' en el mapa y no añaden un comentario, aunque la mayoría sí lo incorporan. En la calle Hortaleza, una joven y sus amigas relatan que fueron a un pub "dirigido a un público mayormente homosexual" para evitar que "nos acosasen los tíos". Pero el plan parece que no funcionó, ya que "fuimos acosadas por tres hombres heterosexuales y dos supuestamente gais". "Sentimos miedo y nos fuimos antes", dicen en el comentario. A solo unos metros de allí, en Fuencarral, otra mujer alerta de que hay "hombres acosando por las noches, tuve que agarrarme del brazo de una desconocida", mientras que en la calle Puebla, también en esa misma zona, un grupo de mujeres fue acosado durante toda la noche por distintos grupos de hombres. "Pese a nuestras negativas, lo único que conseguimos fue que nos tiraran una copa a la cara de una de nosotras y que, más tarde, nos escupieran por la espalda cuando ya nos marchábamos".

Comentario en Free to be.
Comentario en Free to be.

Sin embargo, hay situaciones que van más allá del insulto. "Un hombre me agarró del brazo y me pidió una mamada", relata otra de las jóvenes que han participado en esta red de lugares inseguros de Madrid. Ocurrió en la calle La Palma, muy cerca de la plaza del Dos de Mayo, en el corazón de Malasaña. Otra cuenta que, al lado de la Gran Vía, mientras esperaba a entrar a una sala de conciertos, un hombre sacó el brazo por la ventanilla del coche y "me dio un azote".

"Me lanzó al suelo e intentó violarme"

Una de la historias que más se repiten es la de la persecución. Muchas son las mujeres que en el trayecto de regreso a casa llevan el móvil en la mano y que, una vez llegan, envían un mensaje a su grupo de amigos o familiares para decirles que han llegado sanas y salvas. Sin embargo, en el camino hay quienes se encuentran a un hombre que las persigue incluso hasta el portal. Este es el caso que relata una joven en la calle del Doctor Federico Rubio y Galí, en el barrio de Tetuán. "Sentía que alguien me estaba siguiendo, pero no quería mirar atrás porque no quería ser paranoica. Cuando llegué a mi portal, vi reflejado a un hombre, me giré y le miré desde dentro del portal. Me estaba mirando fijamente y empezó a morderse el labio", relata en el comentario.

Comentario en Free to be.
Comentario en Free to be.

Pero si miramos con mayor detenimiento los puntos inseguros, hay incluso intentos de violación ​y detenciones. "Un hombre vino corriendo detrás de mí, me agarró, me lanzó al suelo e intentó violarme. Meses después le detuvieron gracias a mi identificación y a la de otras cuatro mujeres", cuenta una mujer, que sitúa lo ocurrido en la calle General Asensio Cabanillas, a pocos metros del metro Guzmán el Bueno y de varios centros educativos.

Cómo compartir tu testimonio

Participar en esta red de puntos seguros e inseguros es muy sencillo. Lo primero que hay que hacer es ubicar en el mapa el sitio donde tuvo lugar el suceso. Después, elegir si la experiencia es buena y mala y describir lo ocurrido en 350 caracteres.

Cuantos más datos se ofrezcan, mucho mejor: desde la hora en que sucedió hasta si ocurrió en el transporte público, en la calle o al regresar del trabajo o del colegio. Si la mujer acosada es menor de 18 años, debe pedir permiso a sus padres o tutor legal para participar en esta iniciativa.

Es preferible, además, explicar si durante lo ocurrido existió algún tipo de discriminación por género, religión, etnia, discapacidad o LGBTQ, y qué ocurrió después. Es decir, si desde que se sufrió acoso ya no has regresado a ese lugar, si evitas ir sola o informaste a las autoridades y estas hicieron o no algo al respecto.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios