espinosa de los monteros es consejero de la firma textil

El Tribunal de Cuentas critica facturas irregulares de Marca España a Inditex

El alto comisionado, Carlos Espinosa de los Monteros, firmó un convenio con la firma gallega para financiar actividades. La facturación "no se adecúa a la normativa presupuestaria"

Foto: Carlos Espinosa de los Monteros. (EFE)
Carlos Espinosa de los Monteros. (EFE)

El Tribunal de Cuentas afea la falta de transparencia que rige las actuaciones de la oficina Marca España, una institución creada en junio de 2012 con el objetivo de mejorar la imagen del país en el extranjero. Esa opacidad la lidera su máximo representante, el alto comisionado del Gobierno para la Marca España (ACME), Carlos Espinosa de los Monteros, que firmó un convenio de colaboración con una empresa privada, Inditex, de la que es vocal asesor y accionista. En su último informe de fiscalización, al que ha tenido acceso El Confidencial, el Tribunal de Cuentas critica que el currículo de Espinosa de los Monteros que se puede ver en la web de transparencia del Gobierno no coincide con la información que ha conocido el órgano fiscalizador, por ejemplo, que el alto comisionado es consejero de Inditex. Y lo que es más grave, que existe un sistema de facturación con esta empresa "que no se adecúa a la normativa presupuestaria".

Marca España, impulsada en su día por el ministro José Manuel García-Margallo y que depende de Presidencia y del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación (MAEC), tiene como objetivo principal la "planificación, impulso, coordinación y seguimiento de la acción exterior española, pública y privada, en los ámbitos económico, cultural, social, científico y tecnológico, encaminada a la promoción de dicha imagen exterior". Es, en teoría, una política de Estado. Su cara más visible es Carlos Espinosa de los Monteros, abogado y empresario que ostentó el cargo de presidente de Iberia durante la época de Felipe González y ha pasado por importantes puestos en los sectores público y privado. Tiene rango de secretario de Estado, pero no cobra un salario. La única retribución que recibe es una indemnización por servicio en concepto de alojamiento, manutención y desplazamientos.

Espinosa de los Monteros tiene potestad para firmar convenios de colaboración "que se requieran para la ejecución de sus competencias". Entre junio de 2012 y 2016 (el periodo analizado por el Tribunal de Cuentas), Marca España ha firmado 41. Según el informe del órgano fiscalizador, uno de esos convenios se ha cerrado "con una mercantil privada dedicada al negocio textil, de la que el alto comisionado es vocal asesor del consejero de administración". Se refiere a Inditex. Espinosa de los Monteros es consejero de la compañía gallega desde mayo de 1997 y actualmente cuenta con una participación del 0,005% en el grupo fundado por Amancio Ortega, que se traduce en 167.000 acciones.

El convenio con Inditex contemplaba una aportación por parte de la firma textil de hasta 100.000 euros. "Esta cantidad deberá destinarse al mantenimiento, desarrollo y mejora de la web" de Marca España. Esta contactará con los proveedores y "las facturas expedidas a cargo del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación" serán remitidas a la mercantil, "de tal forma que la entidad privada suscriptora pagará directamente al proveedor o prestador de los servicios". Es decir, que Marca España contrata, el ministerio factura e Inditex abona. Sin embargo, "este sistema de abono de facturas expedidas no se adecúa a la normativa presupuestaria", señala el Tribunal de Cuentas.

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Alfonso Dastis (en el centro), junto al alto comisionado para la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros (izquierda), y el director de la Oficina del Alto Comisionado para la Marca España, Francisco Rabena. (EFE)
El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Alfonso Dastis (en el centro), junto al alto comisionado para la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros (izquierda), y el director de la Oficina del Alto Comisionado para la Marca España, Francisco Rabena. (EFE)

El informe señala que el alto comisionado no ha informado de la cantidad aportada por Inditex durante la vigencia del convenio (julio de 2013 y diciembre de 2015). "Los trabajos fiscalizadores desarrollados por este tribunal han revelado que la mercantil abonó la cantidad de 60.500 euros en 2013 y 27.500 en 2015". Solo se aportó la factura de 2013. "La falta de documentación ha impedido al Tribunal de Cuentas conocer las cantidades totales aportadas. La falta de más documentación escrita impide que se puedan comprobar la forma de ejecución y el cumplimiento de las disposiciones que el convenio establecía".

Un portavoz de Inditex señala que el convenio firmado con Marca España fue transparente, como todos los que ha acordado con distintas Administraciones Públicas. "El objetivo era apoyar la Marca España y ayudar al desarrollo de su web" y recalcan que sin conocer el informe del Tribunal de Cuentas si este destaca irregularidades es en la información que ha podido facilitar el Alto Comisionado, ya que "Inditex ha cumplido con la normativa".

Un portavoz de Inditex señala que el convenio firmado con Marca España fue transparente: "El objetivo era apoyar la Marca España y su web"

El órgano fiscalizador denuncia además que el alto comisionado ejerce sus funciones sin ningún tipo de control. "Existe un insuficiente desarrollo normativo del ejercicio de sus funciones", "no consta publicada en el Portal de Transparencia ninguna de las informaciones que exige la ley" o "la oficina no cuenta con una regulación de sus relaciones con los embajadores Marca España ni de los criterios establecidos para relacionarse con las empresas colaboradoras" son algunas de las perlas del Tribunal de Cuentas, que añade además que el control de los convenios firmados "ha sido defectuoso". "En ocasiones, los pactos se han acordado de manera verbal, sin formalización de documento escrito alguno, lo cual no se ajusta a las leyes administrativas de procedimiento y transparencia".

Financiación inexistente

En definitiva, "el sistema empleado por el ACME permitió que la oficina pudiera disponer de fondos [aportados por empresas privadas] para gastos ordinarios de funcionamiento y para el pago de servicios prestados por terceros para el proyecto, sin que la disposición de numerario se ajustara a la normativa que regula los flujos de ingresos a la Administración". Ese uno de los problemas de Marca España. La falta de financiación. "Prácticamente inexistente", según el Tribunal de Cuentas. "La falta de medios ya ha sido puesta de manifiesto por la ACME en diversos momentos, advirtiendo de que la falta de presupuesto impide el desarrollo de actividades dirigidas al cumplimiento de su misión y compromete el éxito del proyecto para el futuro".

Entre junio de 2012 y diciembre de 2016, la oficina de la Marca España ha gastado 289.428 euros, de los que 118.340 euros (el 40,8%) se han destinado a vehículos y conductores. Espinosa de los Monteros dispone de despacho y coche oficial. Otros 99.000 euros se han gastado en viajes y solo 72.269 euros en actividades de la Marca España. Desde que fue creada, la oficina ha realizado seis viajes al extranjero en 2013, nueve viajes en 2014, ocho en 2015, y solo cuatro en 2016. La oficina no dispone de capacidad para organizar, en solitario, actos en el extranjero. Sus actividades y desplazamientos (cuyo coste asumen el ministerio o empresas privadas) tienen lugar con ocasión de eventos y actividades organizados por terceros para poner en valor la Marca España. El Tribunal de Cuentas concluye que es imposible medir si el organismo cumple sus objetivos. "Es prácticamente imposible, pues no se establecen indicadores que permitan medir su consecución ni su impacto en la evolución de la imagen de España".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios