ABIERTOs los procesos EN siete FEDERACIONES

Las primarias también se 'caen' del PSOE

No es que hayan desaparecido del partido. La mayor tranquilidad orgánica, el cansancio por las batallas pasadas y la cercanía de los comicios ha hecho que la pugna por ahora se ciña a Cantabria

Foto: Pedro Sánchez y Guillermo Fernández Vara, este 28 de abril en la inauguración de la XXXIII Feria Nacional del Queso en Trujillo, Cáceres. (EFE)
Pedro Sánchez y Guillermo Fernández Vara, este 28 de abril en la inauguración de la XXXIII Feria Nacional del Queso en Trujillo, Cáceres. (EFE)

En otro tiempo, hablar de primarias en el PSOE era sinónimo de conflicto, de alta tensión. Pero las cosas han cambiado. El partido culminó hace ya casi un año un cruento proceso que devolvió al poder de Ferraz a Pedro Sánchez y sentó a su nueva dirección tras una traumática interinidad. Después se sucedieron en cascada los congresos autonómicos, provinciales, comarcales y locales que supusieron la consolidación o el relevo —según los casos— de los cuadros intermedios.

Ahora el PSOE afronta otro proceso interno: la designación de sus candidatos a las alcaldías y a las presidencias de los gobiernos autonómicos de cara a los comicios de la primavera de 2019. También por primarias. Pero apenas removerán al partido. En la primera tanda, la que se celebrará antes de las vacaciones de verano, no se prevé que haya confrontación de aspirantes regionales más que en Cantabria, donde sí que están confirmados ya dos duelistas. Para el otoño, la batalla de mayor enjundia será la de Madrid, pero lo previsible es que se impongan sin dificultades los nombres promovidos por Ferraz. En suma, la elección de los cabezas de cartel se consumará, salvo sorpresas, sin apenas sangre sobre la arena y sin mayores sobresaltos, aunque sí agitada por algunas críticas. Otra cosa serán las listas, cuya confección siempre genera fricciones internas. En el PSOE y en todas las formaciones.

La ejecutiva de Pedro Sánchez, el escalón de poder competente, ya ha autorizado la apertura de primarias autonómicas en Navarra, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Murcia y Extremadura, y de procesos locales, para municipios de más de 20.000 habitantes, en Andalucía, Castilla y León y Extremadura. En todos estos puntos los candidatos ya estarán elegidos antes de las vacaciones de verano. Para ser más precisos, antes de que acabe junio. Ferraz no cree que lleguen más peticiones de primarias 'adelantadas' en los próximos días, por lo que en el resto de territorios —y ahí se cuenta Madrid— tendrán lugar en otoño. El comité federal del pasado febrero delegó en la ejecutiva federal la negociación de los calendarios con cada una de las cúpulas regionales. Es decir, consintió que se celebrasen primarias a la carta. Cada federación, cuando quisiera.

Ferraz ha autorizado primarias autonómicas en Navarra, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Murcia y Extremadura, y primarias locales, para municipios de más de 20.000 habitantes, en Andalucía, Castilla y León y Extremadura. Todas son cerradas, entre militantes

Y como quisiera. Porque cada territorio podía optar por primarias cerradas —entre militantes— o abiertas a la ciudadanía —en las que pueden participar los ciudadanos previa inscripción en un censo y abonando una cantidad simbólica—, aunque Ferraz tendría la última palabra, según el reglamento aprobado en febrero [aquí en PDF]. Pero hasta ahora todas las federaciones se han acogido a la primera fórmula, más cómoda, y la dirección de Sánchez no ha puesto pega alguna ni ha impuesto el segundo modelo, que en principio casaba más con la promesa de apertura a la sociedad que preconizaba el secretario general. En la cúpula argumentan que simplemente dan trámite a la vía demandada por las federaciones. En la tanda que está por venir, quien sí está dispuesto a pedir primarias abiertas es el secretario general del PSOE madrileño, José Manuel Franco, pero la candidatura a la capital —la de la Comunidad está clara, y será Ángel Gabilondo— será impulsada y tutelada por el propio Sánchez, de modo que al final dependerá de más conviene a Ferraz.

Proceso completado en Navarra con Chivite

En 2014, cuando se designó a los candidatos de las elecciones municipales y autonómicas del año siguiente, hubo varias direcciones regionales que sí solicitaron primarias abiertas, y la ejecutiva federal (primero la de Alfredo Pérez Rubalcaba y después la de Sánchez) lo aceptó. Optaron por esta fórmula Valencia, donde se registró una alta participación (55.447 militantes y simpatizantes), Baleares, Navarra y Canarias, en las que la movilización fue bastante más discreta. Con el nuevo reglamento, la fórmula de las primarias abiertas no solo es automática para la candidatura a La Moncloa y es posible para el nombramiento de los aspirantes autonómicos, también se extiende a los municipios de más de 50.000 habitantes. Pero hasta el momento todas las primarias autorizadas para el ciclo de 2019 han sido cerradas. Sin excepción, descontado el caso de Barcelona, que depende del partido hermano, el PSC, y que ya ha proclamado como candidato para 2019 a Jaume Collboni, sin contendiente alternativo.

Los candidatos oficialistas en CyL (Luis Tudanca), Murcia (Diego Conesa) y Asturias (Adrián Barbón) no tendrán contrincante. Los tres barones gozan del apoyo de Sánchez

En el PSOE ya hay un proceso completado. El de Navarra. Allí solo presentó su precandidatura la baronesa foral, María Chivite. No tuvo ningún competidor. Y eso es lo que previsiblemente ocurrirá en las otras comunidades no gobernadas por el PSOE y en las que se abrió esta semana el proceso. Así, en Castilla y León no se espera que tenga rival el actual secretario general, Luis Tudanca —no lo tuvo en las primarias internas del año pasado—. Tampoco se cree que el líder socialista murciano, elegido en septiembre del año pasado, Diego Conesa, todavía alcalde de Alhama, vaya a tener enfrente a otro contendiente. Ellos tres son dirigentes sanchistas claros, que cuentan con la confianza de Sánchez.

También la tiene, y sin fisuras, el asturiano Adrián Barbón, dirigente muy próximo además a la número dos del partido, la diputada Adriana Lastra. En el Principado sí gobierna el PSOE, pero su presidente, Javier Fernández, que ya dejó las riendas del partido a Barbón en septiembre, no optará a un nuevo mandato. La dirección regional, que explicó que eligió adelantar a junio las primarias para "cerrar el debate" interno, "normalizar" el partido y vencer las "resistencias", pretende consolidar la figura de Barbón. Lanzarle ya como candidato para estar en mejores condiciones para preservar el Gobierno autonómico y reforzarle de puertas para dentro.

Adrián Barbón, líder de la Federación Socialista Asturiana, el pasado 21 de marzo en Oviedo. (EFE)
Adrián Barbón, líder de la Federación Socialista Asturiana, el pasado 21 de marzo en Oviedo. (EFE)

En los últimos días, los críticos, los más próximos a Fernández —que se alineó en las primarias federales con Susana Díaz y perdió—, habían barajado los nombres de los consejeros Guillermo Martínez y Fernando Lastra como rivales de Barbón, pero la tesis que va ganando fuerza es que finalmente no habrá batalla, y así quedó bastante claro tras la reunión del comité autonómico de este sábado. No obstante, aún quedan días por delante para tomar decisiones: las precandidaturas podrán presentarse entre el 11 y el 12 de mayo.

Presidentes y alcaldes blindados

En Extremadura, Guillermo Fernández Vara, barón regional y jefe de la Junta, sí quiere repetir. No tendrá mayor problema. El reglamento aprobado en febrero ya preveía un fuerte blindaje para los presidentes autonómicos y alcaldes: solo hay primarias si lo solicita el 40% de la militancia, en el primer caso, o el 50%, en el segundo. Es decir, que para que haya competición los dirigentes en el poder han de contar con una contundente contestación interna.

Cantabria es la excepción que confirma la regla. Es una federación pequeña, pero muy dividida después de las primarias del año pasado. Ahora se enfrentan el barón regional, Pablo Zuloaga, y el diputado en el Congreso Ricardo Cortés

Vara, como los otros cinco presidentes socialistas que quieren renovar mandato —Susana Díaz (Andalucía), Ximo Puig (Valencia), Javier Lambán (Aragón), Emiliano García-Page (Castilla-La Mancha) y Baleares (Francina Armengol)— serán proclamados candidatos sin dificultades. Pero, por el momento, solo en Extremadura se ha abierto formalmente el proceso. En Andalucía, la cúpula regional se ha afanado en dejar bien claro que solo celebrará en junio primarias municipales para evitar que tome vuelo la hipótesis de que Díaz quiere adelantar sus comicios, que habrán de celebrarse como tarde en marzo de 2019.

Cantabria es la excepción que confirma la regla. Las grietas en la pequeña federación (3.000 afiliados) se han ido agrandando desde el verano pasado, cuando pujaron por el liderazgo orgánico la entonces baronesa regional y vicepresidenta del Gobierno autonómico, Eva Díaz Tezanos, y el alcalde de Santa Cruz de Bezana, el sanchista Pablo Zuloaga. Este venció, pero por 166 papeletas únicamente. La guerra entre la nueva cúpula y los tezanistas no se apagó entonces. Zuloaga promovió cambios en el Ejecutivo cántabro —entre ellos, la salida del consejero de Educación, Ramón Ruiz, sustituido por Francisco Fernández Mañanes—, para tener manos libres y poder desplegar su proyecto, pero desairó a sus críticos, que le acusaban de "sectarismo" y de no tener cintura.

Zuloaga, líder del PSOE cántabro, en el cierre de su congreso, el pasado 30 de julio en Santander. (EFE)
Zuloaga, líder del PSOE cántabro, en el cierre de su congreso, el pasado 30 de julio en Santander. (EFE)

La federación sigue rota y con Tezanos, una mujer muy próxima a Rubalcaba, como representante visible de la oposición interna. Y eso explica que Zuloaga deba medirse de nuevo en primarias. Esta vez, por la candidatura presidencial. Pese a que su dirección programó un proceso exprés (Ferraz aprobó el calendario este martes, y el jueves acababa el plazo para comunicar la voluntad de competir), el diputado en el Congreso Ricardo Cortés se lanzó a la arena.

Tampoco en las ciudades

Cortés, europarlamentario de 2009 a 2014 y miembro de la gestora de Javier Fernández, respaldó a Sánchez en 2014 —ambos habían trabajado para Pepe Blanco en Ferraz—, apoyó a Susana Díaz en la pugna federal y a Tezanos en la disputa autonómica, se presenta para convertir al PSOE en un partido "central" en Cantabria y con la voluntad de sumar a militantes de todos los sectores. Sin embargo, las quinielas apuntan hacia una nueva victoria de Zuloaga. El barón autonómico fue ungido directamente por Sánchez como aspirante presidencial hace dos semanas, como antes lo había sido Barbón, como este sábado lo fue Vara y como este domingo lo sucedió con Conesa. Y como ya había ocurrido hace ocho días con la futura cabeza de cartel de La Rioja, Concha Andreu.

Los procesos en Asturias y Cantabria han nacido rodeados de críticas. Las Juventudes del Principado y el sector de Tezanos en la comunidad vecina pidieron primarias abiertas, sin éxito

Los procesos en Asturias y Cantabria se han abierto además rodeados de críticas. En la FSA, las Juventudes reclamaron primarias abiertas, misma vía que reclamaron, sin éxito, los tezanistas en la comunidad vecina. La demanda de los jóvenes socialistas no es baladí, ya que según el artículo 220 del reglamento aprobado en febrero, no pueden participar en las primarias cerradas, salvo que tengan también carné del partido o lo especifiquen las bases de cada convocatoria. Y aunque desde la Secretaría de Organización federal se confirma esta exclusión de Juventudes, desde fuentes próximas a la comisión de garantías reiteran que el espíritu integral de la normativa apunta a que la organización juvenil del PSOE sí puede participar en los procesos de elección de candidatos.

En los municipios de más de 20.000 habitantes en los que se han abierto los procesos ya se prevén pocas colisiones. En Ferraz reconocen que "algo de lío" habrá en Almería, donde se investiga una afiliación masiva en la agrupación de la capital, sanchista, y asumen la incertidumbre en León sobre el futuro candidato. La máxima es la de no interferir en las decisiones de las ejecutivas regionales. Tampoco en Andalucía, territorio enemigo. El epicentro más destacado será Madrid, y se deja para el otoño. Por el momento, Sánchez se reserva el nombre. Sí ha adelantado que será una mujer. Las apuestas señalan a la exministra Beatriz Corredor, pero son solo eso, apuestas de pasillo.

Diego Conesa, líder del PSOE murciano, con Cristina Narbona, el pasado diciembre en Torre Pacheco. (EFE)
Diego Conesa, líder del PSOE murciano, con Cristina Narbona, el pasado diciembre en Torre Pacheco. (EFE)

¿Qué ha pasado para que no haya apenas competición en estas primarias? Confluyen varios factores, como señalan distintos dirigentes consultados, tanto en los territorios como en Ferraz. Para empezar, que presidentes y alcaldes en grandes federaciones estén blindados resta morbo. Dos, la "saturación de procesos orgánicos". En el último año se han sucedido las contiendas a nivel federal, autonómico, provincial y local y la militancia está ya "exhausta". Como coinciden varias fuentes, no se puede "tensionar tanto al partido". Además, los sectores vencidos prefieren no librar batalla. Entienden que la correlación de fuerzas internas no ha cambiado en el poco tiempo transcurrido, por lo que plantar cara al líder regional —en la mayor parte de los casos, protegido por Sánchez— solo se traduciría en una nueva derrota.

Las fechas claves de las primarias del PSOE para las elecciones de 2019

FederaciónTipoPrecandidat.AvalesCampañaPrimera vueltaSegunda vuelta
AndalucíaLoc.7-10 mayo 17 junio24 junio
Navarra*Aut.16-17 abril18 abril-2 mayo 19 mayo26 mayo
CantabriaAut.24-26 abril27 abril-12 mayo17-26 mayo27 mayo3 junio
CyLAut.7-11 mayo14-26 mayo31 mayo-8 junio9 junio16 junio
CyLLoc.Hasta 1 junio6-13 junio18-22 junio23 junio30 junio
AsturiasAut.11-12 mayo14-26 mayo31 mayo-9 junio10 junio17 junio
ExtremaduraAut. +loc.6-7 mayo7-26 mayo31 mayo-9 junio10 junio17 junio
MurciaAut.10-16 mayo17 mayo-5 junio10-22 junio23 junio30 junio

* En Navarra el proceso acabó ya con la proclamación de María Chivite

Este sábado se percibió en el comité asturiano. Se escucharon planteamientos alternativos a los de la dirección, pero no se cuestionó la candidatura de Barbón, que este aún no ha anunciado oficialmente. También los susanistas en Murcia o los partidarios de la diputada María González Veracruzrival de Conesa el pasado otoño—​ entienden que hay que arrimar el hombro y remar todos juntos.

También "el miedo"

A la postre, como recalca un mando de la cúpula federal, "la gente se pone en modo campaña", porque apenas queda un año para las elecciones y una nueva guerra interna lastraría las expectativas del PSOE. "La mayoría de procesos orgánicos han concluido hace poco y los candidatos autonómicos serán directamente los barones regionales. Los que acaban de ser elegidos se están consolidando. Cuando haya listas sí habrá más agitación, pero ahora no", señala esta fuente. "El 39º Congreso Federal ha abierto una etapa en la que poco a poco va encajando el resultado que da paso a un nuevo tiempo en el PSOE, más tranquilo a pesar de las tormentas, que cierra una larga crisis de liderazgo. Antes, las tormentas podían hundir el barco, y de hecho lo hicieron, pero ahora el barco se ha reforzado y aguanta, aunque haya quien sople para provocar oleaje, cada vez menos y cada vez con menos éxito", abundan fuentes de la cúpula.

En la falta de competición influye la saturación de procesos orgánicos en el último año, la voluntad de no "enredarse" con votaciones internas y el 'modo campaña' de 2019

Algunos críticos aducen que hay otro factor que influye: "El miedo". "La gente no se atreve porque teme las consecuencias posteriores. Teme enfrentarse y que luego hagan listas en su contra, o que les dejen fuera. Imagínate un alcalde que no sea secretario general en su agrupación y se enfrente al barón regional. Entonces le impondrán una candidatura que no quiera", alerta un dirigente asturiano alejado de Barbón.

En el fondo, opera lo que describió este mismo sábado Vara desde Trujillo: "Abrimos un proceso democrático y participativo, y siguiendo las instrucciones de nuestro secretario general de que no nos enredemos en votaciones entre nosotros para dedicarnos a elaborar el mejor de los proyectos políticos" con el que "ganar las elecciones" de 2019. Nada de guerras, por tanto, para no desviar la atención de lo importante: el triunfo. Porque Sánchez tiene un objetivo claro: vencer en las municipales, y que estas sean la primera vuelta decisiva de las generales.

Un trabajador de Ferraz prepara las urnas de las últimas primarias federales, el pasado 19 de mayo. (EFE)
Un trabajador de Ferraz prepara las urnas de las últimas primarias federales, el pasado 19 de mayo. (EFE)

Muy bajo número de avales

En Ferraz prefieren ser prudentes respecto a los procesos autonómicos y locales. Advierten de que con "tan bajo número de avales requeridos" es más sencillo que cualquier militante pueda presentarse y pasar la primera criba. Anteriormente se exigía la firma del 5% del censo en los procesos federales, el 10% en los autonómicos y del 20% en los provinciales para convertirse en candidato. Tras el 39º Congreso Federal, se impuso un umbral máximo y mínimo de avales: entre el 1% y el 2% en las primarias federales, entre el 2% y el 4% en las autonómicas, entre el 3% y el 6% en los provinciales, entre el 4% y el 8% en los comarcales y entre el 5% y el 10% en los locales. 

La rebaja del número de avales favorece la presentación de aspirantes. Aquellos que pasan la barrera se convierten en candidatos oficiales. A partir de ahí se despliega la campaña y luego las votaciones, a doble vuelta. Hay segunda ronda cuando ninguno de los aspirantes logra más del 50% de los votos en la primera fase. A la segunda vuelta pasan los dos candidatos más votados. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios