las reacciones de la calle y los micrófonos

Unión judicial sin fisuras en torno al fallo de La Manada mientras siguen las protestas

La Asociación de Fiscales ha arremetido contra el ministro de Justicia, Rafael Catalá, por haber cuestionado la sentencia y "despreciar la labor de los jueces y fiscales"

Foto: Varios miles de personas se han reunido de nuevo hoy ante el Palacio de Justicia de Navarra. (EFE)
Varios miles de personas se han reunido de nuevo hoy ante el Palacio de Justicia de Navarra. (EFE)

La brecha entre la calle y las togas sigue tomando profundidad dos días después de que la Audiencia Provincial de Navarra dictara la sentencia de La Manada. Las asociaciones de jueces y fiscales han cerrado filas alrededor de los tres magistrados que decidieron condenar a los cinco jóvenes a nueve años de prisión por un delito continuado de abuso sexual, pero les absolvió del delito de agresión sexual y delito contra la intimidad de los que habían sido acusados. Mientras tanto, los "tranquila, hermana, aquí está tu manada", seguían retumbando en las calles de Pamplona.

Y la última en sumarse a este frente común —que ya integraban la Asociación Profesional de la Magistratura, Francisco de Vitoria y el Foro Judicial Independiente— ha sido la Asociación de Fiscales, que ha reaccionado con dureza. Además de exigir "todo el respeto" a las resoluciones judiciales, "aunque no se compartan" ha lamentado en un comunicado emitido este sábado "la facilidad con que, en tantas ocasiones, se desprecia la labor de los jueces y fiscales, se realizan juicios paralelos, se tiene la tentación de legislar a golpe de noticia".

Critican "la facilidad con que se desprecia la labor de los jueces y fiscales, se realizan juicios paralelos, la tentación de legislar a golpe de noticia"

Critican que "se realizan manifestaciones carentes de rigor" y "se produce la intromisión en la labor jurisdiccional de representantes políticos e institucionales", pero sobre todo pone el objetivo en "las manifestaciones realizadas por el señor ministro de Justicia, que tiene como responsabilidad fomentar la confianza en las instituciones".

Los representantes del Ministerio Público personalizan sus reproches en el titular de Justicia, Rafael Catalá, y afean que haya sido justo él el que haya vuelto a poner sobre la mesa la necesidad de "revisar la legislación si en algún caso se identifica que hay alguna duda en cuanto a la aplicación de los tipos penales". Iba más allá la asociación progresista Juezas y Jueces para la Democracia, al pedir en un comunicado —también corporativo y que llama a la mesura— la dimisión del ministro. "Tenemos que salir al paso de actuaciones o declaraciones desafortunadas que alientan la deslegitimación del poder judicial, cuanto más cuando provienen precisamente de responsables de los otros poderes, por lo que desde aquí pedimos su dimisión".

Catalá no era el único miembro del Ejecutivo en plantear esa posibilidad, puesto que la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, observaba: "Como persona, como ciudadana y como mujer me cuesta asumir el contenido de la sentencia". Pero no se trata de una apuesta que, como habitualmente, se restringe a un solo partido: el líder del PSOE, Pedro Sánchez, llamaba a que los jueces escuchen la ola de indignación que retumba en la calle.

Los fiscales hacen una última advertencia: "también deberán ser respetadas" las resoluciones de los tribunales que en su día decidan los recursos que se interpongan, se estimen o no dichos recursos". Y ponen así la venda antes que la herida, puesto que si bien este sábado se ha confirmado que todas las partes, incluida la acusación particular pese a las reticencias de una víctima agotada tras un largo proceso, van a recurrir la decisión, lo cierto es que el panorama de cara a elevar la pena de los integrantes de La Manada no es muy prometedor.

Unión judicial sin fisuras en torno al fallo de La Manada mientras siguen las protestas

Como informaba El Confidencial, tanto el Tribunal Superior de Justicia de Navarra como el Tribunal Supremo estarán muy limitados a la hora de revisar los hechos y subir la pena porque no pueden volver a valorar las pruebas que examinaron durante el juicio.

Por su parte, el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, ha sido el blanco de numerosas críticas después de que defendiera al tribunal al considerar que se valoró "minuciosamente" el acerbo probatorio. Pero era más aguda la molestia causada por sus críticas a las "descalificaciones" vertidas por personas con responsabilidad pública que no tardarían en responder.

Unión judicial sin fisuras en torno al fallo de La Manada mientras siguen las protestas

Si el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, le reprochaba que "cada uno tiene sus prioridades", la portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles, le culpaba de defender a los jueces "en detrimento" de una víctima de "salvajes agresiones".

"Los jueces, las leyes, también son cómplices"

Frente a las llamadas al respeto de las asociaciones judiciales, los indignados que toman las calles desoyen cualquier referencia a los juicios paralelos. Y de hecho incluyen al mundo judicial en sus coros. "Los jueces, las leyes, también son cómplices", ​"no es no, el resto es agresión", "si tocan a una respondemos todas", "vosotros machistas sois los terroristas" o "no es un caso aislado se llama patriarcado"...

Antes de la manifestación, la parlamentaria foral Tere Sáez, miembro de Andrea-Lunes Lilas, señalaba que la sentencia "recoge bien los hechos, pero luego no es capaz de llamarlo agresión sexual, lo que es". Y agrega que en este caso "ha habido un problema de leyes y de jueces", porque "la violencia sexual no se considera violencia machista" y hace falta "una ley específica que modifique el Código y que entienda lo que es la libertad sexual para las mujeres". Además, los jueces "tienen que formarse. No vale saber solo jurisprudencia, tienen que saber de igualdad y de género".

Una de estas concentraciones ha tenido lugar este sábado en Dublín, la capital de Irlanda. Con el lema #NomeansNo por bandera, la concentración pacifista feminista ha reunido a centenares de mujeres por las calles dublinesas. Y próximamente, el viernes día 4 de mayo, tendrá lugar en Madrid una concentración frente al Tribunal Supremo convocada por el Movimiento Feminista de Madrid. La convocatoria será ante el alto tribunal porque "es el máximo exponente de la justicia patriarcal".

"El Gobierno está con las víctimas"

Catalá y Cospedal no han sido los únicos miembros del Ejecutivo en comentar la sentencia de la Audiencia de Pamplona. Así, el ministro portavoz Íñigo Méndez de Vigo ha afirmado este sábado que el Gobierno "siempre ha estado y estará al lado de las víctimas" y ha asegurado que por ello "la lucha contra la violencia de género es una prioridad". Por su parte, la titular de Sanidad Dolores Monserrat dijo el viernes a través de su cuenta de Twitter que "nada cambiará nuestro firme compromiso en la defensa de las mujeres y en la lucha contra la violencia que sufrimos por el solo hecho de serlo".
España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
36 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios