MITIN EN LOGROÑO CON EL LÍDER REGIONAL Y LA FUTURA CANDIDATA AUTONÓMICA

Sánchez equipara a Rivera e Iglesias por sus vetos: el "único cambio posible" es el PSOE

"Lo que hace Rivera con Gabilondo no es más que lo hizo Iglesias conmigo en 2015: otro favor al PP". El secretario general sigue con la presión a Cs: no se puede estar "en los dos lados del balancín"

Foto: Pedro Sánchez, con Concha Andreu y Paco Ocón, este 21 de abril en la plaza de Joaquín Elizalde de Logroño. (Borja Puig | PSOE)
Pedro Sánchez, con Concha Andreu y Paco Ocón, este 21 de abril en la plaza de Joaquín Elizalde de Logroño. (Borja Puig | PSOE)

Desde hace un mes, desde el cierre de la desgraciada escuela de buen gobierno del PSOE, Pedro Sánchez no hace más que repetir en sus mítines y actos públicos que apenas queda un año para las cruciales elecciones municipales, autonómicas y europeas de 2019, y por eso anima a sus huestes a que trabajen con ahínco para procurar esa victoria. El líder insiste en que si el partido gana los comicios locales, vencerá en las generales que sigan, porque así ha ocurrido casi siempre en la democracia española. Y ahora, con la división en el flanco de la derecha, el PSOE tiene la "oportunidad", al alcance de la mano, de imponerse en las municipales por primera vez desde 2003. Sánchez va afinando los mensajes y la moción de censura en Madrid contra Cristina Cifuentes le sirve de perfecto envoltorio: Podemos y Ciudadanos han demostrado en repetidas ocasiones su incompatibilidad, de modo que el "único cambio posible" es el PSOE.

Esa idea era central en la campaña de las generales de 2016, en las que los socialistas cosecharon el peor resultado de su historia en número de diputados. Pero el tiempo ha pasado y no ha hecho más que reforzar, a juicio de la dirección, la convicción de que los dos emergentes no son capaces de ponerse de acuerdo para sacar al PP del poder. Subrayar esa realidad era uno de los propósitos del secretario general este sábado desde Logroño, donde mitineó acompañado del secretario de La Rioja, Paco Ocón, y la futura candidata a la presidencia de la comunidad, Concha Andreu, también responsable de Mundo Rural de la dirección federal.

Sánchez recordó que los números habrían podido dar en La Rioja para echar al PP en 2015 —el PSOE (10), Podemos (4) y Cs (4) suman 18 parlamentarios autonómicos, por los 15 de los populares—, como daban en el Congreso tras las últimas dos generales o como siguen dando en Madrid, donde antes del 7 de mayo se tiene que sustanciar la moción de censura encabezada por el exministro socialista Ángel Gabilondo. La "incompatibilidad de Podemos y Cs bloquea el cambio político", indicó, para pasar al ataque más claro: "Lo que hace [Albert] Rivera con Gabilondo no es más que lo hizo Pablo Iglesias conmigo en la sesión de investidura [de 2015]: otro favor al PP. El único cambio posible en este país y en esta comunidad es el PSOE, que lo tengan claro los ciudadanos de este país".

"El cesto del PP de Madrid está podrido. No cabe el don de la ubicuidad: o se está con la regeneración, con Gabilondo, o con la corrupción del PP", dice


Pero aunque ambos emergentes se veten mutuamente, el objetivo prioritario para Sánchez, en el corto plazo, es que Cs apoye la moción de censura en Madrid y, por tanto, no apoye la investidura de otro diputado del PP que sustituya a Cifuentes. Esa es la opción preferida para los naranjas. "En política no se puede estar en los dos lados del balancín. [Esperanza] Aguirre, [Francisco] Granados, [Ignacio] González, Cifuentes... son demasiadas manzanas. El cesto del PP de Madrid está podrido. No se puede estar en política con el don de la ubicuidad: o se está con la regeneración, con Ángel Gabilondo, o con la corrupción del PP en Madrid, en La Rioja y en el conjunto de España. ¡Por eso apostamos por Concha y por Ángel!", proclamó el secretario general ante un auditorio de unas 500 personas, según precisa EFE.

La misma "corrupción"

Los socialistas quieren, por tanto, arruinar el discurso regenerador de Ciudadanos, advirtiéndole de que "tan corrupción es que te regalen un máster" como financiar en B la sede del partido, cosa que ocurrió presuntamente con el cuartel general de los populares, en Génova, "como imponer una modificación del plan general de ordenación urbana para legalizar el chalé del expresidente de La Rioja", Pedro Sanz. "Es la misma corrupción, la que hace que se privaticen instituciones públicas en beneficio personal", resumió. Lo que busca el PSOE es que se retrate Cs. No obstante, y pese a los discursos públicos, Sánchez está convencido, como dicen fuentes muy próximas, de que al final no habrá moción de censura: esta decaerá en cuanto Cifuentes dimita. El líder socialista cree que Mariano Rajoy la dejará caer en el último momento y ella no tendrá más remedio que irse. Pero considera que la foto de Cs eligiendo a un nuevo presidente madrileño del PP tendrá su coste. Cualquiera de los escenarios, calcula Ferraz, es beneficioso para el PSOE, porque se ha consolidado su imagen de "alternativa" al PP.

Sánchez muestra su confianza en que el "punto final" de ETA sea "definitivo" y vuelve a reivindicar las figuras de Zapatero, Rubalcaba y Patxi López

Sánchez también hizo alusión al comunicado de ETA en el que pedía perdón a las víctimas de su violencia de forma selectiva —"Sabemos que, obligados por las necesidades de todo tipo de la lucha armada, nuestra actuación ha perjudicado a ciudadanos y ciudadanas sin responsabilidad alguna"—, y repitió su mensaje que ayer viernes ya hiciera desde Ferraz: "La sociedad española derrotó a ETA en octubre de 2011. Esperemos que el punto final sea definitivo, que el terrorismo de ETA haya desaparecido para siempre".

Sánchez equipara a Rivera e Iglesias por sus vetos: el "único cambio posible" es el PSOE

"En nuestra memoria, las víctimas, los familiares, los concejales, los jueces, los fiscales, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, los compañeros del PSE y tres personas a las que reivindicamos, porque sin ellos no hubiera sido posible la paz en Euskadi y el conjunto de España y el fin del terrorismo. Uno, José Luis Rodríguez Zapatero. Dos, Alfredo Pérez Rubalcaba, y tres, Patxi López", aseguró Sánchez, quien añadió que al expresidente del Gobierno, al exministro del Interior y al exlendakari España y Euskadi "les debe mucho". "Y es importante reivindicarlo, porque hasta en los momentos más complicados de la vida española y vasca, nunca perdimos la esperanza, siempre seguimos el camino de la determinación, de la coherencia que emanan las convicciones firmes de una organización centenaria como la nuestra". Precisamente Sánchez opuso la "coherencia" del PSOE al carácter cambiante de Cs, esa voluntad de estar "en los dos lados del balancín", en misa y repicando.

Sánchez equipara a Rivera e Iglesias por sus vetos: el "único cambio posible" es el PSOE

Las dos derechas

El otro mensaje recurrente contra los naranjas es su igualación al PP. Sánchez se refirió a los de Rivera como la "nueva derecha", o la derecha con "traje nuevo" que sin embargo vende la misma mercancía que la derecha vieja de los populares. Ambos partidos tienen "la misma voz", y es la de la "injusticia social". España, en cambio, tiene "sed de futuro", y "ese vaso lo tiene vacío Rajoy". Los socialistas, conminó, han de llenarlo a partir de tres ejes básicos: ejemplaridad, empleo y redistribución o cohesión social.

España tiene "sed de futuro", y ese vaso han de llenarlo los socialistas con ejemplaridad, empleo y cohesión social, asegura el líder en Logroño

También hubo hueco para Cataluña, justo la víspera del viaje de Sánchez a Alemania, al congreso extraordinario del SPD en el que pretende hacer pedagogía contra el secesionismo, insistir en que el combate contra los independentistas es una "causa europea" y señalar a aquellos cargos como Carles Puigdemont —en libertad bajo fianza en el país germano y a la espera de que se resuelva su proceso de extradición a España— que se han valido de su posición política para "violentar" la Constitución y el Estatut.

Sánchez equipara a Rivera e Iglesias por sus vetos: el "único cambio posible" es el PSOE

En el país, señaló el secretario general, hay "dos tensiones". Una, con dos enchufes, el de la derecha que intenta "uniformizar territorios con el mismo traje y color" y "se olvida de la igualdad", y el del nacionalismo disgregador, que "identifica la diversidad territorial con la exclusión" y también "abandona la igualdad". "El otro polo es del PSOE", añadió, el partido que "hizo posible la España autonómica" y que ahora quiere "fortalecer las virtudes" del sistema y "resolver sus defectos".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios