AÚN SE CIERRAN LOS DETALLES

Sánchez inicia en Alemania una gira europea para defender España frente al secesionismo

El líder socialista participa este domingo en el congreso del SPD, en el que defenderá que el combate a los independentistas es también una "causa europea" que no casa con la izquierda

Foto: Pedro Sánchez, en julio de 2015 en Wolfsburgo, Alemania, con el entonces presidente de la Eurocámara y luego líder del SPD, Martin Schulz. (EFE)
Pedro Sánchez, en julio de 2015 en Wolfsburgo, Alemania, con el entonces presidente de la Eurocámara y luego líder del SPD, Martin Schulz. (EFE)

El PSOE cree que el Gobierno de Mariano Rajoy no ha hecho su trabajo en el exterior. Que no se ha empleado a fondo con las cancillerías europeas para explicarles el alcance del desafío soberanista y la solidez de la democracia española y del funcionamiento del Estado de derecho. Que no ha contrarrestado con ahínco, en definitiva, el relato de los independentistas y que el 'expresident' Carles Puigdemont y sus 'exconsellers' huidos han ayudado a internacionalizar. Por eso Pedro Sánchez entiende que es su labor y la de su partido hacer "pedagogía" fuera de España, exponer que las instituciones, la Constitución y la legalidad se mantienen y que no hay ningún tipo de persecución política a los dirigentes secesionistas, y hacer hincapié en que España es una democracia consolidada y garantista.

Con este fin, el secretario general arranca este domingo una "gira" por distintos puntos de Europa. "Gira", en palabras de la propia dirección federal, que se inicia en Alemania, en el congreso extraordinario del SPD, el partido hermano del PSOE y con el que las relaciones siempre han sido más fecundas. Las siguientes paradas de ese 'tour' aún no están del todo cerradas, pero en Ferraz sí se cuenta con un diseño bastante definido. De los contactos se encargan tanto el gabinete del líder, que encabeza Juanma Serrano, como la secretaria de Política Europea y portavoz en Bruselas, Iratxe García.

La dirección rehúsa proporcionar por ahora más detalles a la espera de que se rematen todos los flecos y no surjan contratiempos que arruinen algunas estaciones de ese viaje. Recuerdan, en ese sentido, que para el pasado 7 de abril estaba programada una visita a París, para acompañar al languideciente Partido Socialista francés —tocado y hundido tras las elecciones presidenciales y legislativas del año pasado—, pero tuvo que cancelarse para montar un acto en Madrid de apoyo a la moción de censura de Ángel Gabilondo contra la jefa del Ejecutivo regional, Cristina Cifuentes. Ese cambio de última hora, y otros más que se produjeron en el primer mandato de Sánchez, explica el máximo celo que rodea a la agenda del líder socialista.

Además de su discurso en la apertura del cónclave, mantendrá citas bilaterales con la próxima líder del SPD, Andrea Nahles, o el vicecanciller Olaf Scholz


El secretario general vuela a Fráncfort este mismo domingo, 22 de abril —el sábado protagoniza un acto de partido en Logroño— para participar en el congreso extraordinario del SPD, que se celebrará en la cercana ciudad de Wiesbaden, capital del estado federado de Hesse, al oeste del país. Está prevista la intervención de Sánchez hacia las 11:30 horas, antes de la elección de la previsiblemente próxima presidenta de los socialdemócratas alemanes, Andrea Nahles. Con ella mantendrá un encuentro bilateral, y otro también con el vicecanciller y ministro de Finanzas, Olaf Scholz, uno de los hombres de mayor peso del Ejecutivo de la gran coalición con la CDU de Angela Merkel. Nahles, jefa del grupo del SPD en el Bundestag, será salvo sorpresas la sucesora de Martin Schulz, presidente del partido apenas un año —hasta su dimisión, el pasado febrero— y líder de la Eurocámara de 2012 a 2017.

Fue ella, con la favorita, con quien Sánchez cerró su participación en la inauguración del cónclave de este domingo, adelantada este viernes por 'El Mundo', y de hecho está previsto que sea él el único invitado extranjero que se desplace al encuentro. Nahles compite por el liderazgo del SPD con otra candidata, Simone Lange, alcaldesa de Flensburgo.

Sentimientos "compartidos"

Según relató el propio líder del PSOE este viernes en rueda de prensa en Ferraz, lo que pretende defender durante su intervención en Wiesbaden es que la causa que enarbolan las fuerzas constitucionalistas en Cataluña es también una "causa europea". Porque el europeísmo que reivindica la socialdemocracia es "incluyente, integrador y solidario, que reconoce la fuerza y legitimidad del Estado social y democrático de derecho". Por esa misma razón, la izquierda "no puede reconocerse en muchas de las causas que está defendiendo" el independentismo catalán, como el "aislacionismo", la "insolidaridad" y la "falta de respeto al Estado social y democrático de derecho". Es un sentimiento y una opinión "compartidos" por el SPD, aseguró.

El europeísmo que defiende la socialdemocracia es "incluyente, integrador y solidario, que reconoce la fuerza y legitimidad del Estado de derecho", dice

El jefe de los socialistas no descarta "echar un café" con la ministra de Justicia alemana, la socialdemócrata Katarina Barley, que calificó primero de "absolutamente correcta" la decisión de la Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein —de la que depende la extradición de Carles Puigdemont— de descartar el cargo por rebelión y su puesta en libertad bajo fianza. Sus palabras suscitaron indignación en el Ejecutivo de Rajoy, hasta tal punto de que el Departamento de Justicia germano informó días después de que su titular había conversado con su homólogo español, Rafael Catalá, para aclarar el "malentendido". Su portavoz aseguró en rueda de prensa que Barley "no tomó ni va a tomar postura" sobre un proceso judicial en marcha, que no hubo "declaraciones autorizadas" de la ministra y que habrá que esperar a la decisión del tribunal del estado.

La líder del grupo parlamentario del SPD, Andrea Nahles, y el vicecanciller y ministro de Finanzas de la gran coalición, Olaf Scholz, en rueda de prensa el pasado 9 de marzo en la sede del partido, en Berlín. (EFE)
La líder del grupo parlamentario del SPD, Andrea Nahles, y el vicecanciller y ministro de Finanzas de la gran coalición, Olaf Scholz, en rueda de prensa el pasado 9 de marzo en la sede del partido, en Berlín. (EFE)

La "gira" internacional de Sánchez coincide con una mayor exposición pública. En las últimas semanas, y aprovechando la moción de censura de su partido contra Cristina Cifuentes, el secretario general se prodiga más en entrevistas, comparecencias, ruedas de prensa y actos públicos. La agenda, ya menos monopolizada por Cataluña —un tema del que objetivamente saca mayor rédito Ciudadanos—, sopla más a favor y Sánchez puede recuperar más oxígeno. A ello se suma la sensación (y la convicción) de que el PSOE está mejorando posiciones y será la fuerza ganadora de las próximas elecciones municipales, autonómicas y europeas de 2019, a las que Ferraz confiere una importancia capital.

Con más credibilidad que el PP

Pero, en paralelo, Sánchez siente que ha de reforzar su agenda en el exterior y que ha de echar una mano para mejorar la imagen del país en su combate a la causa secesionista. Como apuntaban fuentes de su entorno más próximo, el líder percibe que cuando es el PSOE el que defiende la posición del Estado, de la Constitución y de las leyes frente a los independentistas, el relato está dotado de una mayor credibilidad. Más que cuando el emisor es el Gobierno de Rajoy, puesto que en algunas cancillerías siguen asociando al PP con una fuerza heredera del franquismo, con la "caspa".

Sánchez recuerda que si el 155 no se ha levantado aún es por la falta de acuerdo en el bloque separatista y por no proponer un candidato viable

Sánchez insistirá en que si Cataluña sigue intervenida, en virtud de la aplicación del artículo 155 de la Carta Magna, es por el desacuerdo de las fuerzas soberanistas, que no logran ponerse de acuerdo para formar gobierno y siguen aún dominadas por la estrategia de Puigdemont. Los socialistas han defendido en infinidad de ocasiones que el bloque ganador de las elecciones autonómicas del 21-D ha de proponer un candidato a la investidura "viable" y sin procesos judiciales pendientes. El secretario general también evocará la figura del excanciller germano Willy Brandt, que tanto ayudó al PSOE de Felipe González a ganar músculo a la muerte del dictador Francisco Franco.

Sánchez inicia en Alemania una gira europea para defender España frente al secesionismo

Entretanto, el secretario general se ha permitido en las últimas semanas deslizar algunas críticas al Ejecutivo de Rajoy por su inacción, por no buscar una solución política al conflicto independentista y resguardarse únicamente detrás de las togas. Mantiene el apoyo al 155 y el respeto a las decisiones judiciales, pero también entiende que el presidente y sus ministros no han hecho su trabajo. Este viernes, demandaba al Gabinete que se "aclare" y diga si observó o no malversación de caudales públicos en el referéndum del 1-O y señala que su grupo no tendrá "problema" en facilitar la comparecencia en el Congreso del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, como quiere Ciudadanos. Igual que cree que no ha movilizado toda la maquinaria diplomática para contrarrestar el relato del secesionismo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios