Congreso de los Diputados: El último chollo de sus señorías: las comisiones se multiplican a 5.000 € al mes
complementos salariales para todos

El último chollo de sus señorías: las comisiones se multiplican a 5.000 € al mes

Pese a la parálisis legislativa, la oposición suma fuerzas para crear subcomisiones, ponencias y comisiones de investigación, las últimas sobre los accidentes de Angrois y Spanair

Foto: Constitución de la comisión sobre el accidente del Alvia en el Congreso. (EFE)
Constitución de la comisión sobre el accidente del Alvia en el Congreso. (EFE)

El Congreso, ante la exigua minoría que sostiene al Gobierno, mantiene la parálisis legislativa que arrastra desde la aprobación de los Presupuestos en junio del pasado año, pero la oposición suma fuerzas para multiplicar el número de comisiones no permanentes, de investigación y ponencias. Cuatro nuevas han montado en una sola semana, dos de ellas para investigar antiguos accidentes (el del Alvia en Galicia o el de Spanair) sobre los que la Justicia ya se ha pronunciado.

De entrada y solo en los gastos de representación para presidentes, vicepresidentes y secretarios de las comisiones, las instancias añadidas costarán unos 120.000 euros en los próximos seis meses. Luego hay que añadir los 'pluses' de los portavoces si no tienen ya otro complemento (quedan pocos diputados 'rasos') y los contratos externos para transcripciones porque los funcionarios de la Cámara están desbordados.

A la espera de los Presupuestos, la Cámara baja bate marcas de improductividad legislativa pese a la proliferación de órganos en los últimos tiempos

A la espera de los Presupuestos, la Cámara baja bate marcas de improductividad legislativa pese a la proliferación de órganos: las habituales 19 comisiones permanentes, 10 no legislativas, las 6 mixtas Congreso-Senado y las 'eventuales' que añaden 7 subcomisiones, 4 ponencias y 4 comisiones de investigación. Cada vez que se añade una nueva comisión, la Cámara tiene que nombrar un presidente (1.445 euros más al mes), dos vicepresidentes (1.056 euros) y dos secretarios (704 euros). Un total de 4.983 euros al mes.

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, procura contener y graduar el afán 'reproductor' de los grupos parlamentarios de la oposición, pero el PSOE, Podemos, Ciudadanos, nacionalistas e independentistas acaban siempre por ponerse de acuerdo e imponer su criterio.

"Hay que medir las fuerzas"

"Hay que medir las fuerzas para el trabajo parlamentario sea eficaz y llegue a los ciudadanos", advirtió Pastor esta semana después de asistir a la constitución de 4 comisiones nuevas sin que su petición a los grupos surtiera efecto. Para ocuparse del accidente del Alvia en Angrois (Galicia) en 2013, la oposición en bloque, de Ciudadanos a Podemos, acordó dar la presidencia a un diputado del PDeCAT: Feliu-Joan Guillaumes.

El parlamentario independentista catalán percibirá el plus de presidente, 1.445 mensuales, lo que sumado a su remuneración base le supone unos ingresos de 6.100 euros al mes. Al tomar posesión de su escaño el pasado año, el elegido prometió la Constitución al estilo batasuno, "por imperativo legal" después de cambiar su ficha antigua ficha de diputado para eliminar el título de diplomado en altos estudios de la Defensa Nacional que había cursado años atrás. En julio dijo que no volvería al Congreso porque en septiembre se iba a quedar en la república independiente de Cataluña.

En paralelo al empeño en ampliar nuevos órganos, está el problema de las espantadas de los mismos grupos de la oposición en las que están en marcha

Pero en otoño Guillaumes volvió a las Cortes, como todos los representantes del PDeCAT y de ERC, para seguir cobrando del Congreso de los diputados de España mientras sus jefes se aplicaban en Barcelona en la intentona secesionista de octubre. Frenado el intento independentista con la aplicación del artículo 155 de la Constitución, Guillaumes y sus colegas faltaron a algunas reuniones de la Cámara en señal de protesta y se colocaron el lazo amarillo. Todo sin renuncias a los ingresos ni sanciones por las ausencias.

La comisión que investigará ahora el accidente de Spanair (2008) está presidida por Carmen Pita, de Podemos; la subcomisión que controlará la aplicación del pacto de Estado contra la violencia de Género será coordinada por Pilar Cancela (PSOE) y la comisión que estudiará el modelo policial del siglo XXI queda encabezada por Jaime Mateu, del Grupo Popular.

En paralelo al empeño en ampliar nuevos órganos, está el problema de las espantadas de los mismos grupos de la oposición en las que están en marcha. El PSOE y Podemos se han ido de la subcomisión que estudia la reforma del sistema educativo y Ciudadanos ha hecho lo propio en la que analiza el funcionamiento del Estado autonómico. En el caso del intento de pacto de Estado por la Educación, el boicot de la izquierda ha obligado a la presidenta, Teófila Martínez, a pedir a la Mesa del Congreso que tome cartas en el asunto porque las ausencias de los diputados socialistas, de Podemos, nacionalistas e independentistas impide seguir cualquier trabajo. Es la única diputada que ha protestado por la falta de actividad del órgano a su cargo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
36 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios