con el escrito que ultima la fiscalía alemana

El Gobierno confía en que Puigdemont sea entregado por rebelión antes del 26 de mayo

La Fiscalía alemana enviará al tribunal aclaración y nueva petición con información adicional, mientras el expresident transmite su preferencia por el bloqueo y nuevas elecciones

Foto: El fiscal general del Estado, Julián Sánchez Melgar, durante una comparecencia ante la Comisión de Justicia del Congreso. /EFE Zipi
El fiscal general del Estado, Julián Sánchez Melgar, durante una comparecencia ante la Comisión de Justicia del Congreso. /EFE Zipi

El Gobierno y la Fiscalia General del Estado creen que es posible que el tribunal alemán de Schleswig-Holstein reconsidere su decisión y acceda a entregar a Carles Puigdemont por el delito de rebelión, tal y como solicitaba el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena. El límite temporal para la entrega es el 26 de mayo, día en el que se cumplirán los dos meses de su detención en Alemania, casi coincidente con el plazo para la convocatoria automática de nuevas elecciones en Cataluña al no haberse producido una investidura.

En el cruce de esas fechas está también el futuro del Govern, entre una nueva investidura de un candidato ajeno al proceso penal o la repetición de las elecciones en Cataluña. Fuentes de ERC y del PDeCAT aseguran que el expresident de la Generalitat ha transmitido en los últimos días su disposición a forzar nuevos comicios, después de varios episodios parlamentarios, y como medida para mantener el foco sobre él ante una eventual extradición a España desde Alemania.

La Fiscalía alemana tiene ultimado un texto de aclaración y de nueva petición con aportación de información adicional. Es casi la última bala del Gobierno, el Supremo y la Fiscalía para poder juzgar a Puigdemont por todos los delitos de los que se le acusa. Lo remitirá los próximos días, previsiblemente la próxima semana, al tribunal para que decida antes del 26 de mayo. Fuentes de la Fiscalía española aseguran que ese escrito parte de los encuentros celebrados recientemente e incluye el detalle de centeneras de actos de supuesta violencia, la concreción de la acusación de malversación y los escritos del Tribunal Supremo sobre el procedimiento en España.

Añaden esas fuentes que se aportan precedentes de aplicación de euroórdentes en las que nunca se entra en el fondo del delito del que se acusa al reclamado, sino que siempre se tiene en cuenta sólo la forma y la comprobación de requisitos formales. La posición de la Fiscalía alemana, que ya asumió antes la petición de España, hace concebir esperanzas al Gobierno.

Puigdemont al salir de la cárcel alemana. (EFE)
Puigdemont al salir de la cárcel alemana. (EFE)

Puigdemont, según los independentistas, juega con esos plazos para demorar la formación de Govern, manteniendo formalmente su candidatura a president de la Generalitat. Explican que si el tribunal alemán mantiene su decisión de entregarle sólo por malversación y desobediencia antes del 22 de mayo, podría intentar ser extraditado a España para forzar su investidura. Según ese plan, intentaría salir en libertad provisional, previo pago de fianza y forzar su investidura, aunque los plazos para llegar a esa situación antes del 22 de mayo son muy ajustados. En todo caso, podría estar en libertad para presentarse a la repetición de las elecciones, con el horizonte de una investidura posterior si suma los escaños que ahora tiene el independentismo.

Si es entregado por rebelión seguiría con seguridad en prisión con imposibilidad de ser investido, tal y como ya dictaminó el Tribunal Constitucional respecto a Jordi Sànchez, encarcelado por ese delito.

Entremedias de ese plazo, el PDeCAT explica que Puigdemont intentará mantenerse en el centro de la política catalana con la tramitación en el Parlament de la reforma de la Ley del Govern para permitir una investidura a distancia. Esa reforma legal tiene una eficacia imposible, primero porque el obstáculo legal está en el reglamento del Parlament y no en la ley del Govern y también porque el Ejecutivo de Mariano Rajoy puede suspenderla inmediatamente con un recurso ante el Tribunal Constitucional. Servirá, en todo caso, para mantener la tensión y el relato, según los independentistas.

"Será el primer spot de campaña", asegura un dirigente de PDeCAT, donde es visible el rechazo a unas nuevas elecciones, porque desde hace meses sostienen que debe haber un Govern inmediatamente. Así lo defendió, por ejemplo, Oriol Junqueras en una reciente entrevista en El Confidencial.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
37 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios