Es noticia
Menú
El amigo de una de las agredidas en Alsasua: "Venían corriendo, le pegaban y se iban"
  1. España
juicio por la agresión

El amigo de una de las agredidas en Alsasua: "Venían corriendo, le pegaban y se iban"

El joven admite que golpearon al teniente por turnos, aunque no puede "identificar a nadie, estaba oscuro e iban encapuchados"

Foto: Miles de personas participan en la manifestación que discurre por Alsasua en contra de la imagen que se proyecta de la localidad. (EFE)
Miles de personas participan en la manifestación que discurre por Alsasua en contra de la imagen que se proyecta de la localidad. (EFE)

Paulet, uno de los ‘amigos’ de la novia del teniente agredido en Alsasua ha negado hoy conocer la identidad de ninguno de los que aquella noche de 2016 agredieron a los dos guardias civiles y a sus parejas en la localidad navarra. El joven ha admitido que vio a gente golpearlos, sobre todo al teniente, pero asegura que no puede identificar a ninguno de los agresores porque todos iban encapuchados.

“No soy capaz de identificar a nadie de los que agredieron; estábamos de fiesta y estaba oscuro; creo recordar que había gente que no era del pueblo, pero no recuerdo una sola cara de los que agredieron”, ha sentenciado el chico, que ha reconocido haber sido presionado para ir a declarar por los padres de Ohian Arnanz, el procesado para el que la Fiscalía pide más pena, 62 años de prisión, y que sabía artes marciales.

Foto: Los guardias civiles declaran en la segunda sesión del juicio de Alsasua. (EFE)

Durante la cuarta sesión del juicio contra los ocho acusados de propinar una paliza a los guardias y sus parejas, Paulet ha explicado que los agresores se iban turnando para pegar al teniente. “Pasaba gente corriendo, le pegaban patadas en la espalda y en el pecho y luego se iban y venían otros”, ha descrito durante un testimonio en el que claramente no contaba todo lo que sabía. No en vano, ha ocultado voluntariamente la identidad de algunas de las personas con las que ha asegurado que estuvo aquella noche. “No voy a decir su nombre”, ha respondido cuando la acusación le pedía más información.

Foto: Juicio por agresión a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua en 2016. (EFE)

Paulet ha admitido que era amigo de María José, la novia del teniente, antes de la paliza que ambos recibieron, pero que después la cosa cambió sustancialmente. “Ella piensa que ya no somos amigos; no hablo con ella desde hace un año y medio”, ha explicado el declarante, que ha negado tener miedo, pero sí ha admitido sentirse presionado. “Pero es por mi carácter”, ha matizado el joven, que ha confesado también que el día siguiente mandó un mensaje a María José “para ver qué tal estaba”.

Le dijo también, como ha reconocido, que él intentó parar las agresiones, pero que no lo consiguió, que “pasó muy rápido todo”. La novia del teniente, por su parte, durante su declaración el pasado martes, dejó claro que su vida social en Alsasua terminó aquella noche y que no ha vuelto a contactar con sus amigos.

placeholder Manifestación de apoyo a los guardias civiles. (EFE)
Manifestación de apoyo a los guardias civiles. (EFE)

Paulet, que era miembro del equipo de fútbol del pueblo como el acusado Julen Goicoechea, ha narrado que cuando salió del bar Koxka, vio al teniente “en el suelo”, que en ningún momento trató de defenderse. “No le vi caer, ya estaba en el suelo; y había gente que seguía pegándole, pero no recuerdo a nadie, la gente estaba encapuchada; había sangre”, ha relatado, antes de apuntar que él intentó “que nadie le pegara al teniente” cuando este estaba tumbado.

El testigo ha explicado que días después de los hechos estuvo hablando con el hermano de María José y que le dijo que todo lo que contaba la chica era verdad salvo que la paliza fue “premeditada”. “Eso no era cierto”, ha dicho, antes de señalar exactamente lo contrario. “Le dije que sí iban a por ellos, pero que habían metido a gente que no tenía que estar ahí”, ha apuntado Paulet, que a posteriores preguntas de la abogada de Jon Ander Cob, otro de los acusados, ha asegurado que este último es de los que no deberían estar en el banquillo.

Foto: El portavoz de UPN, Javier Esparza. (EFE)

Paulet ha reconocido que Ohian es “conocido” suyo, “de toda la vida”, y que aquella noche tuvo que frenarle varias veces. “Le aparté, porque no quería que se metiera en problemas”, ha explicado. “Me fui a hablar con él cerca de los baños y ahí lo dejé; luego le volví a ver cuando salía del bar y le volví a meter dentro; creo que quería ver qué pasaba y le dije que no, que no se metiera; no sé por qué le dije eso, me salió”, ha argumentado tras las preguntas de la acusación, que pretendía saber qué es lo que trataba de hacer Ohian, al que ayer los dos policías forales que llegaron para poner fin a la paliza reconocieron como el joven que se les acercó en actitud amenazante y “con los puños cerrados” cuando los agentes trataban de detener a Jokin Unamuno, el procesado que inició las agresiones.

Este último, según admitió él mismo, se encaró con el teniente y con el sargento dentro del bar. Los dos guardias civiles, además, explicaron que fue a por ellos directamente y se acercó al sargento con aire desafiante. María José indicó que Jokin fue quien provocó todo. “Sin él, no estaríamos hoy aquí”, sentenció la novia del teniente.

Paulet, uno de los ‘amigos’ de la novia del teniente agredido en Alsasua ha negado hoy conocer la identidad de ninguno de los que aquella noche de 2016 agredieron a los dos guardias civiles y a sus parejas en la localidad navarra. El joven ha admitido que vio a gente golpearlos, sobre todo al teniente, pero asegura que no puede identificar a ninguno de los agresores porque todos iban encapuchados.

Alsasua Audiencia Nacional
El redactor recomienda