la estabilidad de la legislatura, pendiente de los independentistas catalanes

El Gobierno espera un giro del PNV para aprobar los Presupuestos

Quedan 10 días para que los nacionalistas vascos acepten votar a favor de las cuentas, incluso aunque no se haya levantado el 155 de Cataluña

Foto: El diputado del PDeCAT Jordi Xuclà conversa con el portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban.
El diputado del PDeCAT Jordi Xuclà conversa con el portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban.

El Gobierno solo tiene 10 días para lograr el apoyo del PNV al proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2018. Necesita que haya Govern en Cataluña para que se levante la aplicación del artículo 155 de la Constitución o que los nacionalistas vascos rectifiquen su posición y acepten votar las cuentas aunque se mantenga suspendido el autogobierno catalán. De esa votación dependen en gran medida la continuidad de la legislatura y el futuro de los partidos.

El día 26 de abril tendrá lugar la votación de las enmiendas de totalidad en el Congreso y el Ejecutivo necesita los 175 que suman el PP, Ciudadanos, Coalición Canaria y PNV. Fuentes de los nacionalistas vascos insisten en que, por el momento, están dispuestos a apoyar las cuentas, pero no pueden hacerlo mientras se mantenga en Cataluña la situación excepcional que rechaza el PNV.

El PNV está dispuesto a apoyar las cuentas, pero no puede hacerlo mientras se mantenga en Cataluña la situación excepcional actual

No hay problema sobre el contenido, porque en todo caso hay margen para una posterior rectificación en el trámite de enmiendas, pero no ha cambiado esa condición. Y así se lo han trasladado al Gobierno. También el PNV presiona a los independentistas catalanes para que formen un Govern posible, tras una investidura de un diputado sin proceso legal abierto, antes del 26 de abril. Por el momenton esas gestiones no han dado fruto, aunque se haya barajado la opción de Govern antes del día de Sant Jordi, 23 de abril. La perspectiva de unas nuevas elecciones en Cataluña si no hay investidura antes del 22 de mayo puede complicar la situación, aunque La Moncloa confía en que sirva para justificar el giro del PNV.

Fuentes del Gobierno coinciden en esta versión, con el matiz de que aseguran tener constancia de la posibilidad de que el PNV gire en el último momento, incluso durante el mismo pleno que se inicia el 25 de abril. Para ello, han incluido ya en el proyecto de Presupuestos concesiones a los nacionalistas vascos y, además, mantienen colaboración y apoyo en el Parlamento del País Vasco.

La financiación autonómica es una de las claves de estos PGE.
La financiación autonómica es una de las claves de estos PGE.

El plazo para la presentación de enmiendas de totalidad termina el viernes 20 y el PNV no ha decidido aún si lo hará. En todo caso, es posible que lo haga y lo retire antes de la votación del 26. O, al menos, ese es el deseo del Gobierno. Se votarían las enmiendas del resto de grupos, que suman 175 votos también. Serían precisas tres votaciones si persiste el empate y el proyecto de Presupuestos seguiría adelante para que solo al final sea necesario también el voto del diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo.

La otra clave de esos Presupuestos es la financiación autonómica. Tras varias dudas, el Gobierno anunció su disposición a negociar un nuevo modelo de financiación, puesto que el actual caducó por ley hace cuatro años. Ahora, el Ejecutivo tiene dudas de que sea posible ese acuerdo.

Si el 26 de abril el Gobierno perdiera la votación, se abriría un periodo de duda política. Incluso volvería a mirarse a Pedro Sánchez por una posible moción de censura contra Rajoy.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios