exteriores pide presión en instituciones y medios

El Gobierno moviliza a los embajadores en la UE para asegurar la entrega de Puigdemont

Exteriores insistió a los embajadores para que refuercen sus "tareas explicativas" en las instituciones y en los medios de comunicación sobre la intentona golpista en Cataluña

Foto: El ministro español de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis. (Reuters)
El ministro español de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis. (Reuters)

El golpe de la corte regional alemana de Schleswig-Holstein a la Justicia española y a la euroorden solicitada para procesar a Carles Puigdemont ha obligado al Gobierno a movilizar a los embajadores en los principales países de la UE, a los portavoces parlamentarios en Bruselas y a los nacionales para que presionen a la opinión pública de la UE (a través de gobiernos y medios) para asegurar la entrega del jefe independentista prófugo.

Todos los llamados a capítulo siguen el mismo guion: el expresidente de la Generalitat de Cataluña intentó dar un golpe en España contra el orden constitucional, la euroorden se basa en la confianza mutua entre los estados de la UE, incluida la administración de justicia, un juez de otro país no puede entrar en el fondo de los delitos que se persiguen y dejar un margen para la duda supondría crear espacio de refugio o impunidad para golpistas o terroristas (por ETA) como ocurría en el pasado.

El jefe de la delegación del PP español en la Eurocámara, Esteban González Pons, empezó con la tarea de denuncia en la convención que su partido celebró en Sevilla el pasado fin de semana y ahora sigue en su ámbito, un grupo en el que predominan los eurodiputados alemanes. Por su lado, el Ministerio de Asuntos Exteriores reunió el lunes por la noche a los embajadores de España en las principales capitales europeas para pedirles que refuercen sus mensajes en defensa del orden constitucional español y los principios de la euroorden.

En ausencia del jefe de la diplomacia, Alfonso Dastis, de viaje oficial a Argentina acompañando a Mariano Rajoy, fue el secretario de Estado de Asuntos Europeos, Jorge Toledo, el encargado de 'instruir' en la materia a los embajadores en Alemania, Francia, Italia, Países Bajos, Reino Unido, Bélgica, Portugal, Suecia, Dinamarca, Eslovaquia, Irlanda, Grecia, Austria, Luxemburgo y Finlandia, más el representante permanente en la Unión, Juan Pablo García-Berdoy. De fuera de la UE estaba el representante en Suiza, país adonde han huido de la Justicia española las dirigentes secesionistas Marta Rovira, de ERC, y Anna Gabriel, de la CUP.

Los diplomáticos asistían en Alicante a unas jornadas sobre el futuro de la UE y las consecuencias del Brexit, y Toledo convocó una reunión añadida para abundar en el argumentario sobre la defensa de la imagen de la democracia española frente a las campañas de Puigdemont y demás dirigentes separatistas prófugos. Fuentes de Exteriores informaron que se insistió a los embajadores para que persistan en su "tarea explicativa" en las instituciones y en los medios de comunicación.

En el PP acogieron con satisfacción la claridad con que la Fundación Konrad Adenauer, vinculada al partido de Angela Merkel, exponía en el 'Frankfurter Allgmeine Zeitung' que la corte regional de Schleswig-Holstein se excedió en sus competencias con la euroorden de detención y entrega de Puigdemont. El director de la oficina para España, Wilhelm Hofmeister, en un artículo titulado "Cataluña y el declive de la Unión Europea", sostenía que "el comportamiento en Alemania frente al separatismo catalán será conocido como una de las causas próximas del declive de la UE" y destacaba que no se puede negar a la Justicia española la competencia para "enjuiciar a los separatistas conforme a las reglas del Estado de derecho".

En la misma línea y desde España, el portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Rafael Hernando, celebró que la ministra de Justicia socialista del Ejecutivo de coalición de Merkel haya "rectificado" unas declaraciones en defensa de la decisión de excarcelar al expresidente de la Generalitat y recordó que la euroorden vino a superar en su día el problema de que una parte del territorio europeo se había convertido en "santuario de terroristas" en tiempos de ETA.

"Si una parte de Europa se convierte en un refugio para golpistas, estaremos dando la razón a aquellos que no creen en Europa", destacó el dirigente del PP, además de reiterar que quien tiene que juzgar al jefe de los separatistas "no es un tribunal alemán, sino español, porque el 'expresident' ha pretendido destruir España y ha estimulado la confrontación violenta entre catalanes".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
37 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios