sucesos

¿Qué pasó con los secuestros en los coles? Ahora nadie vio nada y los casos se desinflan

La policía no encuentra testimonios que corroboren la versión de la niña de Jorge Juan, mientras la Guardia Civil continúa investigando los otros cuatro casos de supuestos raptos

Foto: Colegio Sagrada Familia de Madrid. (EC)
Colegio Sagrada Familia de Madrid. (EC)

Los medios de comunicación se hicieron eco a comienzos de marzo de una sucesión de denuncias presentadas por padres de niños de diferentes centros de la Comunidad de Madrid que pedían a la Policía Nacional y a la Guardia Civil investigar el supuesto intento de secuestro de sus hijos a las puertas del colegio. Las fuerzas de seguridad abrieron diligencias para indagar cada caso por separado, dado que entendían que no había conexión entre ninguno de ellos. Todas ellas hacían referencia a teóricos intentos de rapto que tuvieron lugar en los últimos días sobre menores de entre 11 y 14 años, pero no guardaban relación entre sí.

Los padres de un niño de 11 años del colegio Europa de Parla denunciaron el pasado 13 de marzo que un hombre trató de llevarse a su hijo a las 14:00, cuando el menor salía de clase. Según el escrito, el chico fue agarrado por los hombros por un desconocido, que le amenazó con matarle si alzaba la voz. Sin embargo, inmediatamente el pequeño comenzó a gritar y logró escaparse. La alerta provocó que el colegio emitiera un comunicado para dar la descripción del sospechoso (un hombre blanco, rubio, con barba, fuerte, con acento, una cazadora negra, chándal y zapatillas) y pedir a las familias que hubieran visto algo que lo comunicaran a las autoridades. La Policía Local y la Guardia Civil reforzaron la vigilancia en la zona.

El mismo 13 de marzo, otros padres denunciaron que habían intentado raptar a su hijo en plena calle de Las Rozas. Días antes, una denuncia similar hizo saltar la alarma en el colegio Logos de Las Rozas. Hacia las 9.00, un menor que acababa de bajarse del coche de su madre para acceder al centro fue agarrado por el brazo por unos desconocidos que intentaron acto seguido meterle en una furgoneta roja, según reveló el propio niño, que logró escapar. Tras conocerse estos tres casos, una cuarta familia interpuso una nueva denuncia que relataba que su hijo había sufrido un intento de secuestro el pasado diciembre en el centro comercial Xanadú de Arroyomolinos.

Asimismo, el 14 de marzo una niña de 11 años aseguró que, tras salir del colegio Sagrada Familia de la madrileña calle Jorge Juan a las cinco de la tarde, un hombre abrió la puerta de atrás de un coche que pasaba junto al centro y trató de meterla dentro. Según el testimonio de la propia pequeña, logró evitarlo. Sus padres denunciaron los hechos y la Policía Nacional estableció un dispositivo para vigilar la zona el día siguiente.

La Guardia Civil se hizo cargo de las dos denuncias de Las Rozas, de otra que fue interpuesta en Pinto y de la presentada en Arroyomolinos. La Policía Nacional, por su parte, asumió la investigación de los hechos referidos al colegio de la calle Jorge Juan. En concreto, de este último asunto se encargó la Unidad de Familia y Mujer de la Policía Nacional, especializada en tratar con menores y víctimas de violencia de género, entre otros temas. Los agentes comenzaron a investigar lo que la niña había relatado y a tratar de recabar testimonios.

Esto último, sin embargo, resultó imposible para los investigadores. Al principio, señalan fuentes policiales, había varias madres que aseguraban haber visto algo. Luego, en los despachos del departamento, sin embargo, ninguna aseguró haber presenciado nada concreto. A pesar de que los supuestos hechos tuvieron lugar en plena salida de clase, las madres que en un primer momento incluso describieron al supuesto secuestrador luego se echaron atrás. Por ahora, la policía no dispone de testimonios que corroboren la versión aportada por la menor y así se lo ha hecho saber en un atestado al juzgado responsable de instruir la causa. La investigación sigue abierta, aunque estancada, al no haber posibilidad de confirmar lo denunciado.

Fuentes de la investigación señalan asimismo que las cuatro instrucciones abiertas en paralelo por la Guardia Civil se encuentran en una situación similar. En ninguna de ellas han encontrado los responsables de las pesquisas indicios de criminalidad claros contra persona concreta alguna. Desde el instituto armado aseguran que las cuatro investigaciones, sin embargo, siguen aún abiertas, con lo que aún existe la posibilidad de encontrar pruebas o testimonios que den veracidad a alguna de las denuncias.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios