sigue la guerra por la permanente revisable

El PSOE protesta en el Congreso por la presencia de los padres de niños asesinados

Margarita Robles protestó en la última reunión de la junta de portavoces por la presencia de los familiares de Diana Quer, Sandra Palo y Marta del Castillo en la Cámara el jueves pasado

Foto: Juan Carlos Quer y Juan José Cortés, padres de Diana Quer y Mari Luz Cortés, en el pleno del Congreso la pasada semana. (EFE)
Juan Carlos Quer y Juan José Cortés, padres de Diana Quer y Mari Luz Cortés, en el pleno del Congreso la pasada semana. (EFE)

Sigue en el Congreso la guerra del PSOE contra la prisión permanente revisable y el protagonismo de los padres de los niños asesinados en contra de su empeño en derogarla. La portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Margarita Robles, protestó en la última reunión de la Junta de Portavoces por la presencia de los familiares de Diana Quer, Sandra Palo y Marta del Castillo en las dependencias de la Cámara la pasada semana y por el hecho de que, en concreto, se “insultara” en la sala Clara Campoamor al Partido Socialista.

Según fuentes parlamentarias, Robles se refirió al PSOE como “su” partido pese a no militar en el mismo y dio a entender que las palabras por las que presentaba la queja eran las de Blanca Estrella Ruiz, presidenta de la asociación Clara Campoamor que sí es militante socialista, y de tercera generación. Estrella pidió disculpas como socialista y se declaró avergonzada por el espectáculo que había dado en el pleno el portavoz del PSOE, Juan Carlos Campo, al atacar a los familiares de niños asesinados que habían acudido al Congreso: Juan Carlos Quer, Juan José Cortés (padre de Mari Luz), los padres de Sandra Palo; María del Mar Bermúdez y Francisco Palo; el padre de Marta del Castillo, Antonio; y la tía de Yéremi Vargas, Jessica Sánchez.

En la Junta de Portavoces, Robles volvió a acusar al Grupo Popular de “utilizar” a los familiares de la víctimas para defender la vigencia de la prisión permanente revisable y ponerlas en contra de la oposición por el hecho de que se empeñen en suprimir del Código Penal el endurecimiento de las penas aprobado por el Gobierno de Rajoy en 2015 para delitos especialmente graves como el asesinato de menores.

El portavoz del PP en la Cámara, Rafael Hernando, replicó que la reunión en la sala Campoamor había sido solicitada a la presidencia del Congreso y aprobado como en cualquier otro acto propio del debate político que se celebra en las instalaciones del Parlamento. Según los mismos medios, la posición de Robles contra la presencia de los familiares de las víctimas encontró la comprensión de la portavoz de Podemos, Irene Montero, quien comentó que tomaba nota de lo ocurrido para utilizar también dependencias de la Cámara como había hecho el Grupo Popular.

La Asociación Clara Campoamor, "entidad progresista vinculada al PSOE desde 1968 que defiende a la mujer, a los jóvenes y a los seres más desfavorecidos", según sus estatutos. Y como tal amparó la reunión por la que protesta Robles en el Congreso además de proclamar que apoya la causa de los padres de los niños asesinados "de modo incondicional". La petición de respetar la prisión permanente revisable tiene también el aval los casi tres millones de firmas "sin adscripción política alguna" que ya han conseguido las familias en la campaña lanzada en 'change.org'.

Al término del pleno del Congreso, los familiares de las víctimas se reunieron durante veinte minutos con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, otro hecho que tampoco gustó a los socialistas

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios