YA ARENGÓ A SUS DIPUTADOS EN LA REUNIÓN EN EL CONGRESO

Sánchez, ausente en la tribuna en el debate de pensiones, presente en la tele pública

El secretario general no acude a la sesión en el Congreso de este miércoles para ceder el protagonismo a su portavoz, pero sí que da la réplica a Rajoy en una entrevista en el 24 Horas

Foto: Pedro Sánchez, este 13 de marzo en la Deusto Business School, impartiendo una conferencia sobre pensiones. (EFE)
Pedro Sánchez, este 13 de marzo en la Deusto Business School, impartiendo una conferencia sobre pensiones. (EFE)

Pedro Sánchez suele decir que no echa en falta su escaño en el Congreso, ni le perjudica no tenerlo. Que lo abandonó en octubre de 2016, ya fuera del poder del PSOE, porque no compartía la abstención en la investidura de Mariano Rajoy que aprobó el comité federal del PSOE. Y que lo hizo por coherencia. Ahora siente que tiene su agenda más libre, que no solo se hace política en la Cámara Baja. De paso, puede huir de las focos y de los periodistas siempre que quiere, sin sentir el acoso y la presión constante de los medios. Pero su ausencia se aprecia en debates importantes, de cierta enjundia. O en actos institucionales solemnes. Ya pasó en la celebración de los 40 años de las elecciones de 1977, cuando se sentó en la tribuna, en lo alto, solo, y se le veía desubicado mientras que abajo, en los escaños, se sentaban los Reyes, sus compañeros de partidos, referentes de la Transición. Este miércoles el pleno habla de pensiones. Pero él no está.

El secretario general no acude este miércoles a la sesión en el hemiciclo. No oteará desde las alturas, desde la tribuna de invitados, el parlamento de su portavoz, Margarita Robles. Pero sí se oirá su voz. Da la réplica a Mariano Rajoy, pero en la tele. A las 13:30 horas comienza una entrevista en 'Asuntos públicos', en el Canal 24 Horas de TVE, un espacio presentado por Lara Siscar. Por la tarde, protagonizará una asamblea abierta (también sobre pensiones) en Córdoba, acompañado de la alcaldesa de la ciudad, la socialista Isabel Ambrosio, y la número cuatro de la ejecutiva del PSOE, la exministra Carmen Calvo, uno de los puntales de su equipo.

En la dirección consideran que no tiene sentido alguno que Sánchez acuda al Congreso a este tipo de debates. Tampoco asistió al que el palacio de la Carrera de San Jerónimo acogió en agosto sobre corrupción. "Si estás en la Cámara, es como un diputado más, si no no tiene sentido", explicaba este martes un alto mando de la cúpula que desaconsejaba a su jefe su presencia en la tribuna, porque además se podría interpretar como una vigilancia o tutela hacia Robles. Este mismo dirigente, persona de la máxima confianza de Sánchez, recordaba que el formato de debate tampoco se presta a fotografías que no pasarían de lo simbólico: el presidente interviene tantas veces como desee y los grupos disponen de 10 minutos en la réplica y de otros 5 en la dúplica. Es decir, que la cuestión se sustanciará en poco más de tres o cuatro horas. Así que Sánchez estará en los platós del 24 Horas justo cuando esa parte del pleno, la dedicada a pensiones —porque luego sigue el control al Gobierno— haya concluido.

En la dirección desaconsejan al líder una foto en la tribuna, y más en un debate que tampoco da para mucho, corto y a la medida del presidente


Hay otra razón por la que la presencia del líder socialista en el hemiciclo este miércoles carece de sentido ya. Él mismo se reunió con su grupo parlamentario ayer martes por la mañana, con la clara intención de calentar motores y de fijar las prioridades de trabajo: pensiones e igualdad. Y por si fuera poco, por la tarde impartió una conferencia sobre el primero de esos temas en la Deusto Business School, en Madrid.

Las demandas concretas

Sánchez, durante su intervención ante sus parlamentarios [aquí en PDF], ya adelantó que su grupo insiste e insistirá en que el Gobierno ha de cumplir con un disposición adicional de la Ley de Seguridad Social, y que le obliga a aumentar la base reguladora de la pensión de viudedad del 52% al 60% para los mayores de 65 años que no reciban otra prestación pública. Dos, hay que reconocer, dice el PSOE, el bonus de dos años de cotización por cada hijo nacido a efectos de cálculo de la pensión. Es una de las propuestas que el PSOE llevaba en su programa electoral de 2015 y 2016, y que ahora quiere volver a poner encima de la mesa, porque no solo se trata de igualdad salarial, sino también "del impacto que la maternidad tiene" sobre las carreras profesionales de las mujeres.

El PSOE pide aumentar la pensión para las viudas, un bonus de cotización de dos años por cada hijo nacido y la derogación de la reforma laboral

Tres, los socialistas exigen que se recupere el derecho a la cotización a la Seguridad Social de los cuidadores no profesionales que están incorporados en el Sistema Nacional de Dependencia, y que en muchos casos son mujeres familiares de esos dependientes. Y cuatro, hay que "abrir el debate sobre la extensión y universalización del sistema de educación pública para niños y niñas de 0 a 3 años".

A estas demandas se suman las propuestas del PSOE para garantizar la sostenibilidad del modelo: introducción del impuesto a la banca y a las transacciones financieras —que permitiría recaudar en torno a 1.600 millones de euros—, la racionalización del gasto, y la derogación de la reforma laboral, pues a mejores empleos, mejores sueldos, y mayor volumen de cotizaciones a la Seguridad Social. Este es, de hecho, el primer eje que Ferraz ve necesario para paliar el déficit del sistema y asegurar su futuro. Por descontado, los socialistas también siguen pidiendo una revalorización de las pensiones conforme al IPC, algo a lo que hasta ahora el Gobierno se ha negado. En los últimos cinco años, el Ejecutivo de Rajoy ha aumentado un 0,25% las prestaciones. El PSOE denuncia que los jubilados han perdido poder adquisitivo, también porque se les ha aplicado el copago farmacéutico.

Sánchez, ausente en la tribuna en el debate de pensiones, presente en la tele pública

La dirección de Sánchez no está nada contenta con el formato de un debate al que el presidente acude "obligado y a rastras", y con un fondo "claramente electoralista", dirigido a los nueve millones de pensionistas, en buena parte votantes del PP. Además, no habrá propuestas de resolución que luego la Cámara pueda votar. Así las cosas, Ferraz tiene "pocas esperanzas" en la sesión de este miércoles.

El verdadero cambio, el de la igualdad

Durante su intervención ante sus diputados, el secretario general puso el foco en las pensiones, pero también en la igualdad. De hecho, el grupo ya exigió el lunes un pleno monográfico sobre este tema para abril y que este tipo de sesiones se celebren anualmente. Sánchez animó a los suyos a seguir enarbolando la bandera de la igualdad de género. Con más denuedo si cabe visto el éxito de la huelga feminista del pasado jueves.

Sánchez cree que hay un "levantamiento social" de la gente contra el PP: "Si la recuperación no llega a la calle, lo que hace la calle es salir a reclamarla"

"El 8 de marzo se demostró que el verdadero cambio que necesita nuestro país es a favor de la igualdad. Se demostró que con un Gobierno 'bunkerizado', las mujeres salieron a la calle y pidieron lo que es justo: acabar con la brecha salarial, acabar con las desigualdades de género que sufren desgraciadamente muchísimas trabajadoras y jubiladas de nuestro país. Yo creo que el 8 de marzo se visualizó qué partidos creemos en la igualdad y qué partidos políticos no creen en la igualdad. Ya sabíamos que había una derecha [el PP] que siempre ha desdeñado la causa de la igualdad de género; el 8 de marzo hubo otra derecha [la de Ciudadanos] a la cual se le cayó la careta, y que no cree tampoco en la igualdad de género", mantuvo.

Sánchez, ausente en la tribuna en el debate de pensiones, presente en la tele pública

Sánchez observó que las movilizaciones que ahora se ven en "calles, plazas, pueblos, ciudades" de todo el país contra el Gobierno del PP "es un levantamiento social" que demanda "una redistribución justa del crecimiento económico". "Si la recuperación económica no llega a la calle, lo que hace la calle es salir a reclamarla, y eso es lo que va a ocurrir el próximo día 17 [de marzo, en la movilización de los pensionistas], y lo que explica lo que ocurrió el pasado 8-M", en los paros feministas.

Harina de otro costal es el debate del estado de la nación, el más importante que se celebra en el Congreso cada año... aunque el último que se celebró fue en 2015. El PSOE no ha urgido a Rajoy a ponerle fecha, ni tampoco el presidente ha comunicado su decisión de que tenga lugar de manera inminente. A Ferraz tampoco le interesa demasiado esta sesión: es la ocasión en la que los líderes de los grandes partidos se miden, y ahora Sánchez no está en la Cámara. Su ausencia pesaría mucho, y eso es un hándicap todavía poderoso para el secretario general.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios