RÉCORD EN AFILIADOS Y SIMPATIZANTES

Cs afianza su crecimiento en las CCAA en las que pactó la investidura de PP y PSOE

El número de afiliados y simpatizantes en Madrid, Andalucía, Murcia y La Rioja —regiones en las que Cs es la llave— se disparó en los últimos meses. El partido se arma de cara a 2019

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, junto al portavoz de Ciudadanos en la región madrileña, Ignacio Aguado. (EFE)
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, junto al portavoz de Ciudadanos en la región madrileña, Ignacio Aguado. (EFE)

El Consejo General de Ciudadanos —máximo órgano entre congresos— se reúne este sábado en Madrid tras unos meses convulsos y optimistas para la formación que lidera Albert Rivera. Los 123 miembros que tienen como principal cometido controlar la labor de la ejecutiva nacional se citan en un momento muy dulce para el partido naranja, tras ganar las elecciones catalanas en lo que fue una victoria histórica y liderando todas las encuestas publicadas recientemente, incluida la de este diario. Y no solo: también abordará el crecimiento interno del partido durante los últimos seis meses, en los que la formación contabiliza un total de 157.000 inscritos (afiliados y simpatizantes registrados), una cifra sin precedentes en el partido centrista.

Más allá del incremento logrado en las provincias del mundo rural que ha llevado al partido a romper la barrera en un entorno tradicionalmente hostil, hay otras lecturas importantes que el partido hará este sábado con toda seguridad. Entre ellas está el crecimiento que registra en las cuatro comunidades en que fue la llave del gobierno en 2015 y permitió la investidura de los candidatos de PP y PSOE. Entienden que la captación de nuestro afiliados y simpatizantes responden a la consolidación del partido en estas regiones, que ya priorizan para 2019 porque el primer objetivo es gobernar. La Comunidad de Madrid, sin duda, se trata de uno de los casos más reseñables. Según los datos a los que ha accedido este diario, el área de Organización contabiliza un total de 30.495 inscritos, lo que supone un crecimiento de más del 27% en los últimos seis meses.

En Andalucía el escenario es similar. Toda la comunidad registra en torno a 24.400 afiliados y simpatizantes, siendo las que más crecen Jaén (+ 60%, hasta 1.461 inscritos), Almería (+49%, que ya alcanza los 2.096), Córdoba (+57%, hasta 1.940) y Huelva (+55% con 1.118). Sevilla y Málaga siguen siendo las provincias andaluzas que más apoyos internos registran: 5.882 y 5.443 respectivamente, con un crecimiento del 38% y 32%.

El propio secretario de Organización, Fran Hervías, insiste en que el crecimiento del partido es "imparable" según las previsiones internas del partido, por corresponderse con una tendencia "sostenida en el tiempo y consolidada". Desde la formación descartan por completo que estos datos se hayan inflado por una cuestión de moda o como consecuencia directa de la victoria en Cataluña, ya que el fenómeno se produce en todas las provincias españolas sin excepción y durante los últimos seis meses (tres antes de que los catalanes acudieran a las urnas).

En Murcia la situación es también muy optimista para la formación de centro. El crecimiento de afiliados y simpatizantes en esta región así lo pone de manifiesto: desde septiembre un 73% más hasta superar los 5.000 inscritos naranjas. Una cifra que el partido valora con especial interés por la situación tan particular que esta comunidad vivió hace unos meses cuando el ahora expresidente, Pedro Antonio Sánchez, dimitía tras su imputación por cuatro supuestos delitos de corrupción política.

Una dimisión que tardó en llegar pese a la presión ejercida desde el partido naranja, que llegó a romper el pacto de investidura por incumplimiento. Un escenario similar al que actualmente se está produciendo en torno a los Presupuestos Generales del Estado prorrogados, a los que el grupo de Rivera condiciona la dimisión de la senadora popular Pilar Barreiro (imputada en la trama Púnica) para dar su apoyo. Fuentes de la formación repiten últimamente "los parecidos" que esta situación tiene con la del expresidente murciano y se reafirman: "Tardaron en comprenderlo, pero al final dieron el paso".

Albert Rivera, junto a la portavoz Inés Arrimadas, durante la ejecutiva nacional. (EFE)
Albert Rivera, junto a la portavoz Inés Arrimadas, durante la ejecutiva nacional. (EFE)

En cuanto a La Rioja, cuarta comunidad en la que Ciudadanos dio su apoyo para que otro candidato gobernara (en este caso también del PP), y en la que la formación naranja también ha aumentado su afiliación un 21,7% hasta los 713 inscritos. Una cifra mucho menor con respecto al resto de provincias y comunidades, pero sobre la que los centristas recuerdan que su población total es de en torno a 315.000 habitantes

En vista de los datos en todas las regiones el partido considera que el crecimiento responde a las políticas impulsadas desde la oposición, y a un proyecto "coherente que ilusiona". Según explican miembros de la cúpula centrista, la idea que hay que terminar de trasladar es que Ciudadanos está haciendo "un buen trabajo de oposición" pero que, en realidad, es "un partido de gobierno". "Hemos nacido para gobernar. Este proyecto nace de la sociedad civil. Entrar en él es una decisión personal de todos los que estamos y que antes trabajábamos en nuestros sectores. Pero nacimos para estar en los gobiernos y cambiar las cosas", insisten.

La hoja de ruta de cara a las 2019 será otro de los temas que el Consejo General podría abordar, en lo que se refiere al mensaje, porque las posibles candidaturas no estarán encima de la mesa. Mantener la coherencia en el mensaje, insistir en que las propuestas del programa electoral son las que necesita la sociedad (igualdad en todas las CCAA, cambios en el mercado laboral, pinchar 'la burbuja política', entre otras) y, sobre todo, "hablar muy claro". Esta última premisa es esencial, porque entienden que es el mayor hándicap que siguen teniendo los partidos tradicionales "por culpa de las mochilas que arrastran".

Con todo, la formación comenzará a armarse este 2018. Uno de los principales objetivos son las andaluzas, que podrían adelantarse a primeros de 2019. Después será el turno de las autonómicas y municipales en prácticamente todas las regiones (amén de las elecciones europeas, que también se celebrarán el año que viene). Si en 2015 la irrupción de los nuevos partidos dio un vuelco al tablero hasta el momento conocido, 2019 podría ser la fecha definitiva para consolidar a los nuevos inquilinos políticos. Para Ciudadanos el principal cambio el próximo año será la entrada en los gobiernos. Y si en la presente legislatura la formación decidió permitir la investidura de las fuerzas ganadoras de las elecciones, ahora salen a ganar y, sobre todo, a gobernar.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios