el confidencial accede a los audios de su declaración en el supremo

Marta Rovira: "Puigdemont nos dijo que habría despliegue del Ejército en Cataluña"

La secretaria general de ERC cargó al 'expresident' con la responsabilidad del 'procés' en varios momentos de su comparencia ante el juez

Foto: Marta Rovira (ERC) en el Parlament. (Reuters)
Marta Rovira (ERC) en el Parlament. (Reuters)

La secretaria general de ERC Marta Rovira aseguró durante su declaración en el Tribunal Supremo ante el juez Pablo Llarena que el 'expresident' Carles Puigdemont les convocó a una reunión en los días previos al 1-O en la que les dijo que, fuentes que no concretó, le habían avisado de que habría un despliegue del Ejército en Cataluña. "Yo manifesté que en una reunión concreta, en una, el 'president' Puigdemont nos convocó y nos dijo de unas fuentes que no concretó, que estaba sufriendo por una intervención policial mayor y un despliegue del Ejército en Cataluña", dijo en respuesta a las preguntas de la fiscal Consuelo Madrigal que le pidió que explicara sus declaraciones a RAC-1 el 17 de noviembre en las que aseguró que el Govern no estaba dispuesto a aceptar "un escenario de violencia extrema y muertos en las calles". En aquellas declaraciones a la radio catalana indicó que "así se les había hecho llegar". "Nos dijeron que habría sangre", agregó entonces.

La fiscal repreguntó: "¿Pero entonces usted no lo supo de primera mano?, es decir, de parte de algún representante del Gobierno español", y la dos de Oriol Junqueras concretó que no, que fue Puigdemont en el que se lo indicó en un encuentro organizado expresamente "con este debate, con esta información". Así lo explica Rovira en los audios de su interrogatorio ante el alto tribunal a los que ha tenido acceso El Confidencial.

En ellos, la de Esquerra también rememora la jornada en que se abrió la vía para la DUI. "El 10 de octubre, la verdad es que desde el grupo parlamentario y desde el Parlament, pasamos unas dos horas de espera de muchos nervios, porque se estaba anunciando por todos los sitios que íbamos a declarar la independencia y desde el grupo parlamentario nosotros, yo concretamente, no tenía ningún tipo de información de qué es lo que iba a pasar en aquella sesión convocada para el día 10 de octubre". No fue hasta 50 minutos antes cuando Puigdemont les expuso qué es lo que pretendía hacer. "Quería una proclamación de independencia para inmediatamente dejar sin efecto la proclamación".

En aquel momento tenían sobre la mesa dos ofertas de mediación internacional y se les dijo de forma oficial que una era del Gobierno suizo, y la otra era de un grupo independiente de académicos y de personas con un reconocido prestigio internacional, con Kofi Annan a la cabeza, "que lo que querían hacer es intentar abrir una vía de diálogo entre las dos partes, entre el Gobierno catalán y el Gobierno español”. "Al final tampoco no sé si, según la Ley del Referéndum el 'president' Puigdemont tenía competencia o no para declarar la República. A mí me parece que según la legalidad, como la habíamos previsto, pues no era así", llegó a decir.

Durante la comparecencia también hubo margen para echar la vista atrás. Rovira reconoció que firmó en 2015 la hoja de ruta que marcaba los pasos del 'procés'. "Esta hoja de ruta sí la recuerdo e incluso yo la firmé cuando la suscribí como secretaria general de Esquerra Republicana, en representación del partido. Surge en un contexto político muy determinado (...) Fue entonces cuando las fuerzas soberanistas empezamos a tener un debate público, es absolutamente público", indicó y explicó a continuación que surgió "precisamente por una inquietud social" que había en la sociedad. "Es una declaración de intenciones para decir a la sociedad que va a haber unidad", añadió.

Insistió en que se trataba de un preacuerdo. "Era una cosa simbólica de tratar de dar un mensaje de que… ya se pondrán de acuerdo… Yo creo que era la única representante, actuando en representación de ERC que firmé esta hoja de ruta", agregó. "Nosotros estábamos convencidos, pero absolutamente convencidos, de que lo que estábamos haciendo podía abrir una vía de negociación con el Estado español, con el Gobierno del Estado español y eso es importante decirlo. Y eso es importante decirlo porque a cada paso que nosotros hacíamos políticamente desde las instituciones democráticas de nuestros país, a cada paso que dábamos lo hacíamos porque estábamos convencidos de que era posible pactar, era posible negociar con el Gobierno del Estado español un referéndum pactado". En ese paquete que serviría para 'convencer' al Ejecutivo de Mariano Rajoy estaba también la propia consulta del 1-O.

"Sabíamos y nos los decían los ciudadanos catalanes en múltiples encuestas que la mejor solución para salir de la situación política que estábamos en Cataluña era hacer un referéndum y un referéndum pactado que es lo que nos pedía la gente, lo que nos pedían los ciudadanos. Estábamos absolutamente convencidos de que la vía del pacto, del diálogo, de la negociación era posible y de hecho la estuvimos solicitando desde el primer día", insistió.

Ninguna responsabilidad

Pese a esta defensa encendida de sus intenciones, Rovira puso un dique en cuanto a las responsabilidades y apuntó al 'expresident'. "Yo no estaba en la organización del referéndum y por lo tanto no les pedí a los ayuntamientos ningún tipo de apoyo", dijo en una ocasión. "Nadie a mí nunca me dijo que formara parte de ningún comité estratégico..." ¿No ha asistido a ninguna reunión en la que se hablara de una estrategia o una ejecutividad del proceso?, le repreguntó la fiscal a lo que ella contestó: "He asistido a reuniones políticas, reuniones políticas asumo, y bastantes, porque la legislatura fue bastante inestable".

Sí se refirió, no obstante, a las reuniones marcadas en la agenda de Josep María Jové. "Creo que es importante que me sitúe un poco. Yo era portavoz del grupo parlamentario de JuntsXSi. Como presidenta parlamentaria, tanto cuando la Carme Forcadell como presidenta del Parlament me convocaba a una reunión, yo acudía, también me pasaba que el señor Puigdemont, el 'president' Puigdemont, cuando me convocaba a una reunión, que nos convocaba a reuniones, también acudía, intentaba asistir a esas reuniones", dijo.

Para que quedara claro, lanzó en varias ocasiones un mensaje a las partes presentes en el interrogatorio. Ella tenía en sus acciones "inviolabilidad parlamentaria". "Yo era diputada en el Parlament de Cataluña, yo era diputada, ejercía de diputada en Parlament de Cataluña y a mí no me incumbían las cuestiones organizativas del referéndum. A mí no me incumbían, no me correspondía, yo era diputada. No recuerdo reuniones en las que se tratara conmigo el referéndum", resaltó. Estas declaraciones contrastan con los pinchazos telefónicos que obran en poder de la Justicia y en las que reconoce en privado un nivel de implicación mucho mayor que ella explicó como "preocupación política" por las fricciones entre las fuerzas independentistas y con los 'comunes'.

"Yo era diputada en el Parlament y a mí no me incumbían las cuestiones organizativas del referéndum", dice Rovira

"Yo acudía a todas aquellas reuniones a las que se me convocaba, intentaba acudir a todas aquellas reuniones a las que me convocaba el 'president' Puigdemont y esas reuniones podían tener múltiples debates. Ahora bien, incido también en lo que he dicho, a mí no me correspondía la parte organizativa del referéndum del 1 de octubre, a mí me correspondía la parte legal y en la parte legal que es la que me incumbía en el Parlament de Cataluña, yo ejercía como diputada y estaba evidentemente protegida por el derecho de inviolabilidad parlamentaria respecto a mis votos", insistió. "Y un aspecto más: yo no tenía ningún requerimiento ni advertencia legal ni me correspondía a mi ejercer el control de legalidad previa en la cámara porque, si los diputados y las diputadas tuviéramos que ejercer el control previo de legalidad, estaríamos completamente secuestrados en el Parlament", insistió. "Hice mi trabajo como diputada, como diputada…", volvió a repetir.

Estaban convencidos de que su misión era la de forzar la consulta para forzar así el pacto y, para ello, debían asumir "cualquier responsabilidad política o de otras índoles de estas decisiones". Y el referéndum se celebró: "A nosotros el Gobierno nos decía que el día 1 de octubre habría urnas y yo las urnas las vi y aún no sé cómo se llevaron allí el día 1 de octubre cuando fui a votar", aseguró en otro punto.

Recordó aquella jornada y explicó que quiso detener la votación ante las cargas policiales en los colegios. "Se me convocó a unas reuniones en el Palau de la Generalitat por parte del 'president' Puigdemont. En aquella reunión yo recuerdo que puse encima de la mesa la posibilidad, después de ver las imágenes del operativo policial y después de ver las imágenes, esta es mi opinión, de un exceso, probablemente, de este operativo policial, ¿no? Hice una propuesta en aquella reunión, consideraba que era mejor suspender el referéndum, debía ser por la tarde".

"Yo estaba sufriendo por la seguridad de las personas que pacíficamente y democráticamente acudían sencillamente a depositar su voto, su opinión. Aquella propuesta la descartaron porque había tal cantidad de participación que me dijeron que era imposible políticamente asumir esta propuesta. Aquel día lo que yo hice fue sufrir muchísimo por la seguridad de las personas", agregó describiendo que incluso llegó a compartir esta sensación de malestar con Junqueras, al que le pasaba lo mismo.

Marta Pascal

La coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, también aseguró que nunca creyó en la vía unilateral y negó haber sido parte del núcleo ejecutivo de dirigentes que, según ha conseguido acreditar la Guardia Civil, se coordinó para generar un proceso social que desembocara en la declaración de independencia. Pascal afirmó ante el juez Llarena que no participó en reuniones de tipo estratégico y que algunos de los hitos más relevantes del desafío secesionista los conoció por la prensa. A preguntas de la fiscal, aseguró que no llegó a tener acceso al documento 'Enfocats'. "No lo conocía. Tuve conocimiento de este documento porque lo leí en un diario digital, de hecho lo leí en El Confidencial. No tenía ningún conocimiento para nada de este documento".

El Ministerio Público le preguntó también por manifestaciones que realizó en los días previos y posteriores a la consulta. "Yo he defendido la causa independentista como una causa democrática, pero siempre en el contexto de la legalidad, de las leyes, de poder hablar con todo el mundo, de este marco convivencial que es la Constitución. Con lo cual, no recuerdo exactamente a lo que usted se refiere, pero lo he explicado en muchos contextos". Pascal insistió en que apuesta por la "unilateralidad" y que en todo momento se mantuvo dentro del marco estatutario. "Siempre he defendido que la situación en Cataluña se tiene que resolver dentro de las leyes", indicó en respuesta.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
101 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios