Es noticia
La puerta giratoria de Arsenio Fernández de Mesa: 156.000 euros, el doble que Rajoy
  1. España
su sueldo en red eléctrica de españa

La puerta giratoria de Arsenio Fernández de Mesa: 156.000 euros, el doble que Rajoy

El ex director general de la Guardia Civil tuvo unos ingresos fijos de 121.000 euros, a los que sumó otros 16.000 euros por dietas y 19.000 más por participación en comisiones

Foto: Arsenio Fernández de Mesa. (EFE)
Arsenio Fernández de Mesa. (EFE)

Sin estudios universitarios y con una trayectoria profesional vinculada casi en exclusiva a la política, Arsenio Fernández de Mesa está conociendo el éxito profesional a los 62 años. En el año posterior a su salida de la Dirección General de la Guardia Civil, este político que en 1979 ingresó como funcionario en el puerto de Ferrol como auxiliar de jardinería percibió 156.000 euros en su calidad de consejero de Red Eléctrica de España (REE), la empresa que lo fichó cuatro meses después de dejar el Ministerio del Interior. Es casi el doble que lo que gana el presidente Rajoy (79.756 euros) y 83.000 más que lo que cobra el de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

Son datos que figuran en el informe de remuneración del consejo de Red Eléctrica, compañía participada en un 20% por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), que revela que De Mesa tuvo una remuneración fija de 121.000 euros, cantidad a la que sumó otros 16.000 euros por dietas y 19.000 más por pertenencia a comisiones del consejo de la compañía. Los 156.000 euros totales corresponden a un periodo de 11 meses, del 31 de enero al 31 de diciembre de 2017, por lo que resta un mes para completar su salario anual en la compañía eléctrica. El político gallego logró además en marzo de 2017 autorización del Gobierno para trabajar en otras dos empresas: Preventia Neuro-Technology, dedicada al sector sanitario, y Absylum Integral Services, orientada a la compraventa de carburantes.

La incorporación de De Mesa como consejero de Red Eléctrica le ha permitido incrementar ampliamente los ingresos que percibía como director de la Guardia Civil, cuando cobraba en torno a 117.000 euros, incluidos nueve trienios. REE gestiona el sistema de suministro eléctrico y la red de transporte de energía de alta tensión, un sector completamente desconocido para el político ferrolano hasta su fichaje. Cuando anunció su nombramiento, la empresa lo consideró no obstante “idóneo para el cargo, dada su experiencia y conocimientos en materia de seguridad integral”, y apeló también a su labor al frente de la Guardia Civil, periodo en el que adquirió “más experiencia no solo en materia de seguridad, sino también en el ámbito de la gestión de organizaciones, ya que gestionó una plantilla de 85.000 profesionales en más de 45 países”.

Sus emolumentos son pequeños si se comparan con los del presidente, José Folgado, otro expolítico que encontró acomodo en REE, que en el ejercicio de 2017 recibió una remuneración de 546.000 euros por el desempeño de sus funciones. Folgado, exsecretario de Estado de Presupuestos y de Economía y Energía, fichó por Red Eléctrica tras dejar la alcaldía de Tres Cantos en 2012. El consejero delegado de la compañía, Juan Lasala, percibió 967.000 euros. La retribución total del consejo de administración de REE en el último año sumó 3,267 millones de euros, un 11,5% más que en 2016, cuando ascendió a 2,928 millones de euros, según el informe sobre remuneraciones.

Procedente de una estirpe de marinos y militares ferrolana que hunde sus raíces en el siglo XVIII, a los 24 años consiguió su primer trabajo ya como funcionario del Estado en la junta del puerto de Ferrol, en la que ingresó como oficial de segunda administrativo (Grupo D), en funciones de auxiliar de jardinería. Durante unos meses trabajaría como representante de una empresa de pinturas relacionada con el puerto y en 1988 pasó a la situación de “excedencia forzosa”, en la que aún se encuentra. Durante los años en que ejerció como diputado, entre 1989 y 2012, sumó a su currículo sendas diplomaturas en estudios militares y de defensa.

placeholder Arsenio Fernández de Mesa. (EFE)
Arsenio Fernández de Mesa. (EFE)

Tras algunos escarceos de juventud con organizaciones de ideología falangista, a las que se acercó de la mano de Jesús Suevos, fundador de la facción gallega de Falange Española, De Mesa militó en Reforma Democrática, la efímera asociación política conservadora que se integraría en Alianza Popular. Ya no dejaría la política activa hasta su reciente ingreso en Red Eléctrica. Así, fue el primer presidente de Nuevas Generaciones de Alianza Popular en Ferrol y su comarca, plataforma desde la que se lanzaría a la presidencia del PP en Ferrol y a la secretaría general adjunta del Partido Popular en la provincia de A Coruña. Su primer cargo público llegó en 1983, cuando fue elegido concejal de Ferrol.

Como ferrolano que es, Arsenio Fernández de Mesa, conocido como 'Cuco' entre sus amistades, no forma parte del clan pontevedrés de Mariano Rajoy, aunque es amigo personal del presidente del Gobierno, que ha tenido una influencia fundamental en su carrera política. Fue él quien, siendo ya presidente del Ejecutivo, lo nombró director general de la Guardia Civil en 2011, aunque el primer cargo público que le dio dimensión nacional fue el de delegado del Gobierno en Galicia, al que accedió en mayo de 2000, cuando Rajoy acababa de ser nombrado vicepresidente primero.

A los dos años de tomar posesión como delegado del Gobierno, a De Mesa le tocó lidiar con la crisis del 'Prestige'. Él fue el encargado de dar la cara durante los primeros días de la marea negra, antes de que José María Aznar encargase a Rajoy que tomase directamente el mando. Para entonces, ya se había hecho popular con un pronóstico definitivo: “Probablemente el fuel no toque la costa gallega”, antesala de que el chapapote tiñera toda la costa de negro. También dejó frases para la historia, como cuando aseguró que el destino del fuel en el fondo del mar era “convertirse en adoquín” o como cuando sentenció: “Hay una cifra clara, y es que la cantidad que se ha vertido no se sabe”.

Foto: El ex director general de la Guardia Civil Arsenio Fernández de Mesa. (EFE)

De Mesa declaró como imputado ante el juez de Corcubión que instruyó el caso del 'Prestige', por el que fue absuelto, aunque la sentencia final de la Audiencia Provincial de A Coruña relata alguno de sus méritos: “Desempeñó una tarea de coordinación difusa y confusa, tanto en la constitución de un organismo que rigiese las operaciones como en la facilitación de estructuras burocráticas y de atención a personas que pudieran informar a las autoridades”.

Mucho más recientes son otras polémicas, relacionadas con su tarea al frente de la Guardia Civil. Por ejemplo, con la crisis de El Tarajal, uno de los mayores dramas de la inmigración en España, con la muerte de 15 inmigrantes, en su mayoría subsaharianos, cuando trataban de atravesar a nado la frontera entre Marruecos y España. De Mesa negó rotundamente el uso de material antidisturbios contra los inmigrantes, como denunciaban algunas ONG. Pero unos días después, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, compareció ante el Congreso voluntariamente para contradecir al director de la Guardia Civil, como demostrarían unas grabaciones de vídeo que verían después la luz. El actual ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, lo destituyó al poco de tomar posesión del cargo. Ahora, al borde de su jubilación, Cuco se estrena en el mundo de la dirección empresarial con el mejor empleo de su carrera.

Mariano Rajoy Guardia Civil Red Eléctrica de España (REE) José Folgado José María Aznar
El redactor recomienda