en la segunda parte de su declaración en la audiencia nacional

Granados detallará sus acusaciones contra Cifuentes y González y salpicará a Cospedal

Según apuntan fuentes de su entorno, lejos de retractarse sobre lo declarado, ahondará en la información con la que cuenta sobre el manejo de la caja B del PP madrileño

Foto: El exconsejero madrileño Francisco Granados, a su salida de la sede de la Audiencia Nacional, donde declaró hace dos semanas. (EFE)
El exconsejero madrileño Francisco Granados, a su salida de la sede de la Audiencia Nacional, donde declaró hace dos semanas. (EFE)

La caja de los truenos que abrió el ex secretario general del PP de Madrid Francisco Granados en su declaración en la Audiencia Nacional hace casi 15 días no tiene visos de cerrarse. Este martes se sentará de nuevo ante el juez Manuel García-Castellón con la intención de detallar, a preguntas de la Fiscalía Anticorrupción, las acusaciones que lanzó contra la presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, y su antecesor en el cargo, Ignacio González.

Según apuntan fuentes del entorno del que fuera cargo madrileño, lejos de retractarse de lo declarado, Granados incidirá —en la medida en que le pregunten al respecto— en la información con la que cuenta sobre el manejo de la caja B que el PP de Madrid empleó para inflar el gasto destinado al menos a dos campañas electorales y que, según su versión, siempre fue controlada por González, con la supervisión de su jefa, Esperanza Aguirre, y la ayuda en el control político y territorial de Cristina Cifuentes.

El exconsejero, que desató una tormenta con su mención a la relación que unió, según su versión, a los dos presidentes, quiere demostrar que no se refirió a este supuesto 'affaire' por una cuestión "machista". Defiende que su declaración no pretendió ser un chismorreo sobre asuntos de alcoba sino el apunte de una relación que superaba lo sentimental hasta llegar a asuntos de trascendencia para la investigación: el manejo del poder y el Gobierno. Afronta, además, con calma la querella que ha presentado la presidenta tras la primera parte de su comparecencia voluntaria.

A grandes rasgos, la premisa de la acusación de Granados es que Cifuentes era la vía de González para alcanzar el corazón del partido. Desde su puesto al frente de la Secretaría de Política Territorial constituía el ariete perfecto para llegar a alcaldes y concejales. Fue apeada de esta atalaya coincidiendo con la ruptura amorosa y su nivel de conocimiento de los asuntos de González era tal que el ahora investigado en Lezo trató de cubrirse las espaldas y prevenir posibles ataques sometiéndola a espionaje.

Granados está dispuesto a ahondar, siempre si se le pregunta, dado que esta parte de su declaración será en respuesta a las partes, sobre otros asuntos que afectan a la presidenta y que ya dejó entrever en anteriores declaraciones. Por ejemplo, el 12 de febrero se refirió a que el empresario Joaquín Molpeceres, donante del partido y el adjudicatario del campo de golf del Encín, hacía negocios con los socios del marido de Cifuentes. No pondrá trabas a explicar más datos sobre esta cuestión.

La operación de Cospedal

Otra posible damnificada del segundo episodio de la declaración voluntaria de Granados es la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal. Ya apuntó en un escrito presentado al Juzgado Central de Instrucción 6 que no fue él quien estuvo tras la adjudicación fraudulenta de las obras del Metro Ligero a Boadilla del Monte, en las que le acusan del cobro de comisiones ilegales. Cospedal le sustituyó a finales de 2004 al frente de la Consejería de Transportes de la Comunidad de Madrid y, aunque solo fue por unos días de diferencia, estaba al frente del organismo encargado de la atribución de la licitación cuando esta se produjo.

A este respecto, Anticorrupción ya escuchó la declaración de Jesús Trabada, consejero delegado de Mintra, la empresa regional de infraestructuras de Transporte, que confirmó que era la ministra la responsable en el momento en que la adjudicación fue aprobada por el consejo de gobierno y se firmó el contrato. Cospedal tomó posesión del cargo, en concreto, el 21 de diciembre de 2004. Granados detallará la operación en caso de que se le inquiera sobre ella, apuntan las fuentes consultadas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios