"El dispositivo general fue insuficiente"

La cúpula de los Mossos: El 1-O no hubo 'cargas sino "desalojos de los colegios"

Tres altos mandos de la policía autonómica han trasladado al magistrado una versión contraria sobre la preparación del dispositivo policial para el referéndum del 1-O a la que dibujó Pérez de los Cobos

Foto: Ferran López comparece en el Supremo. (EFE)
Ferran López comparece en el Supremo. (EFE)

"No fueron cargas policiales. Fueron desalojos de los lugares de votación". La cúpula de los Mossos d'Esquadra ha querido precisar este lunes ante el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena su discrepancia con el término empleado para describir la intervención de Policía y Guardia Civil en los colegios electorales el día del referéndum del 1 de octubre. En concreto, el actual jefe del cuerpo, Ferran López, preguntado por el abogado de Oriol Junqueras sobre las "cargas policiales" de aquella jornada, ha matizado en su respuesta: "Yo nunca he dicho 'cargas policiales', fueron desalojos de los lugares", informan a El Confidencial fuentes presentes en la declaración.​

Tres altos mandos de la policía autonómica han facilitado al magistrado una versión contraria sobre la preparación del dispositivo policial para el referéndum del 1 de octubre a la que dibujó durante su declaración el coordinador nombrado por Interior, el coronel Pérez de los Cobos. Los tres comisarios de la policía autonómica que han desfilado por la sede judicial han indicado que el mando único tenía información detallada sobre los planes para el día del referéndum y se le comunicó que se iban a destinar 7.500 efectivos que se distribuirían por parejas.

Ferran López Navarro ha asegurado que el coronel estaba informado y ha agregado que ni antes ni después del 1-O le ha reprochado que su actuación durante aquella jornada fuese incorrecta. "El dispositivo era insuficiente", ha admitido, en referencia a la organización general que incluía a efectivos de la Policía y la Guardia Civil. "Es evidente que no fue bastante, ya que el referéndum se celebró", ha dicho.

Foto: EFE.
Foto: EFE.

El mando policial ha querido destacar, además, que la función asignada a sus hombres fue la de "seguridad ciudadana" y ha destacado que, tras la petición de la Fiscalía para que se ampliara el número de agentes que debían desplegarse en la jornada, accedieron a incluir 800 hombres suplementarios. La mayoría no tenía formación en orden público ni estaba preparada para una situación de conflicto, pero no había más 'mossos' que destinar. El millar de antidisturbios del cuerpo estaba desplegado ese día.

Durante el largo interrogatorio, que se ha alargado durante más de tres horas, López —que en aquel momento era el número dos del mayor Josep Lluís Trapero— ha destacado que valoraron doblar la intervención, pero acabaron descartándolo ante la falta de efectivos propios. En sus cuentas siempre tuvieron presentes a la Guardia Civil y la policía.

Promesa electoral

Las reuniones previas al referéndum al más alto nivel del Govern han sido otro de los asuntos tratados durante las declaraciones testificales, en las que también han estado presentes los altos cargos Emili Quevedo y Joan Carles Molinero. Uno de ello ha asegurado que Puigdemont les dijo en uno de esos encuentros que no había opciones de paralizar la votación. "Nos dijo que iban a seguir adelante porque querían cumplir con su promesa electoral", ha puesto de manifiesto.

Según las fuentes consultadas, la acusación popular que ejerce el partido VOX ha preguntado sobre la compra de armas de asalto que paralizó Interior durante los meses previos al punto álgido del 'procés'. Molinero, encargado de la adquisición de material, ha confirmado que quisieron adquirir subfusiles, más de 800, y que la operación quedó congelada por orden del Ministerio de Interior. Ha precisado que iban a destinarse a la lucha antiterrorista.

También ha habido espacio para la quema de documentos en la incineradora de Sant Adrià del Bessòs. Respecto a la operación policial en la que se sorprendió a varios agentes transportando cajas para su destrucción, los testigos han incidido en que era algo habitual que se hacía cada cuatro meses. La comisaría de información destruía papel, pero todo lo reflejado allí "quedaba grabado en el sistema informático". Según su versión, existe copia escaneada de los documentos que iban a eliminarse.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios