Es noticia
Menú
Ciudadanos, en busca de otro 'efecto Arrimadas' para la alcaldía de Barcelona
  1. España
LA LÍDER DE CS EN CATALUÑA SEGUIRÁ EN EL PARLAMENT

Ciudadanos, en busca de otro 'efecto Arrimadas' para la alcaldía de Barcelona

Cs está decidido a dar la batalla en 2019 y su prioridad pasa por entrar en el gobierno de las grandes plazas del país. Lo que sí descarta para Barcelona es que la portavoz sea candidata

Foto: Albert Rivera e Inés Arrimadas en una comparecencia juntos. (EFE)
Albert Rivera e Inés Arrimadas en una comparecencia juntos. (EFE)

Las elecciones municipales de 2019 podrían marcar un antes y un después en el tablero político español. Si 2015 fue el año en el que los nuevos partidos irrumpieron en comunidades y ayuntamientos, los comicios del próximo año podrían agitar todavía más el panorama, tras la consolidación de estas fuerzas en las distintas corporaciones, los resultados en las últimas elecciones catalanas y las tendencias que muestran las últimas encuestas. Ciudadanos está decidido a dar la batalla y su prioridad pasa por entrar en el gobierno de las grandes plazas del país, aunque no descuidará el mundo rural. Lo que sí descarta para Barcelona es que Inés Arrimadas, aupada tras la victoria el 21-D, encabece la lista. La formación es consciente del empuje que la portavoz nacional tiene en Cataluña —y en Barcelona, convertido en bastión naranja— pero todo apunta a que no se moverá del Parlament.

En los dos años de la anterior legislatura el partido se volcó en potenciar el perfil presidenciable de Arrimadas, cuya imagen se disparó

Fuentes de la Ejecutiva aseguran que todavía no han comenzado a pensar en las candidaturas de las elecciones municipales, amén de las primarias que el partido debe celebrar, aunque insisten en señalar el perfil que Arrimadas se ha granjeado como jefa de la oposición en Cataluña y aspirante a presidir la Generalitat. "No se contempla otro escenario", aseguran distintas personas de la cúpula naranja. "El puesto de jefa de la oposición, si es que las fuerzas independentistas consiguen formar gobierno, es en todo caso de relevancia nacional y Arrimadas tiene que estar al frente. No puede ser ninguna otra persona", manifiestan.

En los dos años de la anterior legislatura el partido se volcó en potenciar el perfil presidenciable de Arrimadas, cuya imagen se disparó, igual que el grado de conocimiento entre los ciudadanos. El debate de tú a tú con Puigdemont y la polarización creada entre independentismo y unionismo terminó por encumbrarla en línea con uno de los mensajes que más repitió en la campaña: "Quiero ser la presidenta de todos los catalanes". Por eso, dirigentes cercanos a Albert Rivera insisten en que "no tendría sentido" que ella decidiera liderar la lista municipal por Barcelona pese a las "amplias posibilidades" que tendría de ganar. Y añaden algún otro argumento, como la visibilidad que en Cataluña tiene el Govern frente al ayuntamiento de la ciudad condal (a diferencia de Madrid, donde el consistorio es una institución clave).

placeholder El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante su intervención. (EFE)
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante su intervención. (EFE)

Tras descartar categóricamente los rumores acerca de esa posibilidad, la formación reconoce que hoy por hoy no tiene en mente las candidaturas municipales por las que apostarán en 2019, ni tampoco está decidido el calendario en el que se celebrarán las primarias en las que los afiliados deben elegir a los cabezas de lista según los estatutos aprobados en la última asamblea general. Si hasta aquel momento escogían a través de esta elección a los cinco primeros puestos de las listas, ahora eligen únicamente al candidato a la presidencia o alcaldía. El objetivo, según el partido, pasaba por permitir a los afiliados elegir a los líderes que después configuran su equipo para asegurar la cohesión.

Por ahora, lo único que fuentes de la cúpula explican sobre este asunto es que "no está" en los planes del partido "hacer grandes cambios" en lo que ha funcionado durante esta legislatura en la oposición. Y eso, en realidad, es extrapolable a gran parte de los municipios y parlamentos de peso, en los que, además, las encuestas externas y los sondeos internos sitúan a Ciudadanos al alza. En el caso de la ciudad condal, la portavoz municipal, Carina Mejías, forma parte de la ejecutiva nacional y es la responsable del área de Turismo, muy presente en la agenda de la actualidad barcelonesa desde que Ada Colau llegó a la plaza de Sant Jaume.

Cs es consciente de que en estos momentos la situación es muy distinta a la de 2015, ahora que el partido es la primera fuerza a nivel autonómico

Lo que está claro es que Ciudadanos cuenta con poner toda la carne en el asador en las municipales en Cataluña (y en el resto de España) aprovechando el tirón del 21-D. La formación naranja es consciente de que en estos momentos la situación es muy distinta a la de 2015, ahora que el partido es la primera fuerza a nivel autonómico con cierta distancia sobre la segunda y mientras la guerra entre las fuerzas secesionistas continúa. El mensaje de cara a las municipales será más específico sobre los asuntos locales que afectan directamente a los ciudadanos y desplegarán un programa con propuestas muy concretas que puedan trasladar a la gente.

Foto: Ilustración de Inés Arrimadas. (Raúl Arias)

Aunque todavía no hay un trabajo concreto, desde la secretaría de política municipal que lidera Begoña Villacís ya se están esbozando ideas generales que ganarán peso en la campaña como es el fenómeno de la okupación que tanto afecta a Madrid o Barcelona. Eso sí, más allá de la política municipal, el telón de fondo en Cataluña seguirá siendo de forma indudable la particular situación de la comunidad y el discurso unionista actuará como piedra angular independientemente de la candidatura.

Más allá de los nombres concretos, en lo que el partido defiende una postura conservadora —no en sentido ideológico, sino en la apuesta por personas que están consolidadas ahora que está encima de la mesa la entrada en los gobiernos— Ciudadanos también se prepara para lo que será una dura batalla con sus adversarios políticos. Especialmente con el PP que, tras la debacle del 21-D, ha tomado nota y se prepara para un contraataque integral en 2019. El posible cambio de concejales y candidatos de uno a otro partido ya está empañando la precampaña electoral. Mientras los populares acusan a los centristas del intento de captación entre sus filas, la formación naranja asegura que son muchos los candidatos y afiliados del PP los que, ante el desencanto con su propio partido, están tratando de contactar con Ciudadanos, aunque niegan por completo que exista un trasvase efectivo. Sin duda, el otro factor que influirá de lleno será el estado de las relaciones entre el PP nacional y su socio de investidura que, hoy por hoy, atraviesa su peor momento.

Las elecciones municipales de 2019 podrían marcar un antes y un después en el tablero político español. Si 2015 fue el año en el que los nuevos partidos irrumpieron en comunidades y ayuntamientos, los comicios del próximo año podrían agitar todavía más el panorama, tras la consolidación de estas fuerzas en las distintas corporaciones, los resultados en las últimas elecciones catalanas y las tendencias que muestran las últimas encuestas. Ciudadanos está decidido a dar la batalla y su prioridad pasa por entrar en el gobierno de las grandes plazas del país, aunque no descuidará el mundo rural. Lo que sí descarta para Barcelona es que Inés Arrimadas, aupada tras la victoria el 21-D, encabece la lista. La formación es consciente del empuje que la portavoz nacional tiene en Cataluña —y en Barcelona, convertido en bastión naranja— pero todo apunta a que no se moverá del Parlament.

Parlamento de Cataluña Inés Arrimadas Cataluña Nacionalismo Ciudadanos
El redactor recomienda