negociaciones para la confluencia

Podemos se cierra a incorporar las siglas de IU en las marcas electorales para 2019

La dirección no se cierra a explorar nuevas fórmulas que puedan superar la actual Unidos Podemos, pero sí desecha llevar las siglas de Izquierda Unida

Foto: Pablo Iglesias y Alberto Garzón durante la presentación de un texto alternativo al proyecto de Ley Reguladora de los Contratos de Crédito Inmobiliario. (EFE)
Pablo Iglesias y Alberto Garzón durante la presentación de un texto alternativo al proyecto de Ley Reguladora de los Contratos de Crédito Inmobiliario. (EFE)

El nombre de las marcas electorales para los comicios municipales y autonómicos del próximo 2019 es uno de los puntos de discusión entre Podemos e Izquierda Unida en las negociaciones que ambas organizaciones mantienen para sellar una confluencia. Las conversaciones que llevan conduciéndose con sigilo desde finales del pasado año han avanzado durante las últimas semanas en cuestiones como el peso de cada formación en las listas, pero están más estancadas en lo relativo al nombre. La formación liderada por Pablo Iglesias no se cierra a explorar nuevas fórmulas, que puedan superar la actual Unidos Podemos, aunque esté ya asentada la marca del grupo confederal en el Congreso, pero sí desecha llevar las siglas de Izquierda Unida. Se trata de una cuestión consensuada prácticamente por todas las direcciones autonómicas.

Hace tres años solo se produjeron pactos en algunos municipios, mientras que en las comunidades cada formación se presentó por separado. De cara a 2019 se pretende repetir el pacto que ya funciona a nivel nacional, no solo con IU, sino también con la formación ecosocialista Equo. Tanto desde la formación que lidera Alberto Garzón como desde Podemos se repite tanto en público como en privado que la marca no será un problema. Con todo, el propio Pablo Iglesias ponía el foco en esta cuestión, explicando recientemente en una entrevista en TVE que, a pesar de considerar la cuestión de los nombres como "secundaria", se prestaba a un cambio. "Si hay que cambiarla, se cambia" respondía respecto a la marca electoral. "No va a haber problema", concluía.

En IU no todos sus dirigentes comulgan con presentarse bajo la marca Unidos Podemos, mientras que desde la formación morada no tendrían por tanto problema en modificarla pero cerrándose a llevar la palabra izquierda en las papeletas. Ni es su esencia ni han estado nunca dispuestos a "arrinconarse en la margen izquierda del tablero", sino a buscar su centralidad con nombres que para ello sean más inclusivos y transversales.

En IU no todos sus dirigentes comulgan con presentarse bajo la marca Unidos Podemos

El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, exponía en un informe interno presentado en el último avanzaba que "implantaremos una nueva imagen gráfica que acompañará al futuro de IU", siguiendo así un debate sobre la visibilización de su propia marca que ya puso sobre la mesa en otro informe sobre el balance del año. Y es que entienden que en el Congreso no han conseguido ser todo lo visibles que esperaban dentro del grupo confederal.

"En general solo aquellas iniciativas de carácter local suelen ser asignadas correctamente a IU, mientras que el resto del trabajo tiende a difuminarse bajo el rótulo de Podemos —ni siquiera Unidos Podemos—. No por casualidad el principal problema que hemos diagnosticado en el marco de la actividad parlamentaria —que ocupa la mayor parte de la atención mediática— es la falta de suficiente visibilidad de nuestra fuerza política", reflexionaba ya entonces el coordinador federal. Preservar la marca IU en la medida de lo posible se asocia con que la actividad política de la formación se mediatice con mayor facilidad, al igual que se logre mantener también su identidad, evitando quedar fagocitada por la confluencia.

Sobre las negociaciones entre ambas formaciones, el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, explicaba esta semana tras la celebración de la ejecutiva que "van bien" y que "hay mucha sintonía", como recoge Europa Press. En este sentido, ha confiado en poder tener "novedades" en las próximas semanas o meses, en relación con el "esquema inteligente" que están preparando para propiciar el mayor número de candidaturas y "dar la talla" en las próximas citas electorales. "Diría que estamos en esa fase de pensar juntos y que la cosa va bien. En las próximas semanas o meses podremos contar algo más concreto", según apostilló.

El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón. (EFE)
El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón. (EFE)


Marea Andaluza

Como solución de consenso, la líder de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, registró la marca electoral Marea Andaluza, como adelantó este diario, y anticipándose a la posibilidad de que Susana Díaz adelante las elecciones, previstas para marzo del próximo año. Sin embargo, IU se desvinculó del tema, restringiéndolo a un asunto interno de Podemos.

El coordinador general de IU en Andalucía, Antonio Maíllo no se mostró receptivo a que Marea Andaluza sea la futura marca en una hipotética coalición electoral con Podemos. Maíllo aseguró que el registro de la marca “no tiene nada que ver” con su partido y negó que sea esa el nombre consensuado para "un espacio de unidad popular". "La marca no se sabe cuál será porque no se sabe cuántas organizaciones conformarán el espacio" y el nombre no se decidirá de forma unilateral, advirtió entonces Maíllo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios