El PSOE matiza su rechazo a Guindos: votará "abstención crítica" en la Eurocámara
  1. España
LA SEMANA PRÓXIMA, EL NOMBRAMIENTO PASA POR COMISIÓN

El PSOE matiza su rechazo a Guindos: votará "abstención crítica" en la Eurocámara

La dirección entiende que al haber un único candidato para el puesto "no es elegante" votar en contra del ministro. El partido rescata su iniciativa para que se revisen las pensiones conforme al IPC

Foto: La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, este 23 de febrero en rueda de prensa en Ferraz. (EFE)
La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, este 23 de febrero en rueda de prensa en Ferraz. (EFE)

Al PSOE nunca le gustó Luis de Guindos como candidato a la vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE). El pasado 5 de febrero, dos días antes de que el Gobierno promoviera al ministro de Economía, la dirección anunció que no lo apoyaría, por ser hombre y por no tener el perfil adecuado, al ser más político que técnico. Pero ahora Guindos ya tiene el puesto: en junio arrancará su mandato. Tras la retirada del irlandés Philip Lane, se quedó solo en la carrera y fue propuesto por el Eurogrupo el pasado lunes. Su elección aún habrá de ser confirmada por el Consejo Europeo, pero no hay vuelta atrás.

No obstante, tiene que pronunciarse antes la Eurocámara. Y el PSOE, en ese trámite preceptivo, pero no vinculante, optará por la “abstención crítica”, según confirmó este viernes la vicesecretaria general, Adriana Lastra. Es decir, los socialistas prefieren visualizar su descontento con el todavía ministro, pero no hasta el punto de votar en contra.

Foto: El ministro español de Economía, Luis de Guindos (izq), conversa con el comisario europeo de Economía y Asuntos Financieros, Pierre Moscovici. (EFE)

Guindos comparecerá el lunes ante la Comisión de Asuntos Económicos del Parlamento Europeo, y el martes se vota e dictamen en el mismo órgano. En la comisión, el representante del PSOE es el eurodiputado asturiano es Jonás Fernández, y él será el que tenga que materializar esa “abstención crítica”. En la primera mitad de marzo, el nombramiento de Guindos pasará al pleno de la Eurocámara, y entonces deberán votar, abstención igualmente, los 14 miembros de la delegación socialista española. El último paso será la ratificación de Guindos en la cumbre europea de finales del próximo mes.

Ferraz sigue manteniendo sus reservas por ser un hombre, no tener perfil técnico y ser un candidato promovido por el Gobierno sin consulta con el PSOE

La ejecutiva defendió desde el principio de proceso que no quería a Guindos para ocupar la vicepresidencia del BCE por ser hombre, no tener perfil técnico y por ser una candidatura de parte, ya que no fue consultada por el Gobierno con Ferraz. Pero como Philip Lane se retiró antes, ante la falta de apoyos, el ministro no tuvo competidor. “Solo hay un candidato”, constató Lastra, y por tanto el PSOE optará por esa “abstención crítica” en comisión y pleno. Desde la dirección se alega que al quedar Guindos como único aspirante “no es elegante” votar en contra de su nombramiento. Eso sí, el PSOE mantendrá la abstención al margen de lo que hagan sus socios del Grupo de la Alianza de Socialistas y Demócratas (S&D) de la Eurocámara. El pasado martes, en una entrevista en 'Espejo público', Sánchez le deseó "los mejores éxitos" al nuevo vicepresidente del BCE, aunque mantenía las mismas reservas iniciales hacia su candidatura.

Foto: Manifestación de pensionistas en Bilbao. (EFE)

Batalla desde comienzos de 2018

La número dos del partido centró su comparecencia de este viernes, posterior a la reunión con los coordinadores de los “diez acuerdos de país” en pensiones. Una batalla que la dirección lleva dando desde principios de año, cuando la ejecutiva arrancó su gira por toda España, con Pedro Sánchez a la cabeza, en asambleas abiertas. Ahora la cúpula siente satisfacción al ver cómo su reivindicación ha calado, e incluso cristalizó ayer con una manifestación de miles de jubilados contra el Gobierno y a favor de unas “pensiones dignas” en varias ciudades españolas.

Foto: El ex ministro de Economía y futuro vicepresidente del BCE, Luis de Guindos. (EFE)

El PSOE apoya esa y todas las movilizaciones que estén por venir. Y redobla su ofensiva parlamentaria. El martes, anunció Lastra, volverá a registrar su proposición de ley para que las pensiones se actualicen conforme al IPC. Una iniciativa que la dirección repesca porque fue vetada en 2016 por PP y Ciudadanos. Ahora entiende que es momento de retomarla, para presionar al Ejecutivo de Mariano Rajoy, que en los últimos cinco años ha incrementado la cuantía de la jubilación en sólo un 0,25% anual. En noviembre de 2017, el IPC se cerró en un 1,7%. "Vamos a volver a registrarla el próximo martes, a ver si esta vez conseguimos que no se vete, para que las pensiones puedan subir al menos tanto como el IPC", indicó.

La cúpula se felicita de que su apuesta social haya finalmente calado, y que haya cristalizado incluso en una movilización contra el Gobierno

Los socialistas registrarán por tanto el martes su proposición de ley, pero calculan que no se podrá debatir hasta junio como pronto, porque antes tiene que emitir respuesta el Ejecutivo y que entre en el orden del día del pleno, donde cada grupo tiene un cupo limitado de propuestas que se someten a deliberación.

Foto: Pedro Sánchez, durante su intervención en el desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum, este 9 de enero en el hotel Palace de Madrid. (Borja Puig | PSOE)

Lastra calificó de “éxito” la movilización de los pensionistas, que no se “resisten” a ver cómo la derecha “desmantela” y asesta “ataques” al sistema. La dirigente recordó las “más de 50 asambleas abiertas” protagonizadas por miembros de la ejecutiva federal, programadas para “colocar las pensiones en el centro” del debate. “El esfuerzo ha merecido la pena. No nos vamos a cansar”, prometió, porque prevé que esas manifestaciones continúen.

Lastra subraya que para que se desbloquee la negociación del modelo, el Ejecutivo ha de acceder a actualizar las pensiones conforme al IPC

Lastra subrayó cómo el Gobierno no sólo ha sido cicatero a la hora de actualizar las pensiones (ese pequeño 0,25% anual), sino que ha “dilapidado” la hucha de las pensiones y ha generado un “agujero récord” en la Seguridad Social, de 18.000 millones de euros en 2017. La número dos recordó que con el impuesto a la banca y a las transacciones financieras que adelantó Pedro Sánchez en enero se garantizarían 1.600 millones de euros, suficientes para permitir que las pensiones subieran tanto como el IPC.

El PSOE anima la movilización de los pensionistas y pide una subida del 1,6%

Déficit estructural deliberado

La reivindicación de que la paga de los jubilados se revise según el IPC viene de lejos. No solo por la proposición de ley vetada en el pasado, sino por las enmiendas socialistas a los Presupuestos del Estado tumbadas por PP, Ciudadanos y PNV. El PSOE subraya que los pensionistas han perdido poder adquisitivo, no solo por la subida del IPC que su paga no refleja, sino por el copago farmacéutico que el Gobierno en 2012 y que ellos tienen que afrontar. O sea, que más que alza, ha habido "congelación" de facto.

Foto: El futuro vicepresidente del BCE Luis de Guindos. (EFE)

Por todo ello Ferraz pone por delante la subida de las pensiones conforme a IPC como paso previo para negociar la revisión del modelo, para que sea sostenible. “Ya sabe que para desbloquear la situación, lo que tiene que hacer la ministra [Fátima] Báñez es una propuesta concreta para revalorizar las pensiones y para que suban, que es lo que les estamos exigiendo como grupo parlamentario, y también los pensionistas en la calle”, indicó Lastra.

El PSOE propone subir las pensiones a través de un impuesto a la banca

La número dos remarcó que el sistema sí es “sostenible”, pero hay que hacer reformas, como esos dos impuestos que plantea el PSOE o el fin de las bonificaciones con cargo a la Seguridad Social. Pero el “modelo de la derecha” es el dejar “sin recursos” al sistema y el que promociona los planes de pensiones privados. El PP “ha generado de forma deliberada un déficit estructural”, enfatizó. Y ahora es el que debe poner una propuesta encima de la mesa.

Luis de Guindos Banco Central Europeo (BCE) Adriana Lastra Eurogrupo IPC Seguridad Social Parlamento Europeo Mariano Rajoy Fátima Báñez Consejo Europeo Pedro Sánchez
El redactor recomienda