XAVIER DOMÈNECH TAMPOCO SE LIBRÓ

De Joaquín Reyes al avión de Guardiola: los intentos fallidos de capturar a Puigdemont

El humorista Joaquín Reyes casi termina encarcelado cuando grababa un sketch disfrazado de Puigdemont. Aunque ha sido el más comentado, no ha sido el único intento de capturar al expresident

Foto: Registrar el maletero del taxi de Domènech o el avión de Guardiola han sido otros intentos de capturar a Puigdemont.
Registrar el maletero del taxi de Domènech o el avión de Guardiola han sido otros intentos de capturar a Puigdemont.

La noticia de la tarde de ayer hizo reír de forma unánime a las redes sociales: la Policía Nacional se había presentado en una grabación de Joaquín Reyes disfrazado de Carles Puigdemont tras una llamada de un vecino que les instó a detenerle pensando que era el verdadero expresident. Aunque la anécdota no tuvo mayor repercusión, no es el primer intento fallido de capturar a Puigdemont que, supuestamente, habría cruzado la frontera de España sin ser visto.

Ya lo dijo el mes pasado el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido. Se impediría que Puigdemont cruzara la frontera “en helicóptero, en barco o en el maletero de un coche. Tanto es así que incluso el avión privado de Pep Guardiola o un taxi en el que viajaba Xavier Domènech han sido registrados en una búsqueda infructuosa del de Bruselas.

“He visto a Puigdemont en Torrejón de Ardoz”

Ayer, en el Parque Europa de Torrejón de Ardoz, el humorista Joaquín Reyes grababa un sketch para el programa ‘El Intermedio’. Nada, aparentemente, estaba fuera de lugar, salvo para un vecino de la zona que, alarmado, creyó dar con el hombre más buscado de España. Reyes estaba caracterizado como Carles Puigdemont, con su pelo, sus gafas, su largo abrigo negro e incluso una bufanda amarilla. El enorme parecido del humorista con el expresident fugado era tal que el vecino llegó a llamar a las autoridades.

Reyes se paseó por el Parque Europa caracterizado como Puigdemont (Vertele)
Reyes se paseó por el Parque Europa caracterizado como Puigdemont (Vertele)

A los pocos minutos, seis agentes de la Policía Nacional se personaron en el parque madrileño. “Era el número de policías que ellos tenían pensado para reducir a Puigdemont”, explicaba el propio Joaquín Reyes en el programa La Ventana de Cadena Ser. Al descubrir que era una parodia, la grabación del sketch pudo continuar sin complicaciones.

“No les vi muy entusiasmados para la operación que era, iban andando normal”, bromeba Reyes, que contó además que la productora habló poco después con el vecino que llamó alertado a la Policía. Éste se defendió: “Es que no está la situación para bromas”.

Puigdemont, en el avión de Guardiola

El incidente de Reyes ha sido el más comentado en redes sociales, pero no el primer intento fallido de detener a Puigdemont. El pasado domingo, Pep Guardiola regresaba con su familia a Barcelona en su avión privado, como en tantas otras ocasiones. Fue al aterrizar en el aeropuerto de El Prat cuando la situación se complicó: la Guardia Civil los recibió al bajar del avión. ¿La razón? Había que comprobar que Puigdemont no estuviera escondido en algún compartimento.

“¿Baja alguien más?”, preguntaron los agentes. Cristina, la mujer de Guardiola, contestó que no y se subieron al coche que esperaba, pero los miembros de la Benemérita decidieron comprobarlo con sus propios ojos. Era la segunda vez que registraban el avión de Guardiola desde que se reforzó el dispositivo policial para detener a Puigdemont, en caso de que volviera a España.

El entrenador del City se ha pronunciado varias veces a favor de la libertad de los presos catalanes como los Jordis u Oriol Junqueras y se ha mostrado a favor del referéndum, sin embargo, no ha llegado al punto de esconder a Puigdemont en su avión privado. Finalmente, la Guardia Civil no encontró rastro alguno del expresident.

Escondido en el maletero del taxi de Domènech

Carles Puigdemont podría haber entrado en España escondido en el maletero de un taxi. Concretamente, en un taxi al que se subió el Coordinador de Catalunya en Comú, Xavier Domènech. El 30 de enero, día en que Puigdemont debía ser investido President, se desplegó un dispositivo policial alrededor del Parlament para impedir su entrada, lo que provocó que el hashtag #PuigdemontCamuflado se convirtiera en tendencia. Entre las opciones que se comentaba sobre cómo podría Puigdemont entrar al Parlament, no se descartaba la de que se escondiera en un maletero.

El taxi en el que viajaba Domènech se encontró con un control de los Mossos en el que le pidieron al conductor que detuviera el vehículo y bajaran sus ocupantes. “Es un sinsentido absoluto en el que estamos metidos”, comentó el político a La Vanguardia. Los agentes, según relató, rebuscaron hasta en el maletero del coche, hecho que sacó los colores al taxista no por esconder a Puigdemont, recuerda Domènch, sino por lo desordenado que estaba.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios