Cantó compara al PP con Al Capone

El PP acorrala a Cs: el tesorero del partido hacía pasar subvenciones por contratos

La comisión parlamentaria que investiga en el Senado la financiación de los partidos se convirtió en un nuevo escenario para el choque entre el PP y Ciudadanos

Foto: El secretario de Finanzas de Ciudadanos, Carlos Cuadrado. (EFE)
El secretario de Finanzas de Ciudadanos, Carlos Cuadrado. (EFE)

Carlos Cuadrado, secretario de Finanzas de Ciudadanos, empresario y amigo personal de Albert Rivera, reconoció este jueves en el Senado que las aportaciones de fondos que su partido practica desde los grupos municipales a la organización central como "servicios de asesoría" son meras entregas de “aportaciones” por subvención y que carece de facturas o dato alguno sobre esos movimientos de fondos. Es el principal motivo por el que el Tribunal de Cuentas se ha negado a validar la contabilidad de Cs en los ejercicios de 2014 y 2015, que el PP ha convertido en sospecha de “financiación ilegal” de los riveristas.

La comisión parlamentaria que investiga en el Senado la financiación de los partidos se convirtió en un nuevo escenario para el choque entre el PP y Ciudadanos. Los de Rivera​ boicotean y no asisten a las sesiones por considerar que son “un chiringuito” del Grupo Popular y que soólo el partido en el poder puede ser sometido a juicio por demás. Y en el Congreso, donde el partido en el poder está en minoría. Pero esta vez, Cs envió como ‘espectador’ a la Cámara Alta al diputado Toni Cantó en apoyo de Cuadrado y el exactor tuvo un papel protagonista como agitador de la jornada, hasta que fue llamado al orden por la presidenta de la comisión, Rosa Vindel.

Al oír que Ciudadanos había resultado suspendido por el Tribunal de Cuentas igual que Bildu, Aralar, Izquierda Unida o Compromís, Cantó se encaró con los populares encabezados por Luis Aznar: “Vosotros vais con Al Capone”. Aznar pidió al parlamentario de Cs que se abstuviera de trasladar a la Cámara Alta los espectáculos que da en el Congreso. La referencia al jefe mafioso obligó a Vindel a exigir silencio a los riveristas (también estaba José Manuel Villegas), y a Cuadrado a que se atuviera a la cuestión de la comparecencia.

El portavoz del Grupo Popular prefirió por su parte abreviar la sesión al comprobar que el tesorero no iba a dar los datos ya negados al Tribunal de Cuentas y a la propia Cámara en petición previa de documentación sobre el caso. Aznar había logrado su objetivo de que Cuadrado admitiera que los 'servicios de asesoría' que por valor de 860.000 euros se apunta Cs en sus cuentas procedentes del grupo en el Parlamento catalán son un mero artificio contable.

Aznar había logrado su objetivo de que Cuadrado admitiera que los 'servicios de asesoría' que se apunta Cs en sus cuentas son un artificio contable

El tesorero de Rivera estuvo despectivo con el máximo órgano fiscalizador del Estado al comentar que el informe sobre las cuentas de su partido solo era “su opinión”, un juicio que podía ser “importante”, pero nada más. Después se lio con la partida de los servicios jurídicos, al admitir que eran “aportaciones” internas sin soporte documental. Aznar replicó con el anuncio de que volverá a pedir facturas, liquidaciones de IVA y pruebas de los servicios realizados, aunque Ciudadanos se haya negado a aportarlos.

La conclusión de Cuadrado, y de Cantó como su tutor en el Senado, es que el PP quería “ensuciar el nombre de Ciudadanos” para tapar sus propias vergüenzas por los casos de corrupción. Aznar se reafirmó en considerar irregulares las cuentas de Ciudadanos y, vistas las pocas explicaciones de su tesorero, anunció que convocará a la comisión a José Manuel Villegas en calidad de secretario general de Cs con firma habilitada en la cuenta del partido que centraliza todos sus ingresos.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
35 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios