anuncia que huye de la justicia y se queda en suiza

¿Qué sucederá ahora con Anna Gabriel cuando no se presente en el Supremo?

La líder 'cupaire' ha roto el suspense que mantenía sobre sus propósitos, pero le aguarda una orden de detención en España y el arresto internacional cuando se dicte el procedimiento

Foto: Sede del Tribunal Supremo de Madrid
Sede del Tribunal Supremo de Madrid

El misterio que rodeaba durante los últimos días al paradero de la dirigente de la CUP Anna Gabriel ha quedado resuelto: finalmente, la cupaire ha anunciado a un medio helvético que no va a acudir este miércoles a su cita con el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, y que permanecerá en Suiza, ahora huida de la Justicia. La líder de la CUP ha deshecho así el suspense sobre sus propósitos. En los últimos días se la llegó a situar en Venezuela, hasta que ella misma confirmó que se encontraba en Suiza preparando su defensa, aunque no aclaró hasta hoy mismo cuáles eran sus intenciones..

Ahora, el Supremo activará previsiblemente un guion ya familiar en la causa que investiga el 'procés', pero con una sensible diferencia. Carles Puigdemont y cuatro de sus 'consellers' se encuentran en Bélgica desde finales de octubre. La jueza que entonces se ocupaba del procedimiento, Carmen Lamela, lanzó de forma automática, después de comprobar que no aparecían por la Audiencia Nacional, órdenes nacionales, internacionales y europeas de arresto. Días más tarde, Llarena asumió la causa y las desactivó, en gran parte para apagar el riesgo de que el máximo cabecilla de la causa que investiga le fuera entregado con límites de cara a un futuro juicio.

Entonces... ¿Qué hacemos con Gabriel? ¿Orden de detención sí o no? Las fuentes jurídicas consultadas aseguran que al menos se reclamará su detención en territorio nacional. La solicitud a la Interpol es harina de otro costal. Antes de volver a caer en el mismo peligro valorado para Puigdemont y el resto, es de esperar que el juez adopte una decisión similar en el caso de la CUP.

Es decir, aguardará a la conclusión de la causa dentro de unas semanas. Con el auto de procesamiento ya dictado, reclamará a Suiza la entrega de Gabriel contando con los indicios completos recabados en la instrucción. En este escenario, la Justicia española tendría que estar pendiente de la decisión de dos países diferentes para celebrar la vista oral con todos los acusados a su disposición.

Bélgica es país miembro de la UE y por tanto rige en su caso la euroorden que, sobre el papel, facilita las entregas de reclamados entre países de la Unión. Suiza no es país miembro y, en su caso, el instrumento para acceder a un fugado en su territorio es la extradición reglada por el tratado bilateral suscrito entre los dos estados. Pese a que el procedimiento es distinto, el resultado es el mismo.

El tratado

La Unidad de Extradición del Departamento Federal de Justicia resumió en un documento los puntos básicos del procedimiento hace un año. Resumía entonces los mecanismos de la extradición y aseguraba que, por regla general, se concede si por lo menos una de las infracciones imputadas está sancionada tanto en Suiza como en el extranjero y da lugar a extradición en las dos legislaciones. El Código Penal suizo tipifica los intentos de "cambiar mediante la violencia la Constitución" o de "separar mediante la violencia parte del territorio".

Bajo el título 'Crímenes o delitos contra el Estado y la defensa nacional', el artículo 265 prevé, en concreto, penas "de al menos un año" para los que cometan "actos destinados a modificar por la violencia la Constitución o la Constitución de un cantón, derrocar por la violencia a las autoridades políticas instituidas por la Constitución o impedir por la violencia que ejerzan su poder; también separar por la violencia una parte del territorio suizo".

"La extradición puede denegarse si el procedimiento en el extranjero es contrario a los principios de la Convención europea de los Derechos Humanos o tiende a perseguir o castigar a la persona por sus opiniones políticas, su pertenencia a un grupo social específico, o por consideraciones de orden racial, religioso o de nacionalidad", agregaba este resumen. El tratado con Suiza es uno de los más antiguos y fue firmado en 1884.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios