REUNIÓN DE HORA Y CUARTO EN EL CONGRESO

El PSOE cierra la puerta (por ahora) a la reforma electoral que piden Cs y Podemos

La cita de PSOE y Cs acaba sin acuerdo. Los naranjas insisten en mejorar la proporcionalidad y Robles se niega a hablar primero del reparto de escaños y pide derivar el debate a la subcomisión

Foto: Margarita Robles, Meritxell Batet y Rafa Simancas (PSOE), con José Manuel Villegas, Nacho Prendes y Miguel Gutiérrez (Cs), este 14 de febrero. (EFE)
Margarita Robles, Meritxell Batet y Rafa Simancas (PSOE), con José Manuel Villegas, Nacho Prendes y Miguel Gutiérrez (Cs), este 14 de febrero. (EFE)

Se podía haber escrito el final de la reunión de PSOE y Ciudadanos antes incluso de que comenzara. No se veían mimbres para el acercamiento en una cuestión como la reforma electoral, anhelada por los de Albert Rivera, y no los hubo. No se veían mimbres para que Cs dejara de respaldar los vetos del Gobierno a las iniciativas de la oposición ni para que facilitase la renovación de RTVE, como pedían los socialistas, y no los hubo. Con esa escasa predisposición de ambos actores, poco se podía avanzar, y así fue. Su entrevista de este miércoles en el Congreso, de aproximadamente hora y cuarto, con mucho "respeto" y con "mucha franqueza" sobre la mesa, se saldó con fracaso. Total y rotundo. Nadie se movió de su baldosa. La conclusión es sencilla: sin el PSOE no hay posibilidad de modificar la Ley Electoral, pues se requiere mayoría absoluta, y el PP no está ni mucho menos por la labor de revisar un modelo que le favorece.

Ni PSOE ni Cs pusieron paños calientes a su desencuentro. Tanto Margarita Robles como José Manuel Villegas, al término del encuentro en el Congreso, dejaron ver que las discrepancias siguen en el mismo punto donde estaban. La formación naranja quería atraer al partido de Pedro Sánchez hacia una reforma de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg) —propósito en el que hay "total sintonía" con Unidos Podemos—, para mejorar la proporcionalidad del sistema, y se encontró con "excusas" por parte de Robles y su equipo para no empezar a trabajar en un cambio desde ya. Los socialistas mantienen que no se niegan a discutir cómo conseguir que el modelo sea más justo, pero insiste en que esa no es su "prioridad", que lo son "los ciudadanos" y sus problemas, y por tanto pone por delante que se acabe la política de bloqueo de las iniciativas sociales por parte del Gobierno —que recibe el auxilio de Rivera— o el relevo en la cúpula de RTVE, atascado desde hace meses sin que nadie vea la salud al final del túnel.

En el encuentro, presidido por el "respeto" y la "franqueza", el PSOE expuso "claramente" que su prioridad no es cambiar la Ley Electoral


La prueba de que todo sigue más o menos como estaba es que no hubo siquiera ni intercambio de documentos. La delegación de Cs, encabezada por el número dos del partido, Villegas, y completada con el secretario general del grupo, Miguel Gutiérrez, y el portavoz de Justicia en la Cámara, Nacho Prendes, enumeraron los planteamientos —"muy genéricos", descalificó Robles— que su formación defiende: listas abiertas, supresión del voto rogado, abaratamiento de las campañas, 'mailing' (envío de propaganda electoral) único... y una mejora de la proporcionalidad del sistema. Persigue "reformar una ley del siglo pasado", porque "la democracia española se merece una norma más moderna, más justa", que contenga los principios "que están en el programa del PSOE". No mentía Villegas: los socialistas, en sus sucesivos programas de las generales de 2015 y 2016, prometía, sin dar más detalles, "incrementar la proporcionalidad del sistema electoral para el Congreso de los Diputados", además del desbloqueo de las candidaturas.

Voto rogado, listas cremallera...

Robles, que estaba acompañada por Rafa Simancas y Meritxell Batet, miembros de la dirección del grupo, tampoco llevó un documento con propuestas. Lo que quiere cambiar el PSOE de la Loreg son varios puntos, sí, pero no coincidentes en su mayoría con los intereses de Cs y Podemos: busca eliminar el voto rogado, facilitar el derecho de sufragio de las personas con discapacidad, desbloquear las candidaturas e imponer las listas cremallera (alternancia de hombres y mujeres) a todos los partidos. Y solo en último término estaría dispuesto a estudiar cómo aumentar la proporcionalidad, pero no quiere entrar aún en ese punto. "Hemos insistido mucho en que para nosotros primero son las personas y después los intereses partidistas, y que estos también tienen que estar subordinados a los intereses de la personas", explicó la portavoz a los periodistas al final de la cita. La parlamentaria aseguró que su grupo podía mantener su posición con la "tranquilidad" de que las propuestas lanzadas por los emergentes no alteran sustancialmente su peso en el Congreso: le dejarían más o menos con igual número de asientos.

Los socialistas reprochan a Cs que sean la "muleta" del PP y veten las iniciativas sociales de la oposición y no se avengan a renovar RTVE

El PSOE perseguía, en esta cita en la que tenía pocas esperanzas y a la que acudía casi por cortesía, una mínima cesión de Cs, que no consiguió. No quería hablar solo de la reforma electoral —que entiende que solo interesa a los emergentes—, sino sobre todo deseaba apremiar a los de Rivera a que dejen de ser "la muleta del PP". Afearles, en definitiva, que permanentemente bloqueen en la Mesa del Congreso todas las iniciativas de corte social o que se nieguen a facilitar la renovación de RTVE con el "pretexto" de que no está reglamentada la fórmula del concurso público. Así, les reprochó que estén "más preocupados en buscar reformas electorales para incrementar su número de escaños que las necesidades de los ciudadanos".

"No hemos podido oír ni una propuesta sobre la Ley Electoral, no nos han dicho nada de los principios que piensan defender, cuáles son las reformas adecuadas", recriminó a su vez Villegas a los socialistas. El dirigente explicó que si en una reunión el PSOE se presenta con los "requisitos" que separan a ambos partidos en lugar de pensar en lo que les une, y además pone "condiciones" para hablar de la reforma, entonces es que está pensando en la "mejor fórmula" para que no "avance" la modificación de la Loreg. "Esperamos que esta primera posición que puede parecer de bloqueo, con diálogo y trabajo se vaya modificando", confió.

El PSOE cierra la puerta (por ahora) a la reforma electoral que piden Cs y Podemos

Villegas sostuvo que Cs no tiene problema en hablar de los vetos o de RTVE, pero cuando se les convoque a reuniones específicas para hablar sobre ello, y en consecuencia su formación no admite que ambas cuestiones se utilicen como "excusas para no reformar la Loreg".

"Llamada genérica al diálogo"

Robles, por su parte, subrayó que a su grupo le gusta "trabajar en serio", y les importan en cambio "muy poco las fotos". "Este trabajo de brocha gorda y titular no nos gusta", criticó. Los socialistas remarcan que ellos prefieren seguir discutiendo sobre eventuales cambios en la Loreg donde toca, que es en la subcomisión de reforma electoral abierta en el Congreso a iniciativa suya, pero siempre que allí se trabaje pensando en los ciudadanos, y no en "la calculadora". Así que el aumento de la proporcionalidad ha de abordarse "en último lugar". "El PSOE tiene una prioridad, que es la defensa de la agenda social", enfatizó la portavoz.

Cs, que se reunirá la semana próxima con el PP, confía en que el PSOE al final salga del "bloqueo" y se preste a reformar "una ley del siglo pasado"

El número dos de Cs hizo ver que su partido no tira la toalla, pese a que el PSOE le expuso "claramente" que su prioridad no es cambiar la Ley Electoral, cosa que les dejó "sorprendidos". Según contó, las dos delegaciones se despidieron con una "llamada genérica al diálogo", aunque sin concretar "nada", por lo que Villegas entiende que PSOE y Cs seguirán hablando en otros espacios y también en la subcomisión parlamentaria. Entonces se comprobará si la formación de Sánchez sigue instalada "en el inmovilismo y el bloqueo". Ciudadanos se reunirá la semana próxima con el PP y, cuando concluya ese encuentro, hará un "análisis más completo" de qué ámbitos de consenso son posibles. Pero con el portazo de este miércoles del PSOE, ya pocas posibilidades puede haber. Se podría decir que la expectativa se ha pinchado. Nada nuevo.

El PSOE cierra la puerta (por ahora) a la reforma electoral que piden Cs y Podemos

Sin embargo, los socialistas creen que el único foro posible de interlocución sobre este tema es la subcomisión, y es allí donde ha de hacerse un trabajo "serio y riguroso", porque allí es donde pueden aflorar los "consensos", sostuvo Robles. Y es que el PSOE tampoco está dispuesto a cambios en la Ley Electoral si no está en el acuerdo el PP.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios