Sesión de control: Rajoy acusa a Rivera de equivocarse de rival por atacar al Gobierno y no a Puigdemont. Noticias de España
POR LOS FONDOS DEL FLA EN CATALUÑA

Rajoy acusa a Rivera de equivocarse de rival por atacar al Gobierno y no a Puigdemont

"¿Quién va a dimitir de su Gobierno?", planteó el presidente de Ciudadanos después de que el jefe del Ejecutivo asegurara que el FLA sólo iba dirigido a pagar facturas y servicios

Foto: El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, durante su intervención en la sesión de control al Gobierno. (EFE)
El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, durante su intervención en la sesión de control al Gobierno. (EFE)

La pugna entre el presidente del Gobierno y Albert Rivera va a más para empezar el nuevo periodo de sesiones en el Congreso. Acusado por el presidente de Ciudadanos de haber permitido que el 1-O, el "golpe de Estado", se financiara con cargo al FLA (Fondo de Liquidez Autonómico), Mariano Rajoy recomendó al dirigente de Cs que deje de "equivocarse de adversario" porque tiene la impresión de que dedica más tiempo a arremeter contra el Gobierno que contra los responsables de la intentona secesionista.

En la sesión de control al Gobierno y después de responder a preguntas de la socialista Margarita Robles y de Pablo Iglesias, quedó claro quién es para Rajoy el portavoz que más le inquieta. De hecho, Rivera pidió dimisiones en el gabinete si al final se prueba que el FLA sirvió para que Carles Puigdemont y Oriol Junqueras pagaran gastos del referéndum ilegal. "¿Quién va a dimitir de su Gobierno?", planteó el presidente de Ciudadanos después de que el jefe del Ejecutivo asegurara que el citado fondo sólo iba dirigido a pagar facturas y servicios de la Generalitat pendientes sin que el procedimiento pasara por manos de la Presidencia y las consejerías de la autonomía.

Rivera dijo que deseaba que fuera cierto lo que aseguraba Rajoy, pero que los jueces y la Fiscalía apuntaban a lo contrario y que Cristóbal Montoro había admitido la posibilidad de un desvío de fondos. Al añadir que alguien debería dimitir si se confirmaba su acusación contra el Gobierno, Rajoy saltó contra quien se revela como su principal adversario crecido con las encuestas.

El jefe del Ejecutivo aludía en su respuesta a los ataques que recibe de Rivera mientras su partido sigue paralizado en Cataluña y no toma medida alguna para frenar los planes de los separatistas a pesar de ser la fuerza política con más escaños en el parlamento autonómico. Inés Arrimadas no se atreve a postularse como candidata y siquiera han forzado una reunión de la Mesa del 'Parlament' para exigir a su presidente la puesta en marcha de la investidura, recordaban el día anterior en La Moncloa.

Muchos menos le molestaron a Rajoy las descalificaciones de Pablo Iglesias hacia el PP, partido al que una vez más presentó como nido de corrupción. La novedad aportada por el jefe de Podemos consistió en acusar a los miembros del Gobierno de ser carne de banquillo. "Ustedes podrían acabar en la cárcel si no prescribieran los delitos de corrupción", dijo Iglesias.

El presidente del Gobierno agradeció "las amables palabras" del dirigente podemita y le respondió que había dejado corto a Torquemada en su afán inquisidor al hablar como fiscal, instructor y tribunal para condenar a todo el PP.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios