MANIFESTACIÓN EL 25 DE FEBRERO EN BARCELONA

Tabarnia "va muy en serio" y desaparecerá solo si Cataluña "vuelve a la normalidad"

El "presidente legítimo" anuncia en Madrid la primera manifestación en favor del movimiento el 25 de febrero y asegura que "aunque es un espejo del absurdo independentista", es real

Foto: El dramaturgo y presidente de Tabarnia en el exilio, Albert Boadella. (EFE)
El dramaturgo y "presidente de Tabarnia en el exilio", Albert Boadella. (EFE)

Viva Tabarnia, que es lo mismo que decir viva España con un tono muy tranquilo”. Albert Boadella aterrizó en Madrid este martes acompañado por la ‘guardia de corps’ de su Gobierno, el de Tabarnia, para defender el movimiento, como no podía ser de otra manera, con grandes dosis de humor, “el gran antídoto del fundamentalismo”. El dramaturgo, elegido para presidir esa región imaginaria que abarca las provincias de Barcelona y Tarragona, convertida en el gran ‘azote’ del independentismo, reconoció que lo primero que hay que hacer en Cataluña “es quitar a esos monigotes para que vuelva el sentido común” —en referencia a los exmiembros del Govern que tanto anhelan una nueva investidura—.

Precisamente, aseguró Boadella, para acabar con esta situación y “evitar que se vuelva a llegar a estos extremos” ha nacido Tabarnia, cuyos rasgos fundamentales, explicó el presidente, “consisten en no distinguirse mucho de los de Zaragoza, Marsella e incluso Bruselas”. Cada frase de Boadella era contestada por el público aglutinado en la sede de la Asociación de la Prensa de Madrid con fuertes carcajadas. Hubo tiempo para críticas serias: “El victimismo del independentismo ha funcionado muy bien, han sido muy astutos y han conseguido hacerse pasar por víctimas”, afirmó. Sí hay características de los tabarneses distintas "a los que habitan la república catalana", aseguró, “nosotros tenemos el canal 3 del mando a distancia como el primer día, sin estrenar, y ellos lo tienen gastado por completo”, afirmó satíricamente entre reproches a TV3. También exigieron que todos los ciudadanos pidan con firmeza “el fin de las subvenciones para las entidades independentistas” alimentadas durante años con dinero público.

Tabarnia "va muy en serio" y desaparecerá solo si Cataluña "vuelve a la normalidad"

Y no solo hubo reproches para los dirigentes soberanistas. El humor llegó a La Moncloa, al considerar Boadella que la aplicación del 155 “es la puntita, nada más”, mientras volvió a sacar pecho por presidir un lugar como Tabarnia. Acompañado de “algunos de sus consejeros”, portavoces del movimiento y de plataformas que dieron vida a Tabarnia, como Barcelona is not Catalonia, los representantes de esta región imaginaria hicieron un llamamiento al constitucionalismo para manifestarse el próximo 25 de febrero en la Ciudad Condal con el objetivo de inundar las calles barcelonesas en favor de que termine este “bodrio teatral”, en palabras del portavoz Jaume Vives. Habrá una ofrenda floral a Rafael Casanova, "un patriota que los independentistas silencian".

El 'presidente de Tabarnia en el exilio', Albert Boadella (2d), posa junto al periodista y portavoz de Tabarnia, Jaume Vives (2i), el periodista y miembro de la plataforma Tomás Guasch (i) y el miembro de Barcelona is not Catalonia Miguel Martínez (d). (EFE)
El 'presidente de Tabarnia en el exilio', Albert Boadella (2d), posa junto al periodista y portavoz de Tabarnia, Jaume Vives (2i), el periodista y miembro de la plataforma Tomás Guasch (i) y el miembro de Barcelona is not Catalonia Miguel Martínez (d). (EFE)

En todo caso, los ideólogos de Tabarnia aseguraron que esto, por mucha broma que parezca, “va muy en serio”. Vives reconoció que la “esperanza más ambiciosa” es que el movimiento pueda quedarse en lo que es su primer objetivo, “ser el espejo del absurdo discurso independentista”, pero reconoce que es “una vía para no hundirnos con ellos” si el 'procés' sigue adelante. Vives también aprovechó para “pedir perdón” a los ciudadanos, conscientes de que su labor no hace sino seguir hablando del independentismo que tanto aburre a tantas personas, al tiempo que insistió en la esperanza de “desaparecer dentro de poco cuando Cataluña vuelva a la normalidad”.

El presidente de Tabarnia recordó que sus dirigentes nada tienen que ver con los partidos políticos constitucionalistas, “que nada quieren saber de nosotros y nos alegramos, porque así no hay contaminación”, reivindicando el espíritu de la sociedad civil a través de la que nacieron. También pidieron a los ciudadanos de fuera de Cataluña “no pagar con el resto de la comunidad el delirio de unos pocos” y agradecieron —otra vez en tono satírico— el impulso del movimiento gracias a personajes conocidos como “Gerard P. Bernabéu” (refiriéndose a Piqué) por sus declaraciones hace un día sobre el Espanyol cuando afirmó “pueden ser de Italia, China o Tabarnia”. El portavoz Jaume Vives agradeció al jugador del Barcelona “igualarnos a las potencias más importantes del mundo”. Y otra vez la sala estalló entre risas.

Boadella no dejó de enumerar los muchos asuntos de máxima importancia que Tabarnia tiene en sus manos, “como decidir dónde quedará el Monasterio de Montserrat con esta división territorial” (comentaba mientras los asistentes no aguantaban las carcajadas), y propuso una solución: “Que se quede en zona neutral, en una zona desmilitarizada y con un carril para tractores que permita el paso”.

El “consejero de Deportes”, Miguel Martínez (miembro de Barcelona is not Catalonia), insistió en que la razón de ser de Tabarnia no es otra que “luchar contra la manipulación histórica y contra el racismo identitario”. Terminó la conferencia al grito de “viva Tabarnia” y con Boadella afirmando que el “único 'president' legítimo” es él.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
47 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios