el barómetro recoge el efecto del 155 y el 21-D

Cataluña catapulta a Albert Rivera y castiga a PP, PSOE y Podemos

Solo Rivera se beneficia de toda la crisis catalana: el resto de formaciones cae con respecto al último CIS y PP y Podemos continúan su caída desde las generales

Foto: Rajoy, a las puertas de La Moncloa. (Reuters)
Rajoy, a las puertas de La Moncloa. (Reuters)

El barómetro del CIS de enero sigue dando como ganador al PP, aunque mantiene su caída: pasa del 33,03% de las generales de 2016 al 26,3% actual. En el polo opuesto, Ciudadanos escala a la tercera posición, con un 20,7% y siete puntos más de lo que consiguió en las urnas. El PSOE de Pedro Sánchez sube cinco décimas con respecto a las generales, aunque cae desde el CIS de octubre. Finalmente, la gestión de la crisis catalana castiga en mayor medida a Pablo Iglesias y su Unidos Podemos: pasa del 21,1% de las generales al 19%. En definitiva, PP y Unidos Podemos caen con respecto a la última cita con las urnas, el PSOE mejora algo si se lo compara con la cita electoral pero baja con respecto a octubre, y solo Ciudadanos coge impulso gracias a la crisis catalana.

Los datos que hoy publica el CIS recogen ya la huida de Puigdemont, las decisiones judiciales, el resultado de las elecciones catalanas del 21-D con el triunfo en votos y porcentaje de Inés Arrimadas, y llega justo después de que las encuestas de los institutos privados de opinión dieran, por primera vez, a Ciudadanos como hipotético ganador de unas elecciones superando a PP y PSOE.

Cataluña catapulta a Albert Rivera y castiga a PP, PSOE y Podemos

Sin embargo, este CIS se cuida mucho de dar más alas a la formación de Rivera: su subida de siete puntos desde las generales le sirve para dar el sorpaso a Iglesias y sus mareas. El sondeo confirma la grave crisis de identidad en la que se encuentra inmersa la formación morada que, con las confluencias, ya se encuentra en cuarta posición y a un punto y siete décimas de Ciudadanos. Además, las disensiones entre Podemos y En Marea y con la formación heredada de Alberto Garzón hacen suponer que la candidatura unida es cada vez más difícil, lo que supondrá la fragmentación del voto.

El último barómetro con intención de voto se realizó en octubre, pero no recogía ni el efecto de la aplicación del 155 por parte del Gobierno de Mariano Rajoy, ni la convocatoria de las elecciones catalanas ni, por supuesto, su resultado. Entonces, el CIS reflejaba una caída considerable de Unidos Podemos por su gestión de la crisis catalana (pasaba del 21,1% que obtuvo en las generales al 17,5%) y apuntaba ya al ascenso de la formación naranja de Albert Rivera, que pasaba del 13,05% al 17,5%. Por su parte, el PP seguía ganando las elecciones, pero con cinco puntos menos que en 2016: del 33,03% caía al 28%, y el PSOE de Pedro Sánchez apuntaba a la recuperación pasando del 22,66% de las generales al 24,2%.

Triple empate en voto directo

La encuesta arroja un dato significativo que muestra la igualdad casi técnica en la que se mueve hoy la intención de voto y la subida de Ciudadanos gracias a su gestión de la crisis catalana y a los resultados del 21-D: la intención directa de voto. Este concepto, que recoge las respuestas de los entrevistados 'sin cocina' por los técnicos del CIS muestra un triple empate técnico entre PP, PSOE y Ciudadanos.

Según el CIS, el PSOE encabezaría la intención directa de voto con un 15,9%, seguido de Ciudadanos con un 15,7% y del PP con un 15,5. En esta consideración, es decir, sin la cocina aplicada a la encuesta, la suma de Podemos, En Marea, Compromís y en Comú Podem se queda en el 10,6%.

Cabe destacar que entre quienes aseguran que no votarían de celebrarse hoy las elecciones, los que no saben o no contestan cuando se les pregunta por la intención de su voto suman un 30,5%, lo que significa que tres de cada 10 potenciales votantes no tienen decidido a quién votar o si acudirán a hacerlo. Un potencial de voto que, vistos lo apretado del voto directo y el triple empate técnico, puede cambiar completamente el resultado de las urnas.

Ficha de la encuesta

Ámbito: nacional.

Universo: población española de ambos sexos de 18 y más años.

Tamaño de la muestra: diseñada: 2.500 entrevistas.

Realizada: 2.477 entrevistas.

Afijación: proporcional.

Ponderación: no procede.

Puntos de muestreo: 253 municipios y 47 provincias.

Procedimiento de muestreo: polietápico, estratificado por conglomerados, con selección de las unidades primarias de muestreo (municipios) y de las unidades secundarias (secciones) de forma aleatoria proporcional, y de las unidades últimas (individuos) por rutas aleatorias y cuotas de sexo y edad. Los estratos se han formado por el cruce de las 17 comunidades autónomas con el tamaño de hábitat dividido en siete categorías: menor o igual a 2.000 habitantes; de 2.001 a 10.000; de 10.001 a 50.000; de 50.001 a 100.000; de 100.001 a 400.000; de 400.001 a 1.000.000; y más de un millón de habitantes. Los cuestionarios se han aplicado mediante entrevista personal en los domicilios.

Error muestral: para un nivel de confianza del 95,5% (dos sigmas) y P = Q, el error real es de ±2,0% para el conjunto de la muestra y en el supuesto de muestreo aleatorio simple.

Fecha de realización: del 2 al 14 de enero de 2018.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
52 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios