Además, deberá pagar 1,2 millones de multa

La 'beautiful people' también cae: dos años de cárcel al comisionista de Golf La Moraleja

El exgestor del avión privado del Real Madrid, amigo de Ramón Calderón y cuñado de Rubalcaba, Javier Goya Laza, defraudó a Hacienda más de 600.000 euros en su IRPF

Foto:

La Sección 17 de la Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a dos años de prisión y al pago de 1,2 millones de euros de multa a Javier Goya Laza, cuñado del exvicepresidente del Gobierno y exministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba, por defraudar a la Hacienda Pública más de 610.000 euros. Esta cantidad, según considera probado el tribunal, debió haberla abonado el acusado en su declaración de la renta de 2008 por haber cobrado una comisión de 1,5 millones de euros que le abonó Juan Miguel Osorio Bertrán de Lis, duque de Alburquerque, de Algete y de Alcañices, marqués de Cadreita, de Montaos y de Cullera y conde de Grajal y de Villanueva de Cañedo.

Este último tenía una finca en Algete y quería venderla. Goya Laza le facilitó el acceso a los responsables de la entidad Golf La Moraleja, que precisamente en ese momento estaban buscando un terreno para construir un campo de 18 hoyos en el norte de Madrid y con los que el cuñado de Rubalcaba tenía buena relación. Tras ponerlos en contacto, el duque de Alburquerque y los empresarios firmaron un contrato de opción de compra el 26 de junio de 2004 para vender una superficie de 121,5 hectáreas que seis meses después se amplió a 136. El acuerdo se formalizó casi cuatro años más tarde. Osorio Bertrán de Lis vendió las dos fincas a Golf La Moraleja por 35,9 millones de euros, que —en virtud del acuerdo previo (de febrero de 2004) entre el noble y Goya Laza— suponía el pago de los mencionados 1,5 millones de euros a favor del cuñado del exministro.

Ramón Calderón, expresidente del Real Madrid. (EFE)
Ramón Calderón, expresidente del Real Madrid. (EFE)

"A pesar de que el importe de la comisión era consecuencia del trabajo personalísimo realizado efectiva y personalmente por el acusado en su actuación personal y única —sin la colaboración de otras personas— de intermediación entre el pagador Osorio Bertrán de Lis y la entidad Golf La Moraleja, según contrato de 13 de febrero de 2004, el acusado no declaró en su declaración del IRPF correspondiente al ejercicio 2008 el importe de dicha comisión de 1,5 millones, lo que debía haber hecho al ser una renta obtenida por su personal intervención", argumenta la Audiencia Provincial.

En concreto, prosigue el tribunal, "Goya Laza debía haber declarado y tributado por la renta obtenida por su trabajo (...) integrando (...) en su base imponible la cantidad de 1,4 millones una vez descontados como gastos deducibles las cotizaciones en el régimen de autónomos de la Seguridad Social y los gastos de difícil justificación", lo que daría una "cuota debida" de 686.121 euros. A esta última cifra habría que restar, según la sentencia, los casi 75.000 euros que el tributante abonó en su declaración, lo que arrojaría una deuda del procesado con las arcas públicas de algo más de 610.000 euros. Esta última cuantía, de hecho, debe ser desembolsada por el condenado, como confirma la resolución, además de los 1,2 millones de euros de multa que contempla el alto tribunal madrileño.

Durante su declaración ante el tribunal, Goya Laza defendió que él podía cobrar, como reflejaba el contrato que firmó con Osorio Bertrán de Lis, a través de una sociedad. De hecho, los 1,5 millones fueron ingresados a nombre de Viajes Dublín, una parte, y de Comunicación y Management Sponsoring de Eventos Deportivos, otra. La segunda era 100% propiedad del condenado; la primera, al principio, era de su hermano. Tras morir este, el procesado se hizo con la mayoría de las acciones.

"En 2004 firmé el contrato a mi nombre, porque no creía que el negocio fuera para mí... todos los negocios que hacía eran para Viajes Dublín; la comisión la facturo a Comunicación y Management para proteger a Viajes Dublín, debido a que en 2002 salimos en la prensa porque estábamos en contacto con el Real Madrid y Ramón Calderón era el abogado de la familia Goya y decían que íbamos a quitar a El Corte Inglés el contrato de viajes del Real Madrid; monto Comunicación y Management en 2007 para evitar que salga Viajes Dublín como relacionado con el Real Madrid (...); para mí es una sociedad de Viajes Dublín", explicó el cuñado de Rubalcaba ante los tres magistrados que componen la Sección 17.

Según este mismo testimonio, Goya Laza gestionó el avión privado del Real Madrid, La Saeta, a través de su compañía Viajes Dublín, en cuya cuenta cobró parte del dinero de la comisión del negocio del golf, en 2006, cuando Calderón era presidente del conjunto blanco. El accidente de Spanair en 2008, sin embargo, continuó el declarante, "determinó que Calderón cambiara de avión". "El dinero de la comisión y el de La Saeta fue a Viajes Dublín", aclaró el condenado durante su intervención en el juicio oral celebrado en la Audiencia Provincial de Madrid.

Se contemplan de dos a seis años de cárcel para el delito contra la Hacienda Pública y una multa entre el doble y el séxtuple de la cantidad defraudada

Tanto la pena de prisión como la multa que conforman la condena dictada por el alto tribunal madrileño representan el castigo mínimo que la ley permitiría imponer a Goya Laza. En concreto, el Código Penal contempla de dos a seis años de cárcel para el delito contra la Hacienda Pública y una multa entre el doble y el séxtuple de la cantidad defraudada, que en este caso superaba ligeramente los 600.000 euros. Los magistrados justifican la imposición de dos años y no seis de prisión y de 1,2 millones de multa en lugar de 3,6 por "las circunstancias del hecho, cometido hace nueve años".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios