vista por injurias al cni

El pequeño Nicolás presenta un informe psiquiátrico de su "delirio megalomaníaco"

El juez suspende el juicio para estudiar el escrito y permite que la Fiscalía aporte un contrainforme elaborado por la clínica forense de los juzgados

Foto: Gómez Iglesias, durante la pasada edición de Fitur. (EFE)
Gómez Iglesias, durante la pasada edición de Fitur. (EFE)

El Juzgado Penal número 16 de Madrid ha decidido suspender el juicio contra Francisco Nicolás Gómez Iglesias que comenzaba hoy por las supuestas injurias vertidas por el joven contra el Centro Nacional de Inteligencia. El juzgado ha argumentado que debe estudiar el informe pericial presentado por la defensa del acusado, un escrito elaborado por una psiquiatra que trata de defender que el conocido como pequeño Nicolás es inimputable porque sufría un trastorno "megalomaniaco".

Gómez Iglesias, acusado de injurias por decir públicamente que el CNI pinchó su teléfono sin autorización judicial, presentó el informe al tiempo que reclamó la celebración de un juicio público, dado que los datos que aparecen en el escrito son de carácter personal y por lo tanto no deberían ser revelados. La vista estaba previsto que se celebrara esta mañana a partir de las 11.30 horas en el Juzgado de lo Penal número 16 de Madrid. Ahora se retrasa al próximo 15 de febrero, fecha en la que también se presentará un contrainforme psiquiátrico realizado por la clínica forense de los juzgados a petición de la Fiscalía.

La pericial la presentó la defensa de Nicolás con base en el informe que realizó el forense en 2014, tras la detención del joven, y que recomendaba un estudio psiquiátrico que ninguna de las partes había pedido hasta ahora. Tras la declaración de la perito hoy, que previsiblemente argumentará que Francisco Nicolás no debería ser imputable debido a sus rasgos psiquiátricos, el Juzgado 16 escuchará al propio acusado.

A continuación, prestará testimonio el exdirector adjunto de la Policía Nacional, Eugenio Pino, que presentó una denuncia ante el Juzgado de Instrucción número 2 de Madrid, que dirigió la investigación del caso, poniendo de manifiesto que el equipo de Asuntos Internos encargado de las pesquisas no tenía autorización para hablar con el CNI –dado que este organismo no era parte en el procedimiento declarado secreto- y que, por lo tanto, los agentes que lo hicieron pudieron incurrir en un delito de revelación de secretos.

En una conversación grabada por el diario Público entre un comisario y Pino, éste le confiesa que había estado comiendo con un coronel del CNI y que le había dicho que no le llamasen a declarar en el caso Nicolay porque, si lo hacían, tendría que decir que el centro tenía intervenido el teléfono de Gómez Iglesias.

El juicio se repite hoy por orden de la Audiencia Provincial de Madrid debido precisamente a que el anterior Juzgado que presidió la primera vista oral no permitió que declarase Pino. Tras recurso de Gómez Iglesias, la Audiencia ordenó volver a celebrar el juicio con otro juez e incluir el testimonio del exdirector adjunto operativo de la Policía.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios