el cabecilla estaba en cádiz

Una operación policial desarticula una trama de venta de viagra ilegal

La Unidad de Delitos Tecnológicos detiene a decenas de traficantes que adquirían las pastillas en el extranjero a través de internet y luego las distribuían por todo el país

Foto: Algunos comprimidos de viagra incautados en una operación policial desarrollada en 2010. (EFE)
Algunos comprimidos de viagra incautados en una operación policial desarrollada en 2010. (EFE)

Agentes de la Policía Nacional desarticularon ayer una organización criminal especializada en la distribución de pastillas contra la disfunción eréctil que no habían pasado por el control de las autoridades sanitarias españolas. En una macrooperación que conllevó el despliegue de decenas de funcionarios por varias provincias del país, los responsables de las pesquisas se incautaron de miles de píldoras que iban a ser colocadas a ciudadanos localizados a lo largo y ancho del territorio nacional.

En concreto, los agentes de la Unidad de Investigación Tecnológica de la Policía, especializados en el rastreo de los ciberdelitos, con el apoyo de otros departamentos, detuvieron ayer a decenas de personas en Cádiz, Sevilla, Huelva, Valencia y otras localidades españolas. Todas ellas pertenecían a la trama de traficantes que adquirían píldoras en el extranjero a través de internet.

Los delincuentes utilizaban la 'deep web' para localizar vendedores de este tipo de productos ilegales, que generalmente se encuentran en el extranjero, y hacían pedidos masivos. La mercancía llegaba días después por correo y los miembros de la organización la almacenaban antes de volver a distribuirla por medio de las redes que ellos mismos habían ido estableciendo a lo largo del tiempo.

El reparto lo hacían a través de estos canales o utilizando igualmente internet, dado que no son pocos los usuarios de estas pastillas que buscan este tipo de productos en la red. Distribuían el material, por lo tanto, también del mismo modo que lo habían conseguido. De hecho, según explican fuentes policiales, la cúpula de la banda contaba con pequeñas células que dependían de ella y que hacían el reparto de las píldoras a nivel local. La cúpula de la organización estaba localizada en Cádiz, donde de hecho ha sido detenido el cabecilla.

Los detenidos están acusados de un delito contra la salud pública, dado que los medicamentos que se venden en España deben estar convenientemente controlados por las autoridades sanitarias competentes, y una distribución de productos que no cumplen con los requisitos legales ni se someten a las exigencias normativas del país puede atentar contra la salud de los consumidores.

Intervención de viagra y otros productos en 2009. (EFE)
Intervención de viagra y otros productos en 2009. (EFE)

En España, son relativamente frecuentes las falsificaciones de fármacos de este tipo. Y no solo de viagra. Según los expertos, además de estas pastillas para la disfunción eréctil, los traficantes distribuyen sobre todo anabolizantes, esteroides, cialis o levitra, que son las mercancías más incautadas por la Policía y la Guardia Civil en sus operaciones. Los peligros de tomar este tipo de sustancias son elevados, ya que ninguna autoridad ha garantizado que tengan un origen fiable y, por lo tanto, pueden haber sido elaboradas con elementos no testados cuyas consecuencias son imprevisibles.

El Ministerio de Sanidad sostiene además que las organizaciones dedicadas a traficar con este tipo de remedios suelen obtener beneficios económicos incluso superiores a los que ingresan tramas dedicadas al trafico de drogas, dado que fabricar los primeros suele ser más barato y el mismo peso tiene un precio muy superior en el mercado negro en que se coloca que muchas sustancias estupefacientes.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios