Morales: Ascender es cambiar de destino y turno y muchas mujeres no pueden. Noticias de España
nueva subinsPectora de la policia municipal de madrid

Morales: "Ascender es cambiar de destino y turno y muchas mujeres no pueden"

La primera inspectora habilitada de la Policía Municipal de Madrid en 175 años asegura que trabajará por un cuerpo más eficiente, que prime el diálogo con los ciudadanos y apueste por más mujeres

Foto: Paloma Morales, subinspectora de la Policía Municipal de Madrid
Paloma Morales, subinspectora de la Policía Municipal de Madrid

Paloma Morales (Madrid, 1960) es la primera mujer que alcanza la categoría de subinspectora de la Policía Municipal de Madrid, la máxima escala profesional que se dirime por oposición hasta el momento en los 175 años de historia que contabiliza un cuerpo que apenas registra un 14% de personal femenino. Tiene muy claro que quiere dar voz a las mujeres y pretende trabajar para hacer un cuerpo más paritario desde su nuevo puesto de inspectora habilitada de Análisis Estratégico y de Desarrollo, un cargo de nueva creación que aglutinará a las unidades de estadística, de prevención y de formación y que tratará de mejorar la eficiencia en una institución que ha reducido su plantilla en más de mil agentes desde que comenzó la crisis.

Morales, que obtuvo la mejor calificación en el curso selectivo (un 9,31) y la cuarta en el total del concurso oposición de entre los nueve subinspectores que lograron superar la prueba, confía en que el protocolo de conciliación aprobado hace un año por la Jefatura de Policía Municipal tendrá efectos muy positivos para la mujer. En concreto, para que ellas asciendan con más facilidad. Entiende que hasta ahora la mayoría de las mujeres no se presentaban si quiera a las pruebas de promoción interna porque éstas conllevaban un traslado de destino o modificaciones en los turnos, cosa que no se dará ahora.

Cuando haya promociones internas veremos el efecto del protocolo, porque la conciliación es la causa que las mujeres no asciendan

"Queremos convocar próximamente oposiciones para cabo y esperamos que se vea ahí el efecto que tiene ese protocolo de conciliación, puesto que ya ascender no conllevará necesariamente cambios de sitio ni de horario; una comisión estudiará la flexibilidad de horario e incluso la reducción", explica. "Cuando pase un tiempo y haya promociones internas veremos el efecto del protocolo, porque la conciliación es la causa más importante que las mujeres no asciendan. "Hay una comisión de conciliación en la que se valoran las circunstancias familiares y se verá si realmente se puede adoptar alguna medida para disminuir los efectos negativos; puede ser desde acercamiento a tu domicilio en un destino más próximo, cambio de horarios, flexibilidad en la jornada laboral... Se pueden adoptar medidas en función de las circunstancias de cada uno", sostiene Morales, quien apunta que hoy por hoy también se está exigiendo que "todos los tribunales de oposición y de cambios de unidad sean paritarios, algo que ni siquiera cumplen los sindicatos".

Imagen de la Policía Municipal de Madrid
Imagen de la Policía Municipal de Madrid

Morales, que ha pasado por casi todas las unidades de la institución, entiende que hay que cambiar aún muchas cosas, pero que poco a poco se está haciendo. Recuerda que hace un año cambiaron el vestuario. "El uniforme que teníamos era masculino: las camisas se abotonaban en el lado de los hombres, la anchura del pantalón y de la cazadora era de hombre, el chaleco era masculino... y eso eran problemas para realizar tu trabajo de forma eficiente; ahora se han hecho desde la perspectiva de género y hay chalecos de mujeres", asegura.

"También estamos revisando todo el lenguaje, haciéndolo más inclusivo, tanto para uso dentro del cuerpo como para lanzar notas al exterior", añade la subinspectora, que será una de las cuatro personas que ejercerá como inspectora habilitada de los cuatro departamentos que sostienen la corporación. "Eso es bastante difícil y lo tenemos muy interiorizado; a mi de hecho me cuesta muchas veces hablar con lenguaje inclusivo, es complicado pero estamos trabajando en ello", confiesa.

Oficial con solo 20 años

Morales, que ingresó en la corporación en 1980 con solo 20 años, logró en 2002 la plaza de oficial, la segunda más relevante por debajo de la de subinspector, y fue trasladada a la Unidad Integral de Distrito de Chamberí, donde estuvo hasta 2004, año en el que pasó a formar parte del área psicosocial de la Academia de la Policía Municipal. No en vano era titulada superior en Psicología, contaba con un máster en Recursos Humanos y otro en Psicología Forense. En 2012 ingresó en la Unidad Central de Investigación de Policía Judicial y un año después fue nombrada responsable de la Unidad Integral de Distrito de San Blas.

"Mi formación me ha servido de mucho; quizá no hubiera desempeñado mis funciones sin esta formación académica; cada uno se hace con las experiencias de vida que tiene", valora Morales, que considera "muy positivo" que por fin haya una mujer en puestos de máximo nivel dentro de la Policía Municipal. "Es una muestra más de que las mujeres podemos ocupar cargos de responsabilidad en cualquier profesión y en esta especialmente, donde hay un índice de varones muy superior al de mujeres", afirma esta subinspectora que tendrá funciones de inspectora y que admite haber visto cosas que no le han gustado a lo largo de su carrera profesional, pero prefiere mirar hacia adelante.

Paloma Morales, subinspectora de la Policía Municipal de Madrid
Paloma Morales, subinspectora de la Policía Municipal de Madrid

"El acoso se da igual que se da en este cuerpo que en cualquier otra profesión donde haya relación entre hombres y mujeres; igual que en el resto de la sociedad; en nuestro cuerpo está representado como en el resto de la sociedad; hay protocolo de acoso y estamos incluidos en ese protocolo", se limita a describir Morales, que también pretende trabajar en mejorar la calidad de vida de las mujeres en temas de maternidad. "Hoy si estás embarazada, no puedes acceder al puesto de policía o escala técnica en oposición libre, salvo que coincida que ya ha nacido el niño y puedas realizar las pruebas físicas, necesarias para aprobar; sin embargo, en promoción interna, cuando hay un embarazo, lo que se hace es que la mujer está exenta de la prueba física hasta que empiece el curso de formación; realiza el resto de pruebas y, cuando pueda hacer las físicas, las hace y accede al curso de formación", relata esta subinspectora.

Antes, denunciábamos a los que se concentraban en el ocio nocturno, ahora hablaremos con ellos y buscaremos una solución para todos

Sobre la nueva deriva que está tomando la Policía Municipal, Morales entiende que el objetivo es llevar a cabo "un nuevo concepto de trabajo". "Vamos a trabajar de otra manera; queremos resolver los problemas de los ciudadanos, no solo resolver los incidentes", cuenta esta funcionaria, que pretende que "el ciudadano tenga las mejores condiciones de vida". "Por supuesto, tenemos que atender los servicios de urgencias, pero también queremos resolver los problemas de los ciudadanos y eso se hace trabajando de forma diferente, haciendo partícipes a los ciudadanos, buscando soluciones para todos".

En concreto, pone un ejemplo. "Si en un distrito un vecino llama constantemente a la Policía porque hay molestias de un grupo de personas que están en la plaza de al lado molestando, hasta ahora, íbamos, veíamos si estaban las personas, les denunciábamos si estaban cometiendo algún delito y nos íbamos", recuerda. "Ahora, si hay algún problema reiterativo, que se juntan personas en sus ratos de ocio, iremos, hablaremos con ellos y miraremos cuáles son las circunstancias que rodean esa situación para intentar buscar alternativas que no molesten a los demás, respetando el ocio de todos los ciudadanos, pero también respetando el derecho al descanso", afirma.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios