Atlético de Madrid: El fiscal pide un año de prisión para Lucas Hernández... por su viaje de novios. Noticias de España
rompió el alejamiento al casarse en las vegas

El fiscal pide un año de prisión para Lucas Hernández... por su viaje de novios

El futbolista, condenado a no acercarse a su pareja durante seis meses, se fue con ella de luna de miel y la policía le identificó cuando ambos aterrizaron en Barajas

Foto: Lucas Hernández, ante los juzgados de Majadahonda tras el episodio del pasado 2 de febrero por el que fue condenado junto a su pareja. (EFE)
Lucas Hernández, ante los juzgados de Majadahonda tras el episodio del pasado 2 de febrero por el que fue condenado junto a su pareja. (EFE)

La Fiscalía ha pedido un año de prisión para el futbolista Lucas Hernández por quebrantar la condena que le impuso el pasado 27 de febrero el Juzgado de lo Penal 35 de Madrid, que le castigó a cumplir 31 días de trabajos en beneficios de la comunidad y a seis meses de alejamiento a más de 500 metros de su pareja, Amelia de la Ossa Lorente, por el enfrentamiento que ambos protagonizaron en plena calle durante la madrugada del 2 de febrero anterior.

El ministerio público considera que esta última parte de la pena —la de la alejamiento— es la que incumplió el defensa del Atlético de Madrid cuando dos agentes de la Policía Nacional le sorprendieron en el filtro de entradas del aeropuerto Adolfo Suárez junto a De la Ossa apenas cuatro meses después de que el juzgado emitiera su resolución y casi tres semanas después de que se le notificara el fallo y, por lo tanto, comenzara a contabilizarse el tiempo de la prohibición de acercamiento.

En concreto, ambos aterrizaron en Barajas a las 9:30 del pasado 13 de junio con la compañía American Airlines procedentes de Miami. Según publicó 'ABC', venían de casarse en Las Vegas y de celebrar la luna de miel en las Bahamas. Meses después del viaje, ella hizo público que estaba embarazada a través de su cuenta de Instagram, donde colgó fotos de su ecografía. El ministerio público argumenta en su escrito de calificaciones que tanto Lucas como Amelia tenían "claro conocimiento" de que estaban obligados a cumplir la sentencia y, por lo tanto, la orden de alejamiento que esta conllevaba.

La Fiscalía entiende que, por este motivo, el futbolista incurrió en un delito de quebrantamiento de condena y pide que declaren en el juicio oral los dos agentes de la Policía que detuvieron al futbolista en el momento en que le identificaron en el aeropuerto de Madrid el citado 13 de junio. Aquel día, los funcionarios sorprendieron al jugador y a su ya esposa y les entregaron a ambos a la Guardia Civil, que únicamente trasladó a Hernández hasta el Juzgado de Violencia contra la Mujer número 3 de Madrid, que se encontraba en funciones de guardia y que, tras tomarle declaración, le dejó en libertad al tiempo que iniciaba un nuevo procedimiento judicial.

Lucas Hernández y su entonces novia, Amelia de la Ossa, durante el juicio oral por su enfrentamiento. (EFE)
Lucas Hernández y su entonces novia, Amelia de la Ossa, durante el juicio oral por su enfrentamiento. (EFE)

En el marco de este último caso es en el que la Fiscalía ha presentado su escrito de calificaciones, después de que el Juzgado de Violencia número 3 de Madrid decidiera concluir la instrucción y emitir el auto de transformación de la causa en procedimiento abreviado. Tras recibir la petición de pena por parte del ministerio público, el juzgado deberá ahora dictar un auto de apertura de juicio oral, que derivará el proceso a un penal especializado para que sea este último el que acoja el juicio y emita una nueva sentencia.

El episodio nocturno que dio origen a todo este conflicto que el futbolista aún dirime en los tribunales tuvo lugar durante la madrugada del pasado 2 de febrero, hace casi un año, cuando Lucas llegó a su domicilio de Las Rozas (Madrid) en coche pasadas las dos de la mañana tras cenar con unos compañeros y comenzó una fuerte discusión entre él y su pareja. Una vez que se encontraba en la puerta de la vivienda, se topó con Amelia, que le esperaba en el exterior, y comenzó la riña. Según la sentencia que emitió tres semanas después el juez Borja Vargues, ambos se infringieron daños mutuamente, él fue castigado por un delito de violencia de género y ella por un ilícito de violencia en el ámbito familiar. A ella, además, le cayó una multa de 180 euros por dañar parte del automóvil del jugador rojiblanco.

La Fiscalía, que había pedido siete meses de prisión para el deportista y otros seis para ella, penas que no fueron atendidas por el magistrado en ninguno de los dos casos, reclama ahora una condena mayor —un año de cárcel— por el quebrantamiento de la orden de alejamiento mencionada en la que habría incurrido Hernández al acercarse a De la Ossa a menos de 500 metros. El juicio rápido se celebró apenas dos semanas después, el 21 de febrero, justo el mismo día en que el Atlético de Madrid se enfrentaba al Bayern Leverkusen en la Liga de Campeones.

En su declaración, Lucas Hernández aseguró que en la discusión con su pareja únicamente se limitó a apartarla cogiéndola por la cintura para evitar que rayara el coche. De la Ossa, por su parte, contó que el futbolista la agarró por el cuello, le tapó la boca para evitar que gritara y la golpeó contra el vehículo. Según declararon los policías locales que intervinieron inicialmente y los guardias civiles que posteriormente detuvieron a la pareja, la chica no tenía lesiones externas de ningún tipo, aunque se quejaba de dolores en las costillas y en el costado. El jugador del Atlético de Madrid, por su parte, sí contaba con arañazos en la cara y en el cuello, relataron los miembros de las fuerzas de seguridad durante la vista.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios