el partido popular intenta reactivarse

El PP presiona a Rajoy para que esta vez agilice los nombramientos de candidatos

Los precedentes de las europeas de 2014 y las locales de 2015, con candidaturas clave lanzadas solo mes y medio antes de la convocatoria, abonan la inquietud en Génova

Foto: El partido presiona a Rajoy para preparar las elecciones de 2019. (Imagen: E. Villarino)
El partido presiona a Rajoy para preparar las elecciones de 2019. (Imagen: E. Villarino)

A la espera del plan de reactivación del partido que Mariano Rajoy presentará ante la junta directiva nacional, en el aparato de la sede de Génova, en el Grupo Popular y en algunas direcciones regionales como la andaluza o la de Madrid pretenden que esta vez se agilicen los nombramientos de los candidatos para la próxima cita electoral (municipales y autonómicas del 9 de junio de 2019) y no esperar hasta el final. Los precedentes de los fiascos en las europeas de 2014 y las locales de 2015, con candidaturas clave anunciadas mes y medio antes de la convocatoria, abonan la inquietud en la organización del PP.

Aunque el propio Rajoy instó a todo el partido después de las vacaciones de verano a que se pusiera a trabajar en los comicios de 2019, el bloqueo político por la intentona secesionista en Cataluña alcanzó inmediatamente después a toda la actividad de los máximos dirigentes del PP, sin tiempo para abordar las cuestiones organizativas y programáticas pendientes.

Los trámites formales para que las direcciones de ámbito provincial pongan en marcha sus propuestas han comenzado ya, pero la cuestión que apremia es la promoción de los principales cabezas de cartel en plazas fundamentales como Madrid, Valencia o Sevilla, antiguos feudos de los populares. El presidente nacional, Rajoy, tiene que decidir sobre esas designaciones, y más si no van a salir de las filas de los actuales grupos municipales.

Reunión de coordinación del PP en la que se ha preparado la junta directiva nacional del 15 de enero.
Reunión de coordinación del PP en la que se ha preparado la junta directiva nacional del 15 de enero.

La teoría que manejan en el aparato de Génova es que en paralelo o a continuación de los actos que se programen para relanzar al partido y sus propuestas en toda España se deben ir desvelando las candidaturas para las principales ciudades, entre marzo y junio.

El lanzamiento no presenta problema alguno en los casos de repetición evidente, aunque en ciudades como Málaga no se sabe ni eso porque el alcalde, Francisco de la Torre (76 años, en el puesto desde 2000), tiene que decidir primero si aspira a seguir. El problema mayor se registra precisamente en las grandes capitales, donde el PP se jugará la victoria o un nuevo fracaso si no recupera las plazas perdidas en 2015 por su propio descenso electoral (en beneficio de Ciudadanos) y, sobre todo, por los pactos entre Podemos y el PSOE.

La provisionalidad del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Madrid después de la salida de Esperanza Aguirre es la que tiene más alcance nacional. En la dirección del PP 'suponen' que Pablo Casado será el enviado a encabezar la próxima lista municipal y Cristina Cifuentes también presiona en ese sentido; pero Rajoy no ha dicho nada a nadie mientras siguen los rumores de que el reto de recuperar la capital de España puede ser para un miembro del actual Gobierno.

El vicesecretario general de Comunicación del Partido Popular, Pablo Casado. (EFE)
El vicesecretario general de Comunicación del Partido Popular, Pablo Casado. (EFE)

Frente a la teoría de que los nombres de los principales candidatos se deben conocer cuanto antes para que los aparatos y los propios candidatos tengan todo un año por delante para preparar los comicios, entre los veteranos de Génova recuerdan que también sería un año para exponerlos a los ataques de los demás partidos en los casos de políticos ajenos a la Administración municipal.

Rajoy siempre se ha tomado su tiempo para ese tipo de decisiones, sobre todo cuando conllevan cambios en el Gobierno. Pasó en 2014 al retrasar la designación de Miguel Arias Cañete, ministro de Agricultura hasta abril, aunque los comicios fueran en mayo. Casi apuró tanto al año siguiente para dar el visto bueno a las aspiraciones de Esperanza Aguirre a convertirse en alcaldesa de Madrid.

Esta vez la candidatura de las elecciones no se presenta complicada porque el antiguo número dos, Esteban González Pons, se ha consolidado al frente de la delegación de los eurodiputados españoles y dentro del Grupo Popular Europeo. En la dirección del PP dan por hecho que será el cabeza de cartel.

Después del descalabro de las elecciones autonómicas catalanas, cualquier retraso más allá de la primavera en las grandes decisiones pendientes de Rajoy sobre designación de candidatos como el de Madrid daría pie en el PP a especulaciones sobre cambios en el Gobierno para reconquistar poder municipal y en especial la capital de España.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios