reacción a los últimos movimientos de los secesionistas

El PP no se cree la jugada de Puigdemont y recuerda que el Gobierno hará cumplir la ley

La dirección del PP recuerda que el Gobierno y el Estado harán cumplir la ley ante cualquier nueva maniobra extravagante que intente el político prófugo

Foto: El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. (Reuters)
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. (Reuters)

La dirección del PP no se acaba de creer que Carles Puigdemont sea investido de nuevo por los independentistas presidente de la Generalitat por vía telemática, sin aparecer por el Parlamento catalán, y en cualquier caso recuerda que el Gobierno y el Estado harán cumplir la ley ante cualquier nueva maniobra extravagante contra la Constitución, el estatuto de autonomía o el reglamento de la Cámara que intente el político prófugo. Esa es la reacción de los populares a los últimos movimientos de los secesionistas emitida después de la primera reunión del año de Mariano Rajoy con el núcleo duro del partido.

El PP comienza el ejercicio pendiente de la formación del futuro ejecutivo autonómico en Cataluña. Las negociaciones de los Presupuestos y los necesarios pactos generales sobre pensiones, financiación de los gobiernos regionales o educación y otras reformas corren en paralelo con la fuente de inestabilidad del desafío independentista.

A la espera de un plan concreto de movilización para recuperar la iniciativa y responder al desgaste del Gobierno que Rajoy presentará en una Junta Directiva Nacional convocada para 15 de este mes, el PP sigue centrado en Cataluña. El vicesecretario general, Fernando Martínez-Maíllo, insistió en que no hay ningún amparo legal para que el Parlamento autonómico pueda investir a un presidente sin que el candidato concurra de forma presencial, defienda su programa y debata en persona con los portavoces de los demás grupos. “Es la esencia del parlamentarismo”, recordó.

Por si por la vía de la mayoría absoluta de los independentistas en la Cámara Puigdemont plantea un nuevo cambio de reglas como en el golpe de septiembre, el dirigente del PP señaló que la formación del nuevo Gobierno de la Generalitat, para ser considerado válido, “de entrada tendrá que ser legal”. Los populares quieren ver primero si ERC acepta ese tipo de trampas de su expresidente. “No adelantemos acontecimientos”, insistió Maíllo.

No obstante, el ‘número tres’ del PP quiso recalcar que la situación en Cataluña es muy distinta desde que se aplica el artículo 155 de la Constitución. Ese gran cambio consiste en que “el Estado como tal ya ha demostrado que sabe defenderse de quienes quieren vulnerar el Estado de Derecho, la soberanía nacional y los derechos de los españoles”. Martínez-Maíllo no pudo precisar si en el caso de violación del reglamento para inventarse la investidura “telemática” actuaría primero el Ejecutivo con un recurso ante el Tribunal Constitucional o dejaría que fueran los grupos parlamentarios de la cámara autonómica los que tomaran la iniciativa.

El dirigente del PP fue muy crítico con la falta de iniciativa de Ciudadanos en Cataluña. Su candidata y cabeza de lista más votada en los comicios del 21-D, Inés Arrimadas, no ha dado un solo paso para optar al cargo de presidenta de la Generalitat. “Se tiene que mover, que haga como Rajoy y busque apoyos, tiene que comportarse como un partido de Gobierno”, comentó Martínez-Maíllo además de recordar que hay ocho diputados independentistas que no se sabe si podrán estar en la Cámara para votar porque ahora mismo están encarcelados o huidos de la Justicia.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios