Accidentes: Las medidas de la DGT: más radares, nuevo examen del carné y plan contra reincidentes. Noticias de España
tráfico estrena el año con nuevas directrices

Las medidas de la DGT: más radares, nuevo examen del carné y plan contra reincidentes

Una nueva Ley de Tráfico, la adquisición de drones para controlar velocidad y distracciones y un plan para incentivar la renovación del parque de vehículos son otras de las medidas

Foto: El director general de Tráfico, Gregorio Serrano. (EFE)
El director general de Tráfico, Gregorio Serrano. (EFE)

La DGT se reinventa para 2018. Más radares en vías convencionales, incluidos los de tramo; publicación trimestral de la recaudación por sanciones de velocidad, un nuevo examen para obtener el carné y la retirada del permiso a los conductores reincidentes en alcohol y drogas son algunas medidas que Tráfico pondrá en marcha durante este año. Y es que 2017 se cerró con 1.200 fallecidos, una cifra muy superior a ejercicios anteriores. Estas medida han sido presentadas por el director general de Tráfico, Gregorio Serrano, en la rueda de prensa de balance de la siniestralidad vial de 2017, en la que ha enumerado las medidas que se llevarán a cabo después de que 52 grupos de trabajo hayan debatido durante el pasado año sobre los diferentes aspectos de la seguridad vial.

Una nueva Ley de Tráfico, cuyo borrador la DGT enviará al Ministerio del Interior en febrero, la adquisición de drones para controlar velocidad y distracciones y un plan para incentivar la renovación del parque de vehículos son otras de las medidas anunciadas por Serrano. En las iniciativas para un mayor control de los factores que inciden en la siniestralidad, Serrano anunció la aprobación de un plan contra los excesos de velocidad, que incluye un incremento de los radares en las carreteras secundarias, algunos de tramo, para ganar en operatividad, y precisó que se colocarán en función de la peligrosidad de la vía.

Serrano dijo que trimestralmente se publicará en la web el importe de la recaudación de los radares, recordó que los ayuntamientos ponen cinco veces más sanciones por velocidad que la DGT y señaló que España es el país con menor número de radares fijos de Europa, 27 por cada millón de habitantes frente a los 73 de la media europea. España es uno de los pocos países que publican y señalizan los radares fijos, según el responsable de la DGT, quien indicó que cuando el conductor sea detectado excediendo la velocidad también será interceptado por los agentes de la Guardia Civil para evitar que, como hacen algunos pocos, se declare que era otro el conductor (un familiar, un amigo...) y se le detraigan los puntos a este.

Gregorio Serrano no quiso precisar si en este plan de la velocidad se van a reducir los límites máximos en las carreteras secundarias o incrementar hasta los 130 km/h el tope máximo en determinados tramos de autovías y autopistas. De este modo, se limitó a recordar que todos los datos inciden en que a mayor velocidad más víctimas y que, en todo caso, se tendrán en cuenta las opiniones de los expertos para tomar medidas de este tipo. Tráfico quiere aprobar este año el protocolo para la aplicación del artículo del reglamento de conductores que permitirá suspender el permiso de conducir a quienes tengan dos o más sanciones en un año por consumo de alcohol y drogas. Unos reincidentes que tendrán que someterse a una evaluación en el sistema público de salud de la comunidad autónoma correspondiente.

Respecto a la adquisición de drones, Serrano no precisó su número, aunque dejó claro que no solo se utilizarán para controlar la movilidad, sino también la velocidad y las distracciones, sobre todo por el móvil —"una lacra", en sus palabras—, y señaló 2019 como el año en el que estarán operativos, si bien confía en que alguno lo pueda estar este año una vez se forme en su uso a los funcionarios. Tráfico quiere reformar el modelo de examen para el carné de conducir y que los aspirantes no puedan someterse a él sin haber acudido antes a clases en la autoescuela, para evitar, según Serrano, "la avalancha de alumnos sin preparar que se presentan actualmente y que están colapsando las jefaturas". El director precisó que se introducirán nuevo material, incluidos vídeos, y nuevas materias, y la conducción con sistemas de ayuda como los navegadores, a la vez que se ofrecerá al aspirante un curso previo de concienciación sobre los riesgos al volante.

Un centenar de examinadores más, descontando a los que se jubilan, campañas de comunicación sobre los colectivos más vulnerables —los próximos protagonistas serán motoristas y peatones—, la adquisición de 50 parques infantiles y el desarrollo de planes de educación vial son otras de las medidas enumeradas por Serrano. Entre las reformas legales, Serrano citó una nueva Ley de Tráfico, cuyo borrador presentará la DGT al ministerio en febrero, que, a su juicio, servirá de "revulsivo" y que incluirá todas las medidas que se debatieron con los 52 grupos de trabajo citados. El paquete de medidas incluirá la aprobación del plan estratégico estatal de la bicicleta, de la estrategia de seguridad vial 2018-2020 con vistas a 2030, un plan del vehículo para incentivar la renovación del parque y otro contra la siniestralidad de los colectivos más vulnerables. "La única medida sería que todos cumpliéramos las normas", zanjó Serrano, quien no obstante ha reconocido que el 99% de los conductores conduce de forma "razonable y sensata". "El problema es que hay un 1% que no lo hace y eso son más de 300.000 conductores".

Datos negros

Por otro lado, un total de 1.200 personas han fallecido en 1.067 accidentes en las carreteras españolas durante 2017. Se trata de 39 muertos y 28 accidentes más que en 2016, lo que supone un incremento en ambos casos del 3%, según ha desvelado el director general de Tráfico. Este cómputo solo tiene en cuenta los fallecidos en vías interurbanas y los datos están contabilizados a 24 horas.

Supone la peor cifra de víctimas mortales desde 2013, año en que se registraron 1.134 fallecidos, un 6% menos que en 2017. Serrano ha atribuido este ascenso en el ejercicio 2017 al "incremento importante" en el parque de vehículos y en los desplazamientos. Según ha señalado, se han registrado menos fallecidos en autopistas y más en carreteras convencionales (67% del total).

Un accidente de tráfico en Navarra. (EFE)
Un accidente de tráfico en Navarra. (EFE)

En todo caso, 2017 se convierte en el segundo año consecutivo en que se incrementa el número de víctimas mortales en las carreteras después de 14 años seguidos de descensos en los fallecidos, si se tiene en cuenta el cómputo a 24 horas. El número de fallecidos en las carreteras ya superó al del total de 2016 el pasado 19 de diciembre.

Desde 2004, la siniestralidad vial ha ido disminuyendo año tras año, hasta que esta tendencia se rompió en 2016, con 30 fallecidos más que en 2015. Además, desde hace dos décadas no se producían dos años consecutivos de aumento en las víctimas mortales.

Entre los fallecidos, se han incrementado el número de ciclistas, con 44 muertos frente a los 33 de 2016; motoristas, con 240 frente a los 214 de 2016, así como los registrados en furgonetas y turismos. Sin embargo, han descendido los peatones, 91 frente a 120 en 2016. También han bajado los heridos hospitalizados, un total de 4.887, 336 menos que en 2016 (un 6% menos).

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios