valoran PARTICIPAR EN LA COMISIÓN TERRITORIAL

Iglesias reaparece en el aniversario de la Constitución sin esperanzas de reforma

Desde Unidos Podemos no descartan participar en la comisión territorial pactada entre PP y PSOE tras el 21-D, pero avanzan que los hipotéticos cambios serán regresivos y forzarán un referéndum

Foto: El presidente del Senado, Pío García Escudero (i), y la presidenta de la Cámara Baja, Ana Pasto (c), saludan al líder de Podemos, Pablo Iglesias (d), durante la recepción que se celebra en el Congreso de los Diputados con motivo del Día de la Constitució
El presidente del Senado, Pío García Escudero (i), y la presidenta de la Cámara Baja, Ana Pasto (c), saludan al líder de Podemos, Pablo Iglesias (d), durante la recepción que se celebra en el Congreso de los Diputados con motivo del Día de la Constitució

Los números no dan para un cambio constitucional, de carácter progresista, en la presente legislatura. Desde Unidos Podemos cada día se muestran más pesimistas sobre las posiblidades de aspirar a una reforma constitucional que blinde derechos y resuelva el conflicto territorial. Así lo trasladaron este miércoles los representantes de la formación que participaron en la recepción oficial del Congreso de los Diputados con motivo del Día de la Constitución. Pablo Iglesias reapareció en los actos del 39 aniversario de la Carta Magna, tras no haber participado el pasado año, marcados por las elecciones catalanas del 21-D, y en un contexto interno de debate en su organización para profundizar en los cambios constitucionales que necesitaría el país. Esta tarde, precisamente, Iglesias disertará junto a Javier Pérez Royo, catedrático de Derecho Constitucional en la Universidad de Sevilla, y María Eugenia Rodríguez Palop, profesora de Filosofía del Derecho en la Universidad Carlos III, en el acto "Nuevos acuerdos para un impulso constituyente'.

La conclusión en la que llevan coincidiendo los principales dirigentes de Unidos Podemos desde las últimas semanas es que la única aritmética posible, que ahora representaría el pacto entre PP y PSOE para iniciar trabajos en la comisión territorial del Congreso, no es halagüeña. En su memoria sigue presente la reforma del artículo 135, y avanzan que una reforma de la mano de los dos principales partidos sería "regresiva". Su receta pasa por la convocatoria de un reférendum, mecanismo para el que cuentan con los diputados suficientes, de cara a frenar una hipotética reforma conservadora.

La prioridad de la formación pasa por una moción de censura que desaloje al presidente Mariano Rajoy de la Moncloa, pero esta opción también se ha ido desinflando desde que Pedro Sánchez dio sus primeros pasos como nuevo secretario genereal de los socialistas y quedó prácticamente enterrada tras el apoyo del PSOE a la aplicación del artículo 155. Las relaciones están rotas desde entonces.

Unidos Podemos no descarta que se produzcan acuerdos de mínimos en cuestiones como la regeneración democrática o la reforma de la ley electoral, para hacer el sistema más proporcional, pero además de la arimética las posiciones encontradas no dibujan un escenario demasiado positivo. El diálogo y el debate sí son máximas de la formación liderada por Pablo iglesias que no descarta que se puedan producir en esta legislatura, aunque está en el aire su duración y los resultados del 21-D, y sobre todo las negociaciones posteriores para la elección de un 'president', serán decisivas. Con todo, en conversiones informaciones con los periodistas, la portavoz del grupo confederal, Irene Montero, no descarta participar en la comisión territorial pactada entre PP y PSOE tras el 21-D.

La apertura de un "gran diálogo de país", centrado en lograr un nuevo acuerdo social, un pacto territorial y un acuerdo frente a la corrupción, han sido los tres ejes que cree que deben sustentar el debate constitucional, según ha incidido Pablo Iglesias. En declaraciones en el Congreso a su llegada al acto institucional del día de la Constitución, Iglesias ha asegurado que que en este momento hay un debate en España que "incumbe a toda la sociedad" y no se puede resolver con comisiones parlamentarias, en alusión a la que estudiará en el Congreso el modelo territorial y a la que no se ha incorporado Podemos.

Su planteamiento es abrir un caminos de diálogo y acabar con la "dinámica de choque de trenes" que ha dominado el escenario hasta ahora, y ese diálogo constitucional, según propone, debe girar en torno a tres ejes, como recoge EFE. El primero, el modelo social, porque, según ha dicho, uno de los grandes acuerdos de la Constitución del 78, que fue la garantía de los derechos sociales, se ha roto, y es necesario recuperarlo para garantizar el empleo o la protección de quienes se encuentran en posición más difícil.

Como segunda prioridad, Iglesias ha apelado a un "acuerdo territorial" que "implica que hablen y dialoguen los que no están de acuerdo"; y en tercer lugar ha marcado como necesario un acuerdo frente a la corrupción. "Este país no puede seguir liderado por un presidente del Gobierno que según han dicho los tribunales estuvo cobrando sueldos en B durante diez años", ha enfatizado. El líder de Podemos cree que esos debates "constitucionales" son los que deben darse en España para "construir un nuevo diálogo y nuevos acuerdos de país".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios