la polémica abre la campaña del 21-d

Moscú protesta por carta a Margallo tras vetar su versión sobre la 'injerencia' catalana

La polémica respecto al envío masivo de mensajes a favor del independentismo desde territorio extranjero ha pasado de las redes a ciertos medios, y de estos al Congreso

Foto: El exministro de Exteriores José Manuel García-Margallo, tras ser elegido presidente de la comisión mixta de Seguridad Nacional. (EFE)
El exministro de Exteriores José Manuel García-Margallo, tras ser elegido presidente de la comisión mixta de Seguridad Nacional. (EFE)

Las acusaciones a Rusia sobre las supuestas injerencias en Cataluña vertidas en la comisión mixta de seguridad nacional del Congreso de los Diputados van camino de generar una crisis diplomática. El embajador ruso en Madrid, Yuri Korchagin, ha remitido una carta con fecha de este miércoles a la atención del exministro de Exteriores José Manuel García Margallo, que preside dicha comisión, por no tomar en consideración la postura oficial de su país, según consta en la misiva a la que ha tenido acceso este diario. "Me atrevo a recordarle, señor presidente, que la embajada de Rusia en Madrid expresó repetidamente la postura oficial de nuestro país, que consiste en un total apoyo a la integridad territorial de España y define la situación en Cataluña como un proceso interno con el cual no tenemos nada que ver", alega en la misiva.

Korchagin añade que, "por extraño que sea y pese a las relaciones verdaderamente amistosas que existen entre nuestros dos países, esta posición de Rusia no fue tomada en consideración durante la sesión" de la comisión. Según las averiguaciones que ha podido realizar este diario, Margallo habría estado dispuesto en un primer momento a incluir la postura oficial de Rusia respecto a este polémico asunto, que está siendo utilizado como arma arrojadiza en la campaña del 21-D, pero Ciudadanos, a través del diputado Miguel Gutiérrez, que forma parte de la mesa, se negó e incluso llegó a expresar, según fuentes presenciales, que "si está molesto, que patalee".

La comisión, celebrada esta mañana, se prolongó durante pocos minutos más cerrándose a comentar la postura remitida por el Kremlim a través de la embajada rusa. Desde la formación naranja explican que el presidente quería que el embajador compareciera en la comisión y lo que solicitó la formación fue poder leer la carta antes de tomar ninguna decisión sobre si el embajador debe comparecer o no.

En la anterior sesión de la comisión, celebrada el pasado jueves, fue abordada la polémica sobre las "injerencias rusas". En ella participó la experta del Real Instituto Elcano Mira Milosevic-Juaristi, quien explicó su tesis sobre la desinformación en torno a la crisis de Cataluña y apuntó al Gobierno de Vladimir Putin como sostén de esta injerencia en redes sociales con el objetivo de "debilitar" a la Unión Europea y todo Occidente.

En sus materiales, relata el embajador ruso en la carta, "los periodistas citan a una investigadora del Real Instituto Elcano que ha comparecido ante los diputados y se ha posicionado como experta en la 'campaña de desinformación por parte del Gobierno de Rusia' sobre la crisis catalana, a pesar de no tener, según sus propias palabras, 'pruebas materiales ni huellas informáticas' que lo demuestren. Sin embargo, sus afirmaciones, según los periódicos, fueron interpretadas por la mayoría de los miembros de la comisión como datos fiables".

La embajada ya remitió otra carta al Real instituto Elcano el pasado 16 de noviembre en relación con dicho informe para expresar su sorpresa e indignación, recordando las tradicionales relaciones diplomáticas existentes entre Rusia y España. "Sorprende que las referidas afirmaciones de la citada investigadora aparecen publicadas por una institución patrocinada por organismos oficiales de España, entre ellos el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación", que también participa en la financiación del 'think tank'.

El embajador hace hincapié en el hecho de que pasasen inadvertidas por los diputados que forman parte de la comisión las declaraciones del subdirector general del Centro Criptológico Nacional, Luis Jiménez, en las que aseguraba que no fue detectado durante la crisis catalana "ningún ciberataque procedente de países externos, tampoco de Rusia".

Por último, Yuri Korchagin adjunta un texto con extractos de la doctrina militar rusa, para rebatir una tesis del informe con el que trabaja la comisión del Congreso y que asegura que "Moscú usa la guerra de la información como estrategia militar y así lo recoge la vigente Doctrina Militar de la Federación Rusa". "Desconocemos las fuentes sobre la materia que utilizó el respetado experto para su informe, quizá tuvo lugar una confusión con las doctrinas militares de otros países", argumenta.

La polémica respecto a un envío masivo de mensajes a favor del independentismo desde territorio extranjero, especialmente y siempre presuntamente desde Rusia y Venezuela, ha pasado de las redes a ciertos medios, y de estos al Congreso, coincidiendo con el arranque de la precampaña en Cataluña. De ahí los trabajos de la comisión, que tiene previsto culminar con un informe de recomendaciones que será remitido al Gobierno. Asimismo, determinados medios de comunicación han acusado a Podemos de tener vínculos con este país. "Ya hemos sido proetarras, bolivarianos, venezolanos, iraníes... Hemos sido todo tipo de cosas", lamentaba irónicamente el secretario de Organización, Pablo Echenique, preguntado por estas informaciones.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios