Feliciano Blázquez, mentor y amigo del expresidente

Muere el político que llevó a Aznar al barro del mercado y fundó el clan abulense del PP

La primera contribución de Blázquez a la carrera de Aznar fue sacar de una cafetería al 'recomendado' de Fraga para llevarlo a pedir el voto a los mercados de ganado de Ávila

Foto: Feliciano Blázquez, a la izquierda de José María Aznar. (Foto: www.jmaznar.es)
Feliciano Blázquez, a la izquierda de José María Aznar. (Foto: www.jmaznar.es)

Feliciano Blázquez, mentor político, confidente y amigo de José María Aznar, además de 'padre' del clan abulense del PP (Ángel Acebes, Sebastián González o ahora Pablo Casado), ha muerto a los 82 años en la capital de la que fue su circunscripción como diputado y senador durante dos décadas. Retirado de la política desde 2004, Blázquez era uno de los últimos protagonistas de la transición de la vieja Alianza Popular opositora de los primeros años ochenta al PP de poder de los noventa.

Como él mismo contaba, su primera contribución a la carrera de Aznar fue sacar de una cafetería al 'recomendado' de Manuel Fraga para llevarle al mercado de ganado de su ciudad para que pisara el barro y las boñigas. Era el otoño de las elecciones de 1982 y la encomienda consistía en que Aznar (29 años entonces) sacara un escaño por Ávila, feudo de Adolfo Suárez. El aspirante superó con nota la prueba: los tratantes abulenses dieron el aprobado al joven valor 'cunero', entre otras cosas por la autoridad del mentor sobre el terreno.

Blázquez, hijo de un arriero de una aldea de la ribera del Tormes, al pie de los picos de Gredos, era médico de profesión y ejerció como anestesista en el hospital Nuestra Señora de Sonsoles de la capital de la provincia al mismo tiempo que levantaba AP, y luego el PP una vez que José María Aznar empezó a hacer carrera en la dirección nacional del partido. Y mientras tanto, le dio tiempo a impulsar la carrera de un valor local, Ángel Acebes, quien de alcalde de la capital pasó a coordinador general y después al Gobierno en varias carteras.

En el Congreso, Blázquez presidió la comisión de Sanidad de la Cámara entre 1996 y 2004, hasta dejar paso y escaño a otro abulense, Sebastián González, número tres del aparato del partido como secretario de Organización. Al retirarse del Congreso en cuanto el PP perdió las elecciones, presumía de haber inventado el 'modelo Ávila' en la gestión política, que se basaba en tres principios, "trabajo, trabajo y trabajo", y una máxima, "colaboración y apoyo mutuo entre generaciones". Los datos de los comicios le avalaban: desde 1987, la organización provincial abulense del PP por él puesta en marcha ha ganado todos los comicios generales, autonómicos y municipales celebrados en la circunscripción, con mayorías que oscilaban entre el 50 y el 60% de los votos.

El clan abulense forjado por Blázquez se da cita para despedir en la ciudad de los caballeros a su representante político más querido: desde Aznar a Acebes, pasando por Sebastián González, Antolín Sanz o Pablo Casado como último 'cunero' recriado en la provincia con clara proyección de futuro.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios